Escrito por Tendenzias

Consejos para adelgazar después de las vacaciones

Durante las vacaciones siempre hay platos deliciosos, frescos y llenos de sabor. Ya sea invierno o verano, siempre hay un momento para relajarse durante las vacaciones y disfrutar de la comida sin culpa. Y es que están los sorbetes, los helados, los cócteles y los aperitivos en la terraza, apetecibles en cualquier época del año. No puedes vivir a base de dieta toda tu vida. Además, no es bueno para la mente, porque te mantiene en un estado de constante estrés.

Por eso, en verano nos olvidamos de contar las calorías y dejamos que la cabeza esté de vacaciones. Pero cuando llega el momento de regresar a la rutina, es hora de volver a ponerse en forma. Y no hay nada como unos consejos para adelgazar después de las vacaciones.

consejos-para-adelgazar-despues-de-las-vacaciones-perder-peso

En Viviendosanos no queremos restricciones a la hora de comer, hay que disfrutar de la comida. Pero cuando uno quiere cuidarse, hay que cumplir con una serie de normas para evitar el sobrepeso y todo lo que conlleva. Por esos, queremos daros unos consejos para adelgazar después de las vacaciones. Para que no te lleves un mal recuerdo de los días en los que comiste de más.

Consejos para adelgazar después de las vacaciones

Cuando estamos disfrutando de las vacaciones, siempre hay algún plato que nos gusta mucho. O a veces, platos regionales que no hay que dejar de probar. Y, muchas veces, el gusanillo nos pica para que pidamos postre o nos tomemos algún aperitivo. Nos lo podemos permitir de vez en cuando, pero cuando se nos va de las manos, se convierte en kilos y centímetros de más.

Por suerte, las vacaciones no son eternas y podemos volver al ritmo de vida normal, con trabajo y ejercicio. Aquí pondremos en marcha unos cuantos consejos que son perfectos para volver a la rutina y ponernos en forma.

Comida equilibrada

Tenemos que alimentarnos con todo tipo de alimentos. Cada uno de ellos tienen nutrientes esenciales para nuestro organismo. Necesitamos de todo, pero sin abusar. No dejes de tomar verduras, frutas, legumbres, hidratos, grasas y sobre todo, proteínas ya sean animales o vegetales. Pero recuerda siempre, sin abusar.

Vigilar los impulsos

Venimos de las vacaciones malacostumbrados y hemos pillado la manía de picar entre horas o comer cosas que no debemos. Tenemos que controlar  a nuestro cerebro y reprogramarlo para decirle que eso no lo necesitamos. Solamente respira hondo y pasa de largo.  Ayudará mucho deshacerse de tentaciones innecesarias que puedan estar por casa.

No saltarse las comidas

Saltarte las comidas no hará que adelgaces más rápido. Sólo hará que acumules el hambre para otra hora del día. Como mucho, para el día siguiente. Y al final acabarás tomando el doble de calorías estipuladas en un arranque de hambre. Con el estómago lleno, aguantarás siempre y será más fácil evitar las tentaciones.

Ejercicio regular

Es hora de salir a correr, coger las mancuernas, ir a las clases de pilates… No hace falta que lo hagas todo a la vez, pero recuerda siempre estar activo. Con una hora al día de ejercicio, podrás conseguir tu objetivo de manera rápida.

Pequeñas metas

consejos-para-adelgazar-despues-de-las-vacaciones-pequeás-metas

No te obsesiones. No perderás esos diez kilos de un día para otro. Hay que ir despacito y con buena letra. Recuerda que la paciencia es un arma poderosa, así que establece pequeñas metas que irás consiguiendo cada semana. Como perder medio kilo en la semana. Así, seguirás animado en seguir con la rutina.

Aumenta los líquidos

Es muy probable que hayas tomado menos líquidos y no muy buenos: bebidas alcohólicas y refrescos llenos de azúcar. Es hora de cambiarlos por agua, aguas infusionadas con frutas y verduras e infusiones. En seguida, verás cómo empiezas a deshincharte de un día para otro.

Evita el estrés

El estrés segrega cortisol y esta hormona se come todo el músculo que creas y almacenes más grasa. Puede que te entre ansiedad con la dieta, pero se puede solucionar con algo de meditación. Mata dos pájaros de un tiro haciendo yoga. Podrás meditar y hacer ejercicio.

Consigue snacks saludables

Cuando entra el hambre, a veces no se puede frenar. Por eso, siempre es bueno tener a mano aperitivos saludables. Barritas de proteínas (las de cereales están hasta arriba de azúcares, así que asegúrate que son de proteínas), frutas, palitos de verduras con crema agria, frutos secos… Matarás al gusanillo del hambre, de manera saludable y además, son aperitivos buenísimos.

Planifica las comidas

Si planificas tus comidas, irás un paso por delante, porque no tendrás que ir improvisando sobre la marcha sobre qué vas a comer. Es más, si pones un menú semanal sobre la puerta de la nevera, sabrás qué hay para comer en cada momento. Es un alivio, porque así sabes que no habrá ninguna fuga en la comida.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Procura desayunar

El desayuno es la comida más importante de la mañana. Cuando haces un desayuno rico en proteínas, muchas vitaminas, unos pocos hidratos y grasas saludables, podrás con toda la mañana. Incluso puede que no tengas hambre hasta bien entrada la hora del almuerzo. Prueba con un sándwich de jamón.

Compra inteligente

Es hora de hacer la compra y mejor que vayas después de comer. Está demostrado que cuando vas a la compra son hambre, lo quieres todo y cuando llegas a casa, sólo tienes porquerías. Cuando vas con el estómago lleno, tienes el cerebro funcionando de manera más objetiva. Evitarás los caprichos.

Comer en la mesa

Si comes delante de la tele o comes delante del ordenador, tu cerebro no está centrado en la comida. Parecerá que solamente comes de manera mecánica, porque tienes la cabeza en otro lado y comes mucho más de lo normal. Se aconseja sentarte a la mesa y disfrutar de la comida en condiciones. Incluso, comerás menos.

consejos-para-adelgazar-despues-de-las-vacaciones-comer-en-la-mesa

Espera a la saciedad

20 minutos es lo que tarda el cerebro en mandarte la señal de que está saciado. Por eso, come con tranquilidad y espera antes de que te sirvan el próximo plato, para saber si realmente tienes hambre o no. Muchos repiten por gula, otros porque no esperan a que la saciedad llegue al cerebro.

Con estos consejos para adelgazar después de las vacaciones, podrás ponerte en forma en menos tiempo de lo que esperas. Procura no convertirlo en una dieta, sino en un estilo de vida más saludable. Una forma de comer y comportarse que te mantendrá sano durante décadas.

¿Qué trucos utilizas tú para recuperar el estilo de vida saludable y evitar los centímetros de más? Compártelos con nosotros en Viviendosanos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

También te puede interesar:

Fuentes de las imágenes:

  • http://www.sportlife.es/
  • http://nutricionlibre.blogspot.com.es/
  • http://www.cronicanorte.es/

ViviendoSanos.com

Newsletter