Escrito por Tendenzias

Ajo | Propiedades, beneficios y cómo tomarlo

El ajo es el antibiótico natural más eficaz que puede proporcionar la naturaleza. Es un antimicrobiano que tiene muchos efectos beneficiosos sobre el corazón y la circulación. Además, tiene propiedades antisépticas, diuréticas y antipiréticas (contra la fiebre).

Ajo-propiedades-beneficios-y-como-tomarlo-ventajas

Gracias a su capacidad antipirética, es muy útil para la prevención y tratamiento de los resfriados. También se puede emplear para detener la evolución de la arteriosclerosis y en el tratamiento de enfermedades agudas y crónicas, como la bronquitis, los catarros y, en general, las enfermedades respiratorias, como la neumonía y la tuberculosis.

Si los ajos se preparan en forma de esencia pueden ayudar a aliviar estados asmáticos y actuar como un limpiador de la sangre. Otro de sus múltiples beneficios es que las preparaciones a base de ajo pueden estimular el crecimiento del cabello. Y ahora ya sí. Comenzamos a hablar del ajo: propiedades, beneficios y cómo tomarlo,

Propiedades el ajo

Los ajos  tienen un rico valor nutritivo, conformado por su alto contenido de vitaminas A, B1, B2, B6, C y E, aminoácidos, adenosina, minerales (hierro, selenio, azufre, silicio, yodo y cromo), enzimas compuestos biológicamente activos, entre ellos, por ejemplo, la alicina. La alicina es un potente antibiótico muy eficaz en la eliminación de microbios y bacterias que causan enfermedades respiratorias y digestivas. Por otro lado, su función antibiótica natural lucha contra las bacterias dañinas sin afectar a las bacterias que son buenas para nuestro organismo.

El ajo contiene sustancias con potencial antimicrobiano, antiviral y anticoagulante. Tiene propiedades diuréticas, expectorantes, antifúngicas (contra los hongos), antiespasmódicas, vasodilatadoras, broncodilatadoras e inmunoestimulantes.

Beneficios del ajo

Ajo-propiedades-beneficios-y-como-tomarlo-ajos-frescos

Los ajos son un alimento muy eficaz en la prevención de muchas enfermedades y dolencias cardiovasculares. Así, por ejemplo, puede ayudar a la reducción de la presión arterial, gracias a la estimulación de la producción de sulfuro de hidrógeno, que puede relajar los vasos sanguíneos y mejorar el flujo de sangre en el cuerpo. Por otra parte, ayuda a prevenir y reducir el endurecimiento de las arterias, una afección dificulta y puede llegar a paralizar el flujo sanguíneo.

Este alimento es excelente para la digestión. A pesar de de ello, hay que tener en cuenta que en algunas personas puede generar gases. Su ingesta no se recomienda para aquellos que tienen problemas de acidez gástrica avanzada.

El consumo habitual de ajo beneficia el sistema digestivo, ya que contribuye a un mejor procesamiento de los alimentos ingeridos. Además, el ajo ayuda a la eliminación de los desechos del cuerpo y ayuda a eliminar las bacterias que causan daño al intestino sin afectar la flora intestinal beneficiosa para los procesos de digestión.

Como ya hemos explicado, el ajo es un excelente diurético que contribuye a eliminar líquidos y toxinas. Conseguir este efecto en el cuerpo es muy sencillo. Basta con mezclar cuatro dientes de ajo machacados en un litro de agua y tomar dos tazas de esta mezcla durante dos semanas. Antes de repetir la toma de este preparado es prudente esperar, por lo menos, una semana completa.

Por último, varios estudios sugieren que existe una relación directa entre el consumo regular de ajo y la disminución del riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer, debido a sus propiedades antibacterianas y a su capacidad para bloquear la formación de sustancias cancerígenas. El ajo parece tener resultados particularmente buenos en la prevención de diferentes tipos de cáncer, sobre todo aquellos que afectan el tracto gastrointestinal. La explicación podría estar en su alto contenido de azufre.

Cómo tomar ajo para la salud

Para asegurarnos de obtener el máximo provecho de los beneficios y bondades del ajo es recomendable no calentarlo. Si toleramos bien su sabor, para obtener más beneficios lo mejor es consumirlo crudo.

Ajo-propiedades-beneficios-y-como-tomarlo-dientes-de-ajo

Sin embargo, quienes no resistan tomar ajo crudo directamente puede optar por incorporarlo al pan amasado, a un puré, a una salsa o a la mayonesa. Cuando el ajo se cocina, ya sea hervido, frito o al vapor, pierde parte de sus propiedades, lo cual no significa que deje de ser beneficioso, sin mencionar que el ajo frito agrega un sabor delicioso a las comidas. Una forma de ingerir ajos crudos y obtener el máximo de sus propiedades y beneficios es preparar agua de ajo. Para ello, solo se deben machacar algunos dientes de ajo y añadirlos a 200 ml de agua. Dejamos reposar por algunas horas y tomamos unos sorbos de agua a lo largo del día.

El ajo se puede utilizar para fortalecer el sistema inmunológico pero lo ideal es contar con la guía de un experto. El exceso de consumo está contraindicado para aquellas personas que ya están tomando anticoagulantes y para aquellos que tienen problemas gastrointestinales. Las mujeres embarazadas no deben tomar grandes cantidades, al igual que las personas que vayan a ser sometidas a una cirugía.

No olvidemos que, por más propiedades y beneficios que este alimento tenga, es ante todo un condimento. Las carnes (de pollo, de res o de cerdo) y el pescado sazonados con ajo nos descubren todo un mundo de sabores inimaginables.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Investigaciones recientes han demostrado que cocinar la carne de res junto con ajo reduce al máximo los elementos cancerígenos que se disparan al cocinar este tipo de carne. La carne roja desarrolla agentes cancerígenos durante la cocción. Éstos están directamente relacionados con el cáncer de mama y de colon. Si deseas disfrutar los placeres de la carne sin mayores riesgos, el ajo es la solución.

Siempre resulta interesante conocer las propiedades y beneficios que los alimentos aportan a nuestra salud pero al mismo tiempo debemos estar alerta ante posibles manifestaciones negativas que se puedan producir en nuestro organismo. Ante la presencia de cualquier síntoma extraño es importante consultar con un especialista en nutrición, ya que es posible que estemos ante un caso de intolerancia.

El ajo es un producto casi mágico pero no debemos caer en el error de intentar tratar todas nuestras dolencias con ajo y esperar un milagro. Los ajos son muy buenos, pero en la dosis adecuada.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://www.elnuevoherald.com/
  • http://contralacaidadelcabello.com/
  • http://www.lavanguardia.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter