-    Escrito por gon

Amapola, calmante de la tos

La amapola es originaria de la cuencua mediterránea. Y es que, además de ser algo característico en nuestros paisajes durante largo tiempo, es una planta realmente útil en medicina, por diversas virtudes que iremos conociendo detenidamente a continuación.

amapolas.jpg

Tiene propiedades calmantes y sedantes de sus alcaloides, destacando su acción tanto sedante como inductora del sueño, siendo ideal en este caso para personas que puedan padecer de insomnio, o a las que les cueste conciliar el sueño.

En su composición, son característicos los mucílagos, que proporcionan propiedades suavizantes y antitusígenas, convirtiéndola en un calmante realmente destacado de las irritaciones de garganta y de la tos, acción destacada sobre todo teniendo en cuenta la época en la que nos encontramos.

Por su suavidad a la hora de actuar, está particularmente aconsejada en caso de ancianos y niños.