Escrito por Tendenzias

Los peligros de los analgésicos: remedios naturales como sustitutivos

Como venimos tratando el tema del “dolor de cabeza” y sus diferentes tipos y orígenes y hemos hecho mención del mal hábito de recurrir por cualquier dolor a los analgésicos, hoy en Viviendo Sanos nos referiremos más en profundidad a ésta errónea solución.

 sdfsdf.jpg

¿Por qué las “Panaceas” anti-dolor que ofrecen los analgésicos pueden ocasionar el efecto contrario al buscado?
Pues, esto sucede cuando las personas que presentan con regularidad estos fuertes dolores pretenden aliviarlos o desterrarlos y caen en la automedicación casi a diario o en dosis mayores a las recomendadas.

El organismo se acostumbra a tener en la sangre un cierto nivel de droga y cunado ese nivel desciende, inmediatamente siente la necesidad de consumir un nuevo calmante. En un primer momento, el consumo de estas sustancias brinda una sensación de alivio inmediata. En especial en quienes padecen cefaleas tensionales. Pero, con el tiempo el dolor se vuelve más frecuente y el afectado equivocadamente aumenta las dosis de medicamentos o toman por inercia y antes de sentir cualquier molestia, estos “analgésicos”.

Esto empeora los cuadros, sumado a que la jaqueca o migraña tienen un proceso en el que resultan bastante difíciles de identificar los motivos responsables del dolor. Es un tipo de dolencia difusa que se ubica, al igual que en el caso de la cefalea tensional, en la nuca, el cuello y en los costados de la cabeza y puede traer aparejados problemas de sueño, irritabilidad o cuadros depresivos.

Las personas que sufren estos dolores arrastran desde hace años, estos malos hábitos, que lo único que hacen es retrasar y alejarlos de las verdaderas soluciones.
Por lo que el mejor hábito que pueden comenzar a hacer propio es el de consultar al médico clínico, para que en todo caso él disponga la medicación adecuada o los derive al profesional que corresponda.

Otras actividades que siempre van a sumar, son la práctica de ejercicios respiratorios, yoga, etc. Y prestar atención para erradicar aquellas cotidianeidades que nos consumen, y generan estas situaciones negativas en nuestra salud.

Imagen: drogueriavida

ViviendoSanos.com

Newsletter