Escrito por Tendenzias

Los peligros de los analgésicos: remedios naturales como sustitutivos

En este post trataremos de explicar los peligros de los analgésicos: remedios naturales como sustitutivos. Veremos que son muchos y que pueden perjudicar seriamente el organismo. Si bien por un lado la industria farmacéutica debería tener por objetivo ofrecer a los pacientes la ayuda que necesitan para el tratamiento de las distintas dolencias, muchas veces esta ayuda se trasforma en un lucro constante.

Los-peligros-de-los-analgésicos-remedios-naturales-como-sustitutivos

Incluso los avances científicos que, sin ninguna duda, se orientan al bienestar de todas las personas, terminan siendo convertidos en negocios. No cabe duda que la medicina le otorga grandes beneficios a la humanidad. Sin embargo, la inmensa propaganda hace que las personas abusen de los medicamentos sin receta médica. De ello se encarga la publicidad en una sociedad de consumo que hace que el consumo de esos medicamentos se transformen en un consumo nocivo.

Los peligros de los analgésicos

Los peligros de los analgésicos que parecerían medicamentos inofensivos se basa en el peligro sobre personas que los consumieron sin receta médica y que luego comenzaron a consumir heroína. Ese consumo no se originó de inmediato sino pasados 5 años y significa un firme peligro en el consumo de los analgésicos.

Los-peligros-de-los-analgésicos

Por ejemplo, el ibuprofeno es un antiinflamatorio no esteroides que, junto a John Nicholson, Colin Burrows y Andrew Dunlop, descubrió Stewart Adams en 1961. El ibuprofeno se consume como antiinflamatorio con frecuencia para aliviar el dolor de cabeza, dolores musculares o dolores dentales. También se consume como parte del tratamiento de la artrosis gotosa, la artritis reumatoide. En momentos de dolor, el consumo de ibuprofeno se hace esencial.

A pesar de que Adams probo por sí mismo el efecto del ibuprofeno para la resaca con un resultado efectivo y es, además, uno de los analgésicos de mayor consumo, tiene aspectos negativos. Te Lacent, la revista médica especializada, anunció  las complicaciones gastrointestinales que ocasiona su consumo excesivo. De hecho, este consumo excesivo, además de las complicaciones gastrointestinales, también afecta al sistema cardiovascular y a nivel del intestino delgado.

Por este motivo, en el Reino Unido se llevó a cabo una investigación médica que publicó The Lacent tras la cual se recomendó la reducción de la prescripción del ibuprofeno, la cual solo debe ser ajustada a los casos imprescindibles. De hecho, anunció también que es preciso la búsqueda de tratamientos alternativos mientras sea posible. Pero es fundamental su reemplazo cuando se conocen antecedentes familiares de cardiopatías o cuando la persona es un paciente de riesgo como, por ejemplo, si padece hipertensión o hipercolesterolemia.

De hecho, el mismo estudio dio a conocer que los pacientes que consumen con exceso ibuprofeno presentan un mayor índice de ataques al corazón, sobretodo cuando ese exceso se eleva por encima de los 2400 mg por día. Por eso, algunas marcas comerciales no pusieron a la venta la dosis que supera los 400 o los 600 miligramos.

El National Center For Biotechnology sacó una publicación sobre el ibuprofeno y su incidencia como medicamento de riesgo en relación a problemas intestinales. Incluso Alessio Fasano, director del centro de investigación celíaca del hospital central de Massachusetts, señaló que cuando se consumen los fármacos no esteroides como el ibuprofeno la enfermedad celíaca es un desencadenante.

Remedios naturales como sustitutivos de los analgésicos

Para evitar los peligros de los analgésicos la mejor alternativa son los remedios naturales que conforman sus sustitutos como, por ejemplo:

La quina

De la quina se utilizó su corteza como medicamento en la época precolombina de Ecuador, Colombia y Perú. Fue en el año 1931 cuando sus beneficios medicinales fueron reconocidos en Europa gracias a que Agustino Salumbrino, un farmacéutico que pertenecía al colegio máximo de San Pablo de Lima, envía a Alonso Messia Venegas, un jesuita que lleva la quina a Roma.

Remedios-naturales-como-sustitutivos-de los-analgésicos

Entre su composición se encuentran alcaloides como la cinconidina, la quinidina y la quinina, además de componentes astringentes como los trímenos, los dímeros y los taninos proantocianidinas y ácidos orgánicos, compuestos terpénicos.

La corteza de sauce

La corteza de sauce es un analgésico natural que presenta en su composición salicina igual que las aspirinas, pues es la  misma sustancia presente en muchos otros medicamentos que se orientan a calmar dolores. Para su uso se prepara un infusión con una porción pequeña de corteza de sauce en agua hervida y se consume cada ocho horas. Es una planta medicinal para calmar dolores como la cefalea tensional.

El aceite de menta

El aceite de menta es otra de las alternativas que funciona como sustituto de los analgésicos. En este caso funciona de modo tópico para realizar masajes, con una acción sedante sobre las zonas con dolor.

Uña de gato

La uña de gato como sustituto de los analgésicos farmacológicos funciona con su acción antiinflamatoria como, por ejemplo, para el tratamiento de la gota, la artrosis y la artritis. Se consume en infusiones a partir de la decocción de la corteza seca, 5 gramos por taza de agua hirviendo. También se puede consumir uña de gato en cápsulas como extracto estandarizado de 300 miligramos, pues las indicaciones para su consumo se pueden leer en el prospecto de las cápsulas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Veneno de abejas

El veneno de abejas, con su poder antiinflamatorio, es conocido desde hace más de 3000 años. Se utiliza para el tratamiento de dolores gracias a las sustancias presentes que cuentan con acción analgésica, pues estimula la circulación en zonas de poca irrigación, como los cartílagos y los huesos. También aumenta la secreción del cortisol plasmático, con lo cual es un estimulante de la glándula hipófisis suprarrenal.

El chile

El mismo chile que se incorpora como ingrediente en las comidas cuenta con capsaicina como parte de una sustancia que, además de otorgarle el típico picor, ayuda de manera tópica en forma de ungüentos o cremas a la reducción de la sensibilidad nerviosa.

También te puede interesar:

Fuentes de imagen:

  • http://farmaceuticainmavinue.blogspot.com.ar/
  • http://www.elnuevoherald.com/
  • http://bcprimshotel.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter