Escrito por Tendenzias

Bajos niveles de vitamina D, aumentarían el riesgo de mortalidad por cáncer de mama en un 75 por ciento.

Las mujeres con deficiencia en vitamina D, en el momento en que son diagnosticadas con cáncer de mama, tienen casi el 75 por ciento más de probabilidades de mortalidad por la enfermedad, además de que su cáncer tiene dos veces más de posibilidad en propagarse a otras partes del cuerpo, que las mujeres con suficientes niveles de vitamina D.

“Este estudio de vinculó los efectos de la vitamina D, con la agresividad de la enfermedad“, dijo Walsh JoEllen de la Universidad de Albany, que no participó en el estudio. “Se sugiere que el nivel de la vitamina D puede afectar la forma en que la enfermedad progresa”.

Una serie de estudios previos han demostrado firmemente que la deficiencia de vitamina D se asocia con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, colon, esófago, páncreas, próstata y tal vez otros.

Sin embargo hasta ahora ningún estudio ha examinado la forma en que los niveles de vitamina D afecta el progreso de cualquier cáncer.

Entre 1989 y 1995, los investigadores evaluaron la sangre de 512 mujeres que habían sido recientemente diagnosticadas con cáncer de mama, donde todos los casos fueron localizados, en el sentido de que la enfermedad no se había propagado más allá de la mama y la región de la axila, siendo el promedio de edad de los participantes era de 50 años.

Esto se tradujo en un 73 por ciento mayor riesgo de muerte entre las mujeres que fueron deficientes de vitamina D y un 94 por ciento mayor riesgo de la propagación del cáncer.

Entre un tercer grupo de las mujeres, no clasificadas como deficientes en la vitamina, pero todavía por debajo de los niveles en sangre óptimos, no hubo diferencia en las tasas de muerte por cáncer.

Via| Natural.N

Image; flickr

ViviendoSanos.com

Newsletter