Escrito por Tendenzias

10 beneficios del silencio que te sorprenderán

Si eres de los que no pueden estar callados ni un minuto, después de este artículo cambiarán muchas cosas en ti. El silencio nos produce muchos beneficios, más que hablar, los cuales te los presentamos a continuación para convencerte de que el silencio es un bendición.

10 beneficios del silencio que te sorprenderán

Apunta todos los beneficios y propiedades que nos aporta estar en silencio y haz del silencio algo parte de ti y de tu forma de ser.

Alivia la tensión

La hormona de cortisol está relacionada directamente con el estrés. Cuando el cerebro escucha sonidos fuertes, manda una orden al cuerpo para que segregue esta hormona, por lo que cuando hablamos o nos hablan, estamos en realidad en un estado de tensión que no es nada bueno para el cuerpo. Por lo que si estamos en silencio, seremos capaces de liberar cuerpo y mente.

Restaura tu energía

Con las tareas que realizamos en nuestro día a día, en nuestro cerebro se produce una carga excesiva debido a la toma de decisiones, sobre todo. Es por esto que, cuando estamos agotados de todo el día es prácticamente imposible que te concentres en algo, porque tu cerebro está cansado. Sin embargo, a través de espacios de descanso en silencio, para que el cerebro se relaje y recargue su energía.

Incrementa la creatividad

Esto es lo que se conoce como cognición autogenerada y hace liberar nuestra mente para que comience a divagar y nos quedemos en un estado de ensoñación. De esta manera, tu mente puede volar y comenzar a ser realmente creativo.

Estimula la regeneración neuronal

Según un estudio realizado en 2013 demostró que pasar unas horas en silencio, diariamente, hace que las células se regeneren en el hipocampo. De esta manera, el silencio también ayuda a la salud de nuestro cerebro.

Mejora tu salud

Otros estudios también han demostrado que aquellos sonidos que superan los treinta decibeles, puede causar cierto estrés en el cerebro y ya sabemos todas las consecuencias que puede sufrir nuestro cuerpo y nuestra mente a través del estrés o la ansiedad. De la manera contraria, el silencio ayuda a mejorar nuestro sistema inmunológico.

Reduce los problemas de corazón

Como decíamos, el silencio es una manera de relajar nuestro cuerpo y nuestra mente, por lo que es altamente beneficioso para evitar los problemas de corazón. Cuando sufrimos de ansiedad o estrés, nuestra presión arterial aumenta y nos puede causar algún problema en el corazón.

Baja tu presión sanguínea

Igual que ocurre con la presión arterial, también ocurre con la presión sanguínea. Cuando hablamos, nuestra presión sanguínea aumenta, lo que tampoco es demasiado beneficioso para nuestra salud. Para bajar esta presión, podemos hacer ejercicios de relajación pero también podemos tomarnos unos segundos en silencio al día y conseguiremos que esta presión sanguínea disminuya.

Aumenta tu capacidad de atención

¿Alguna vez te ha ocurrido que, cuando hay demasiado ruido, te es imposible concentrarte? Esto es totalmente normal. Cuando hay ruido o personas hablando, nuestro cerebro se siente sobre-estimulado y no puede centrarse en más cosas. De esta manera, estando en silencio, nuestro cerebro solo tiene que ocuparse de aquello que queremos que se ocupe.

Le da más a energía a tu cerebro

Como hablábamos antes, nuestro cerebro se regenera cuando está descansado y no está siendo estimulado por nada. Tomarnos unos minutos al día para estar en silencio, ayuda a nuestro cerebro a recuperar esa energía que ha perdido durante el día y todos los estímulos que ha recibido. De esta manera, en los descansos que tengamos en el trabajo, es muy recomendable que estemos unos minutos en silencio para que el descanso realmente nos sirva para descansar nuestro cerebro y volver a cargar las pilas.

Aumenta tus capacidades cognitivas

Igual que el silencio beneficia la creatividad, también nos ayuda a focalizarnos en la tarea que estemos realizando, por lo que aumenta nuestra concentración, como ya hemos dicho antes, y consecuentemente aumentan también nuestras capacidades cognitivas.

ViviendoSanos.com

Newsletter