UP

-     Escrito por loreal

Alimentos con calcio: sésamo

Solemos creer que debemos consumir muchos alimentos con calcio, para tener huesos y dientes fuertes. Las dos afirmaciones, en cierto modo son incorrectas:  El exceso de calcio puede representar algunos problemas para la salud y este mineral no solo presta sus servicios a los huesos y los dientes.

Los alimentos con calcio son ampliamente conocidos. La leche y todos sus derivados son la principal fuente de este mineral en su estado natural. Sin embargo, el trigo, la col, todos los granos y las legumbres verdes también son fuentes importantes de calcio natural.

Pero existe un alimento que, por sus características especiales y por ser fuente abundante de calcio natural, que es el tema que nos ocupa hoy, merece una reseña detallada en cuanto a sus propiedades, sus beneficios y la forma de consumirlo. Ese alimento es el sésamo.

Por qué es importante tomar calcio: sésamo

Aunque la función principal del calcio es la construcción de huesos y dientes, labor que realiza con la ayuda del fosforo y el magnesio, este mineral también participa en la coagulación de la sangre, la excitabilidad neuromuscular, la transmisión de impulsos nerviosos, regulación de la frecuencia cardiaca, fortalecimiento de las contracciones del miocardio, activad de la actividad enzimática y los procesos de cicatrización de heridas.

¿Sorprendente? Por supuesto. Talvez las múltiples bondades de este mineral, nos hace pensar que debemos consumirlo en grandes cantidades. Pero lo cierto es que un adulto normal, no necesita consumir más que 0.8 gramos de este mineral al día. ¿Pero qué sucede si consumimos calcio en grandes cantidades?

Aunque la lógica nos diga que se pueden potenciar al máximo sus beneficios, esto no es así. El exceso de calcio en el cuerpo produce un fenómeno conocido como hipercalcemia que, entre otros, produce los siguientes efectos:

  • Impide la absorción de hierro por parte de las células.
  • Fatiga mental, debilidad física, somnolencia.
  • Taquicardia
  • Hipertensión
  • Micción excesiva acompañada de aumento de la excreción de potasio

Ahora que tenemos claros los beneficios del calcio, cuáles son los alimentos con calcio y los peligros de abusar del consumo de este material, podemos adentrarnos en los beneficios y las características del sésamo, como fuente de calcio natural, y de múltiples beneficios.

Propiedades del calcio del sésamo

El sésamo es una semilla que ofrece muchos beneficios para la salud. Durante siglos ha sido la base de la comida de muchas culturas asentadas en oriente medio.

Y no es para menos. El exquisito sabor de estas pequeñas semillas y sus atractivos colores, que van desde el blanco hasta el negro, las hacen ideales para la confección de sofisticados platos de la gastronomía internacional. Muchos ejemplos de ellos los encontramos en la cocina libanesa.

El sésamo es rico en proteínas, grasas, carbohidratos y fibras. Gracias a ello, esta semilla tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol, proteger las células contra el cáncer y proporcionar efectos antioxidantes.

La semilla de sésamo contiene una amplia gama de elementos nutricionales, un 52 por ciento de lípidos (ácidos grasos insaturados), por lo que proporciona una acción eficaz en la reducción de colesterol en la sangre, como ya lo hemos anotado.

Contiene lecitina, sustancia astringente que juega un papel importante en los tejidos nerviosos. Junto con la soja, la semilla de sésamo es la fuente más abundante de lecitina en la naturaleza. Un poco más del 20 por ciento de su valor nutricional, está conformado por esta proteína, que, entre otras virtudes, tiene la capacidad de activar la producción de metionina, un aminoácido esencial en la función inmune del organismo.

El poder vitamínico del sésamo también merece ser mencionado: Las vitaminas principales presentes en la semilla de sésamo son: Vitamina A y E (Tocoferol), Vitamina B1 (Tiamina) y Vitamina B2 (Riboflavina).

Al igual que otras semillas ricas en aceites, el sésamo es rico en minerales y oligoelementos, especialmente el calcio, fósforo, hierro, magnesio, cobre y cromo.  Gracias a su alto contenido de calcio, es que hacemos mención de esta semilla en este informe.

Y es que el calcio contenido en la semilla de sésamo, es muy eficaz para calmar los nervios, contener la ansiedad y disminuir los síntomas mentales del estrés. El contenido de calcio en las semillas de sésamo, es superior al de la leche de vaca.

Por si esto fuese poco, el calcio del sésamo, tiene acción laxante, gracias a la presencia de mucilago, mismo que se activa al hidratarla semilla previamente en agua pura.

Aunque ya hemos mencionado los efectos benéficos del calcio en general, el presente en las semillas de sésamo, gracias a la interacción estratégica con otros elementos, tiene las siguientes virtudes:

  • Fortalece los tendones y los huesos
  • Vigoriza el hígado y los riñones
  • Actúa como un tónico general, sobre todo después de una hemorragia
  • Combate los dolores de articulaciones y los efectos del reumatismo
  • Evita la caída temprana del cabello
  • Proporciona elasticidad a la piel ya que tiene un gran poder antioxidante
  • Evita el infarto del miocardio y la trombosis arterial

Podemos encontrar tres variedades de semillas de sésamo en el mercado. El blanco, el beige y el negro.  Las tres representan una buena opción para el consumo humano y en general tiene las mismas propiedades, aunque el sésamo negro contiene niveles ligeramente superiores de Vitamina A y antioxidantes.

¿Cómo debemos consumir el sésamo?… la forma ideal es ingiriendo la semilla completa y cruda. Sin embargo, cualquier alimento que contenga sésamo, acabará aportando sus beneficios para el cuerpo.

Hoy en día es fácil encontrar diversos alimentos que contienen esta semilla. Igualmente, podemos incorporar la semilla en diferentes recetas caseras, como tortas, sopas, arroz o ensaladas.

Consumir una o dos cucharadas de semillas de sésamo, como postre al día, nos garantiza gozar de todos los beneficios que hemos mencionado sobre este maravilloso alimento. Alimentos con calcio.

Fuentes de imágenes:

ViviendoSanos.com

Newsletter