Escrito por Tendenzias

Colesterol alto: un riesgo para nuestra salud

Cuando se llega a la edad adulta es recomendable hacerse chequeos o analíticas cada cierto tiempo, así podremos controlar que nuestros niveles de azúcar o colesterol son los correctos. Cuando hablamos de colesterol estamos hablando de un tipo de grasa que se encuentra en todas las células de nuestro cuerpo, cuando los niveles de grasa se elevan pueden provocar problemas muy graves de corazón. El motivo de titular a este artículo Colesterol Alto: un riesgo para nuestra salud, saber qué es el colesterol, qué síntomas produce el colesterol alto o cómo aprender a controlarlo en casa.

 Colesterol alto: un riesgo para nuestra salud | Qué es

Como ya hemos comentado, el colesterol es un tipo de grasa o lípido que se encuentra presente en todas las células que forman nuestro cuerpo, el motivo es porque el cuerpo la necesita de esta grasa para poder funcionar correctamente. Pero necesita la grasa justa, unos niveles altos de colesterol hará aumentar la probabilidad de sufrir alguna enfermedad cardíaca u otros problemas incluido problemas cerebrovasculares.

Cuando el médico nos habla de unos niveles altos de colesterol en una analítica de sangre, se referirá a hiperlipidemia o hipercolesterolemia.

Colesterol alto: un riesgo para nuestra salud | Tipos de Colesterol

Comúnmente hemos oído hablar de colesterol bueno y colesterol malo, pero realmente sabemos qué es, vamos a intentar explicarlo. El hígado es el órgano que segrega la mayor parte de este colesterol, aunque también puede ser obtenido a través de los alimentos.

Colesterol Bueno o HDL

El colesterol formado por lipoproteínas de alta densidad, mas conocido como HDL, es al que comúnmente llamamos colesterol bueno, se encarga de recoger el colesterol que el cuerpo no ha utilizado y lo devuelve nuevamente al hígado, donde éste se encarga de eliminarlo. Motivo por el cuál se le denomina colesterol bueno.

Se entiende que estamos en unos niveles normales de colesterol bueno cuando el nivel de HDL sea > 60 mg/dL, es el colesterol del que no importa que suban los niveles, ya que cuanto más alto esté mejor para nuestro organismo.

Las dietas bajas en grasas y ricas en fibra ayuda a aumentar los niveles del colesterol bueno o HDL en sangre. Si acompañamos estas dietas con ejercicio físico diario, podremos mantener nuestros niveles de colesterol en niveles elevados.

Colesterol Malo o LDL

Se llama colesterol malo al colesterol de baja densidad o lo que es lo mismo LDL. Este es el colesterol que tenemos que tener bajo control, ya que unos niveles altos de LDL, nos hará aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Este colesterol tiene como característica acumularse en las paredes de las arterias, dejando un conducto muy estrecho, lo que provoca que la sangre no llegue correctamente al corazón. El colesterol malo o de baja densidad, deberá estar siempre en unos niveles < a 100 mg/dL.

Niveles superiores a 160, se considera demasiado alto y pueden conllevar un riesgo. Existen factores que provocan la subida de los niveles de LDL, estos son el tabaco, el alcohol, tomar demasiados alimento con grasas de origen animal o el sedentarismo.

Colesterol alto: un riesgo para nuestra salud | Causas

La mayoría de las causas que hacen que el colesterol LDL llegue a niveles anormales ya las hemos visto, hemos citado entre otros, el tabaquismo, el alcohol, ingerir demasiadas grasas animales o no hacer ejercicio regularmente, pero también dentro de las personas que se encuentran en zona de riesgo son las personas con sobrepeso.

Si bien hemos incluido el tabaquismo dentro de las causas que incrementan los niveles de LDL, no es cierto del todo. El tabaco no incrementa el nivel de LDL, sino que reduce los niveles del colesterol bueno o HDL.

Algunos medicamentos como pueden ser diuréticos, betabloqueadores, anticonceptivos o antidepresivos también pueden dar como resultado elevados niveles de colesterol en la sangre.

En otras ocasiones puede haber una carga genética hereditaria haciendo subir los niveles tanto de colesterol como de triglicéridos, entre los que destacamos:

  • Hiperlipidemia familiar combinada
  • Disbetalipoproteinemia familiar
  • Hipercolesterolemia familiar
  • Hipertrigliceridemia familiar

Colesterol alto: un riesgo para nuestra salud | Síntomas

Lo mejor para llevar un control de nuestro estado de salud es realizar chequeos médicos donde una analítica de sangre y una de orina, podrán hacer un mapa de nuestro estado físico.

La importancia de realizarse analíticas es la de conseguir controlar los niveles de colesterol cuando estos comiencen a elevarse, ya que la mayoría de las veces, las señales de alerta suelen retrasarse demasiado en el tiempo, cuando prácticamente no hay capacidad de reacción.

Aunque no existen ninguna certeza y ningún síntoma que delate el aumento de LDL, la comunidad médica han relacionado una serie de síntomas con el aumento de LDL en sangre y estos son:

  • Sensación de pesadez y dolor en la zona del hígado y la vesícula
  • Boca muy pastosa y reseca, acompañada en algunas ocasiones de un incómodo aliento desagradable.
  • Dificultad para hacer la digestión, sensación de pesadez.
  • Flatulencias e indigestión tras la comida
  • Dificultades intestinales con tendencia al estreñimiento.
  • Tras la ingesta de las comidas más pesadas, aparecen unas ganas de dormir irrefrenables
  • Nuevas intolerancias alimentarias que pueden provocar prurito o urticaria en la piel.
  • Dolores de cabeza
  • Mareos falta de equilibrio
  • Entumecimiento de las extremidades.
  • Inflamación de las extremidades
  • Dificultades de visión.
  • Ahogo con agitación de la respiración al moverse o hacer actividades físicas.

El problema radica en que este tipo de síntomas, también son comunes en otro tipo de enfermedades menos graves que pueden desaparecer a los pocos días. Si no comprobamos el nivel del colesterol en sangre, seguramente no tratemos el problema y éste se incrementará hasta llegar a provocar daños imposibles de reparar.

Por lo que un buen análisis de sangre repetido de forma regular, el cambio de hábitos como son una comida saludable, ejercicio físico y dejar de fumar y beber, será la mejor forma de estabilizar nuestros niveles de colesterol a la vez de conseguir que nuestro hígado funcione correctamente.

 También te puede Interesar:

Desde viviendosanos, hemos querido concienciar con este artículo de la necesidad de realizarse chequeos periódicos para evitar problemas como el que acabamos de leer debido a niveles de colesterol LDL altos. No obstante hemos querido seleccionar unos enlaces de nuestra página relacionados con este mismo tema.

Colesterol alto: un riesgo para nuestra salud | Galería de Imágenes

ViviendoSanos.com

Newsletter