Escrito por Tendenzias

Consejos para disfrutar de una buena siesta

Dormir después de comer, además de ser un placer, es sanísimo. Este verano, no lo dudes: practica esta costumbre tan nuestra y disfruta de sus claros beneficios con una serie de consejos fundamentales para llevar a cabo… una buena siesta:

siesta.jpg
  1. No debe durar más de 30 minutos. ¿El motivo? Si duermes mucho más timpo, se llegará al nivel más profundo de sueño y te sentirás aturdido durante una hora (o incluso más) después de despertarte.
    Asimismo, puede que, durante la noche, no puedas conciliar el sueño, al haberla prolongado tanto.
  2. No te pongas el pijama, ni te metas en la cama, dado que no podrás controlar el tiempo de duración: es mucho mejor echarse en el sofá.
  3. Es más recomendable tumbarse entre las 2 y las 3 de la tarde, pues se mantiene el cuerpo sincronizado con su denominado “ritmo natural”.
  4. Si el cuerpo no te lo pide, no intentes dormir cueste lo que cueste, porque no es recomendable.

Con todo ello, el mediodía proporciona la cantidad correcta de sueño reparador. Si lo deseas, pruébalo desde hoy mismo. Verás los efectos beneficiosos que tendrá para tu salud y para tu descanso.

ViviendoSanos.com

Newsletter