Escrito por Tendenzias

Cómo aprovechar las propiedades del pescado cuando lo límpias

Hemos hablado sobre la importancia que el pescado tiene para nuestra propia salud, ahora os damos una serie de consejos para limpiar el pescado sin perder todas sus propiedades naturales.

21.jpg

Si es posible, es aconsejable hacer limpiar el pescado en la misma pescadería en el momento de la compra. Sin embargo, y si, al contrario, se desea limpiarlo en casa, se deben tener en cuenta las siguientes normas:

Sobre el escamado, es necesario poner el pescado sobre una tabla, sujetándolo por la cola. Raspar con un cuchillo el pescado, en dirección contraria a la de la escama, teniendo cuidado de no apretar mucho en sí para no estropear la piel del mismo. Quitar luego las aletas y las espinas con unas tijeras.

Es preciso recordar que el pescado a la parrilla no se limpia de escamas, excepto, claro está, en algunos casos fundamentales.

Con respecto al pelado, algunos pescados poseen ciertamente una piel adiposa o dura; por este hecho, necesitan ser pelados antes de la cocción: basta hacer una pequeña incisión a la altura de la cola, introducir luego un dedo para que, con ello, la piel se desprenda. Tirar ligeramente la piel hacia la cabeza y efectuar así absolutamente el mismo procedimiento por el lado opuesto.

Sobre la limpieza interna, con unas tijeras abrir el vientre, desde la abertura anal hasta la cabeza, teniendo especial cuidado de sacar las tripas sin romperlas, pues en algunas especies determinadas, la sangre puede llegar a ser ligeramente tóxica, como es el caso, por ejemplo, de la anguila.

Naturalmente, la abertura no será siempre muy grande, pues en algunos casos única y solamente basta con poder introducir los dedos.

Todos los tipos de pescado deben ser lavados y secados con un paño, teniendo presente que no debe lavarse nunca con detergente, sino, más bien, siendo enjuagado con vinagre y agua.

A partir de exactamente este mismo momento, el pescado debe ser cocinado en seguida, o, al menos, conservado en la nevera, envuelto en un paño mojado con un poco de vinagre.

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos