Escrito por Tendenzias

Champús y detergentes nocivos para la salud

La mayoría de las personas, cuando compran productos de higiene personal o del hogar (champú, jabón, desodorantes, limpiacristales, detergentes…) pueden intuir que poseen componentes perjudiciales para la salud. La interminable lista de químicos que podemos ver en las etiquetas da que pensar porque, en primer lugar, un profano no entiende absolutamente nada de los nombres técnicos.

En consecuencia, las administraciones públicas han tenido que legislar para que se introduzcan unos dibujos explicativos que suelen servir para que todo el mundo sepa cuáles son los peligros más evidentes e inmediatos que puede tener un producto de este tipo mal utilizado.

Ahora bien, lo que no sabemos realmente es hasta qué punto esas sustancias nos pueden hacer daño y, en el caso de los champús o desodorantes, se da el hecho de que muchas dosis no se llegan a limpiar por el organismo debido a que no produce enzimas suficientes (por ejemplo, cuando el cuero cabelludo absorbe el producto). Por tanto, si bien es verdad que en algunos casos, una exposición prolongada a determinadas sustancias no es nada aconsejable y hay que evitarla.

Evidentemente, hay muchos intereses en que esta información no se conozca y esto nos quita poder como consumidores. Como nosotros consideramos que el conocimiento es poder, en primer lugar enumeraremos algunos de los elementos tóxicos para el organismo humano que podemos encontrar en los productos de higiene:

  • Tricloroetileno: es un factor de riesgo en el desarrollo del cáncer y nos lo podemos encontrar en la mayoría de los productos de limpieza.
  • Formaldehido: común en los productos cosméticos, especialmente el champú. Puede provocar irritación ocular, en la dermis y la nariz.
  • Parabenos: utilizados en champús y mascarillas, se ha sugerido su relación con el cáncer de mamá y alteran el balance hormonal y el sistema endocrino.
  • Benceno: ante un periodo de exposición prolongado, se pueden experimentar mareos, falta de apetito e irritación cutánea u ocular.
  • Silicona: aísla al resto de nutrientes y, si se utiliza con el cuero cabelludo, resulta a medio plazo perjudicial para su salud.
  • Sulfatos: se utilizan mucho en el champú y pueden irritar y resecar el cuero cabelludo.
  • Hipoclorito sódico: presente en productos de limpieza como las lejías, emite un vapor tóxico que puede irritar la nariz y dañar nuestros pulmones.
  • Dietanolamina: también conocida como cocamida DEA, es un detergente que se utiliza en champús y cosméticos y es un factor de riesgo cancerígeno.
  • Amoniaco: presente en la mayor parte de los productos de limpieza, causa quemaduras si se contacta con la piel, ojos, garganta o pulmones.
Champús-y-detergentes-nocivos-para-la-salud

A continuación, hablaremos de los champús y detergentes nocivos para la salud.

Champús nocivos para la salud

Aunque la mayoría de los champús contienen compuestos químicos que son perjudiciales en grandes cantidades, vamos a señalar algunos casos, a modo de ejemplo, que se basan en investigaciones realizadas recientemente y al alcance de aquella persona que quiera consultar las etiquetas o que realice una búsqueda en Google. Un ejemplo es la lista que el Centro para la Salud ambiental de Oakland (Estados Unidos) publicó en 2013 con 98 champús que poseían agentes cancerígenos y que ha sido ampliamente difundida.

Otros productos de higiene personal en los que hay componentes nocivos son el gel de baño, los cosméticos (limpiauñas, maquillaje) y los desodorantes.

Champús-y-detergentes-nocivos-para-la-salud

Palmolive

Perteneciente a la casa Colgate-Palmolive, este champú contiene dietanolamina, sustancia que constituye un factor de riesgo para el cáncer.

Pantene Pro-V

Entre las sustancias nocivas que contiene, figura en DMD Hydantoin, un compuesto que actúa a partir de la liberación de formaldehido. Estos componentes, dependiendo de la persona, pueden generar alergia, irritación y se ha sugerido su relación con determinados tipos de cáncer.

Acondicionador Timotei reparación intensa

Contiene DMD Hydantoin, utilizado también como componente de fármacos, así como Dimetilamina, entre otros.

Detergentes nocivos para la salud

Bajo la categoría de detergentes, englobamos una serie de productos de limpieza para el hogar. Al no estar concebidos para actuar sobre el cuerpo humano, los componentes tóxicos se incluyen en la fórmula con menor problema. Dentro de esta categoría, podemos incluir las lejías, lavavajillas y limpiacristales, entre otros.

Si bien en el caso de los detergentes no corremos el riesgo de absorber sus componentes a través de la piel, sí existen formas indirectas de que nos perjudiquen, básicamente a través de la inhalación accidental.

Otro dato que mucha gente desconoce es que los restos de detergente son el principal factor de contaminación del agua del mar.

Vamos a enumerar algunos casos como ejemplo, pero hay que señalar que, hoy día, aún la mayoría de las marcas contienen algún elemento tóxico y que esto hay que tomarlo como un factor a tener en cuenta. Eso sí, no decimos que no haya que utilizar estos productos si son necesarios.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Lejía

La inmensa mayoría de las marcas contienen hipoclorito sódico. Se aconseja no aspirar directamente del cubo donde hemos vertido el líquido.

Doril limpiahornos

Este producto contiene Dietanolamina y sulfato de sodio.

Volvone

Contiene amoniaco y perfumes.

Champús-y-detergentes-nocivos-para-la-salud

Hemos mencionado algunos casos, pero hay que destacar que, aunque en los últimos años se ha empezado a popularizar el uso de champús y detergentes ecológicos y que los productos convencionales cada vez promocionan más en su etiqueta la ausencia de los componentes más tóxicos.

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer, especialmente en el caso de los champús y los productos de higiene personal. La creciente concienciación social hace que las empresas se preocupen cada vez más por su imagen y, a medida que tengamos ese conocimiento del que hablaba al principio, tendremos más capacidad de influir en sus políticas comerciales.

Si lo deseamos, en Internet se facilitan recetas para elaborar productos de higiene personal y del hogar caseros que minimizan los posibles efectos negativos para la salud. Aunque lo aconsejable es que se tengan conocimientos de química y que de lo contrario no lo hagamos para no meter la pata, esta puede ser una alternativa saludable, ecológica y, a la larga, beneficiosa para nuestro bolsillo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://pixabay.com/
  • http://pixabay.com/
  • http://pixabay.com/

 

 

 

ViviendoSanos.com

Newsletter