Escrito por Tendenzias

Dientes blancos – Remedios naturales para tener los dientes más blancos

Tener los dientes blancos es una demanda cada día más alta de los pacientes a sus dentistas. Sin embargo, estos tratamientos se realizan generalmente con productos invasivos que terminan por dañar el esmalte dental.

Dientes-blancos-Remedios-naturales-para-tener-los-dientes-más-blancos

Si deseamos tener una dentadura blanca y brillante podemos optar por tratamientos basados en productos naturales. Vamos a explicar algunos trucos naturales con los que hacernos un blanqueamiento dental sin poner en riesgo la estructura protectora de los dientes.

Pero para no tener que llegar a hacernos blanqueamientos dentales es importante saber por qué los dientes se oscurecen y, de este modo, evitar tener que llegar a ello. A continuación, veremos los motivos de que los dientes se oscurezcan:

Lo primero que cabe destacar es que el esmalte que cubre los dientes es un material poroso. Por eso absorbe lentamente todo lo que comemos: cuando comemos arándanos, o bebemos vino, los dientes cambian inmediatamente a un color morado claro. Este caso no representa un mayor problema. Generalmente, un buen cepillado con la pasta de dientes habitual hará que los dientes recuperen su color natural.

No obstante, hay otro tipo de bebidas y comidas que sí hacen que nuestros dientes pierdan su color blanco para volverse de color amarillo primero, luego marrón, hasta llegar, incluso, a un gris oscuro que resulta muy poco estético. Esto mismo puede ocurrir al tomar bebidas oscuras como el café, el té y muchos refrescos como, por ejemplo, la coca cola. Por supuesto, también pasa con la nicotina. Todos estos alimentos, excepto la nicotina por supuesto, sumados a la mala higiene bucal, contribuyen a aumentar la porosidad del esmalte dental y a fijar ese mal color, alejándonos del blanco natural.

El ácido que contienen ciertos alimentos también daña considerablemente los dientes. El consumo de carnes, productos lácteos, huevos, cítricos, azúcar refinado, cervezas, productos con edulcorantes artificiales, refrescos, bebidas con gas, aceites vegetales refinados… también tienen un efecto negativo sobre el color de nuestros dientes y de la salud oral en general.

Aunque la lista anterior puede incluir el dulce, éstos por si solos no afectan negativamente a los dientes. Lo que resulta perjudicial es consumir dulces en exceso. Un error muy común es cepillarse los dientes inmediatamente después de comer. La idea, por supuesto, es impedir la formación de caries. Pero no tiene que ser de forma tan inmediata. La acción de las bacterias no es tan rápida y el esmalte dental, que se ha resentido al comer, necesita algunos minutos para recuperar su dureza. Al cepillarnos los dientes nada más acabar de comer lo que hacemos es minarlo y aumentar su porosidad propiciando, con ello, las condiciones necesarias para que adquieran un color desagradable.

Algunos alimentos tienen un efecto contrario al que tienen los alimentos que hemos mencionado hasta el momento. Las peras, manzanas, zanahorias, pepinos, coliflor, lechuga, brócoli y espinaca son alimentos que nos ayudan a mantener los dientes blancos. Por lo general, las frutas y las verduras tienen este efecto.

Dientes-blancos-Remedios-naturales-para-tener-los-dientes-más-blancos

Algunos alimentos son excelentes por su alto contenido de fibra, en especial, porque poseen nutrientes que crean una película protectora sobre el esmalte dental, evitando las manchas. Por último, cabe destacar el efecto de los quesos, ya que contienen proteínas y grasas que neutralizan los ácidos de otros alimentos. También estimulan la producción de saliva, además de aportar calcio y fósforo que ayudan a remineralizar el esmalte dental.

A continuación nos centraremos en este post en hablar de dientes blancos: remedios naturales para tener los dientes más blancos.

Remedios naturales para tener los dientes más blancos

  • Cáscara de naranja

Frotar los dientes con el interior de una cáscara de naranja durante aproximadamente 45 segundos. La parte blanca de la naranja, que se encuentra entre la corteza y las yemas, llamada mesocarpio, contiene sustancias que pueden ayudarnos a mantener los dientes blancos. Después de repetir la operación durante media hora, nos cepillaremos los dientes.

  • Fresa y bicarbonato de sodio

Tanto la fresa como el bicarbonato de sodio actúan como agentes blanqueadores de los dientes de forma natural. Pero si preparamos una pasta, macerando las fresas y mezclándolas con el bicarbonato de sodio, y luego aplicamos esta pasta en los dientes dejándola actuar por un espacio de 20 minutos para después enjuagar, notaremos un efecto sorprendente. La gran ventaja de esta mezcla es que produce efectos inmediatos. Su desventaja es que no se puede utilizar más de una vez al mes ya que el bicarbonato erosiona el esmalte dental.

  • Papaya y manzana

Comer diariamente un trozo de papaya y una manzana. Estas frutas fortalecen las encías y, a la vez, contribuyen a tener los dientes blancos.

  • Peróxido de hidrógeno

Mezclamos dos cucharadas de sopa de peróxido de hidrógeno (volumen 10) con una cucharada de agua. Remojamos un pequeño algodón en esta mezcla y lo frotamos suavemente sobre los dientes manchados. Enjuagamos con bastante agua.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • Levadura, agua y sal

Hacer una pasta suave con una cucharada sopera de levadura, dos cucharadas de sal y un poco de agua. Nos cepillaremos los dientes con esta pasta, al igual que se haría con nuestra pasta para dientes habitual.

  • La cáscara del plátano

Frotar los dientes con la parte interna de la cáscara de plátano durante unos minutos. Este procedimiento se puede realizar tantas veces como se desee durante un día. La cáscara de plátano contiene ácido salicílico, que desempeña un papel importante para blanquear el esmalte de los dientes.

Consejos para tener los dientes más blancos

Dientes-blancos-Remedios-naturales-para-tener-los-dientes-más-blancos
  • Mantengamos la boca limpia.
  • No debemos cepillar los dientes con fuerza. Solo debemos asegurarnos de llegar a todos los rincones de la boca, pero no apretando demasiado.
  • Utilicemos hilo dental.
  • No fumemos.
  • Reduzcamos la ingesta de café, té o bebidas procesadas no alcohólicas.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  •  http://innatia.info/
  • https://i.ytimg.com/
  • https://mejorconsalud.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos