Escrito por Tendenzias

Diferencias entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria

En los últimos diez años se ha duplicado el número de casos de personas que padecen determinadas alergias alimentarias, siendo los frutos secos, la fruta, el marisco, la leche, el huevo y el pescado los alimentos que más están afectando a la población alérgica. Los casos de intolerancias alimentarias también se están incrementando bastante así como la confusión existente entre ambos términos. ¿Conocemos exactamente cuál es la difería entre uno y otro? ¿Y cuáles son los casos que revisten mayor gravedad y requieren de vigilancia absoluta en lo que a ingesta de alimentos se refiere?

celiaquia-intolerancia-al-gluten

Contestamos a estas y otras preguntas fundamentales relacionadas con las reacciones nada saludables que provocan determinadas comidas en la población alérgica/intolerante.

Qué es una alergia alimentaria

A día de hoy existen alrededor de dos millones de españoles que presentan algún tipo de alergia alimentaria, ¿a qué nos referimos exactamente? Se llama así al conjunto de reacciones adversas que provoca un determinado alimento en el sistema inmunológico del afectado. Normalmente es un alarguen, proteína del alimento causante, el que genera una serie de respuestas que provocan la creación e anticuerpos. Estos llevan al organismo a segregar una serie de sustancias químicas, como es el caso de la histamina –de ahí que se les recete los llamados ‘antiistamínicos’. Esta se manifiesta en picores, mucosidad, tos, problemas para respirar, entre otros.

intolerancias-alimentarias-gluten

Una de las más comunes es la alergia al gluten, que es una respuesta inmunológico de nuestro sistema al considerar dañino un determina alimento que contiene esta sustancia.
Esto no debería confundirse con la celiaquía, que es la intolerancia al gluten del trigo, cebada, centeno y avena en muchos casos.

sintomas-alergias-alimentarias

Qué es una intolerancia alimentaria

La principal diferencia entre esta y las alergias alimentarias está en el hecho de que el ser intolerante no supone relación alguna con el sistema inmune. Tener intolerancias alimentarias significa que hay determinados alimentos que no son correctamente asimilados por nuestro cuerpo. Como reseñamos anteriormente, uno de los ejemplos más reconocibles es el de los celiacos, que manifiestan ser intolerantes al gluten.

La manera más eficaz y sencilla de tratar este problema es el evitar la ingesta de aquellos alimentos que nos afectan de manera negativa. Cuando es la lactosa, pues dejar a un lado los lácteos y si fuera el gluten pues evitar los productos que lo contengan en mayor o menor medida.

comida-intolerancias-alimentarias
¿De qué manera se manifiesta la intolerancia a una comida en concreto? Los signos más evidentes, como es de imaginar, se manifiestan en el estómago: diarreas, vómitos, pérdida de apetito, dolor abdominal, etc. A medio y largo plazo suelen generarse otra serie de consecuencias no tan evidentes pero igualmente indicativas de que algo está sucediendo. Hay casos de anemia por falta de hierro, pesadez en las comidas, cansancio, cierto retraso del crecimiento, se producen úlceras en la boca, entre otros.

Alergias e intolerancias alimentarias más comunes

Los alimentos que están en el punto de mira en estos momentos son los lácteos y derivados de la leche, la alergia frutos secos –cacahuetes, castañas, nueces, avellanas, almendras– y aquellos que contienen gluten. También están las personas a las que afecta la ingesta de fruta, las legumbres, los huevos, los crustáceos, el pescado.

Gluten

La llamada enfermedad celiaca es de las más frecuentes. Se trata de un trastorno intestinal producido cuando no se tolera bien esta proteína que contienen especialmente el trigo, el centeno, la cebada y las avenas. Se detectan una media de 1 caso por cada 100 que se estudian y se trata de una de las intolerancias alimentarias permanentes, sin tratamiento y que puede diagnosticarse en cualquier momento. La manera de tratarse es, básicamente, conocer qué productos tienen gluten y cuáles no y apostar por los alimentos que se venden a día de hoy sin gluten para evitar malestar ese y las consecuencias negativas asociadas a este tema.

enfermos-alergias-alimentarias

La celiaquía se detecta mediante un análisis clínico muy meticuloso y realizando un análisis de sangre. Este debe incluir los marcadores serológicos de la intolerancia al gluten y es así como se hace un cierto diagnóstico cuando se sospecha que pudiera haber prevalencia de esta no tolerancia a la sustancia.

intolerancia-al-gluten

Frutos secos

Las alergias alimentarias a los frutos secos son muy importantes pues pueden llegar a ser fatales si no se detectan a tiempo y se produce una ingesta indebida de estos. Comienza normalmente en la infancia, a una edad muy temprana, y la alergia frutos secos es compleja porque hay muchísimos productos y comidas que tenemos en nuestra dieta diaria y que no sabemos que contiene trazas de cacahuetes, almendras, avellanas, castañas o nueces, entre otros. Hay ocasiones en que un mínimo contacto puede provocar una reacción que resiste de una importante gravedad.

alergias-alimentarias-frutos-secos

¿Cómo podemos reaccionar si la padecemos? Desde reacciones leves, con algo de náuseas, dolor de cabeza o inflamación de lengua y labios, hasta un shock anafiláctico. Hay que tener mucho cuidado porque se pueden dar reacciones muy graves a las que es difícil plantar cara. Fundamental un buen diagnóstico para evitar lamentaciones a posteriori.

Lactosa

Relacionada con la ingesta de leche y derivados de esta hay tanto intolerancias alimentarias como alergias. En el caso de estas últimas, la más conocida es la que tienen bebés y niños a la proteína de leche de vaca, que provoca vómitos y diarreas. Hoy en día existen formas de reducir estas alergias alimentarias a los lácteos y las personas que la padecen deben cuidar al máximo su alimentación para tener una óptima ingesta de nutrientes de este alimento, como el calcio, el magnesio, las vitaminas A, D, B2 y B12.

intolerancia-a-la-lactosa

Por otro lado está la llamada intolerancia a la lactosa, que es el azúcar que se encuentra en la leche. Genera síntomas como flatulencia, dolores de vientre y diarrea y se calcula que en torno a un 70% de la población adulta mundial padece en cierta medida de esta intolerancia en alguna medida.

alergias-intolerancias-alimentarias

¿Qué cantidad puede suponer malestares en el afectado? Depende mucho de las personas y de ese grande de intolerancia que tengan. Deben consultar con un profesional para aproximarse con un diagnóstico al consumo o no que han de tener de este tipo de alimentos.

También te puede interesar: 

ViviendoSanos.com

Newsletter