Escrito por Tendenzias

Qué es y para qué sirve el drenaje linfático

El drenaje linfático es una técnica específica de activación manual del desagüe del líquido acumulado en los tejidos y de la linfa a través de los vasos linfáticos.

Esta maniobra específica actúa desde el espacio que va desde las capas profundas de la piel hasta el plano muscular y todos los elementos que están contenidos en esta zona.

drenaje.gif

¿Cuál es la diferencia entre drenaje linfático y masaje linfático?

El masaje significa “mover y apretar una masa”, y drenar es “avenar, es decir dar salida al agua detenida”. El Drenaje moviliza sustancias orgánicas, toxinas, agua, sales, grasas, etc. que deben expulsarse cuanto antes del organismo y para eso el cuerpo usa todas las vías de eliminación disponibles.

Existen métodos diferentes de Drenaje Linfático Manual, entre los más conocidos se encuentran: el método Poder, el método Földi, y el método Leduc. Sus diferencias son mínimas, y están en relación a variantes en las técnicas empleadas para el drenaje.

Efecto drenante provoca la salida del liquido de los espacios intersticiales (espacio existente entre las distintas células de un tejido) conduciéndolo por sus vasos naturales o desviándolo hacia otras áreas funcionales, creando nuevas anastomosis (conexiones entre distintos vasos) o abriendo vías ya existentes.

El drenaje linfático potencia el sistema inmune por acción indirecta, ya que al drenar mejor los tejidos asegura un mejor aflujo de estas células defensivas a todos los tejidos. Inclusive tiene efectos sobre la musculatura. Tanto sobre el músculo liso como estriado.

También tonifica las paredes de las arterias y potencia el movimiento de los vasos linfáticos. Sobre la musculatura estriada: ejerce una acción reguladora en la tonicidad muscular.

Imagen: masajeterapia

ViviendoSanos.com

Newsletter