Escrito por Tendenzias

El Método Pilates, el ejercicio de las estrellas

El Método Pilates se ha convertido en referente de para el entrenamiento del cuerpo y de la mente. Resumiendo podemos decir que se trata de ejercicios para la mente y el cuerpo que ayudan a mejorar la condición física y mental de la persona.

Es una forma de desarrollar fuerza y flexibilidad de un modo equilibrado y de mejorar los síntomas de lesiones con rapidez.

El método empezó a ganar fama al practicarlo varias estrellas de Hollywood como Jodie Foster, Michael Jordan, Madonna o Julia Roberts, pero en la última década se ha vuelto extraordinariamente popular y hoy prácticamente cada gimnasio lo tiene dentro de su oferta.

Esta técnica fue desarrollada por un fisioterapeuta alemán, Joseph Pilates, que  durante la Primera Guerra Mundial ideó una serie de ejercicios lentos y controlados para rehabilitar a soldados lesionados. Cuando fue hecho prisionero, él mismo utilizó la técnica que había creado, y la fue ampliando hasta alcanzar los 500 ejercicios de los que consta, combinando  fuerza, resistencia y flexibilidad además de control mental.

Antes de hacer pilates debes saber

Como en todo tipo de ejercicios, es primordial estar bien asesorado por algún experto. Así podremos ejecutar correctamente los ejercicios y, además, no cometeremos ningún error que pueda perjudicarnos.

El Pilates tiene puntos en común con el Yoga. Así, se requiere una gran concentración y tomar el control de todo el cuerpo, conociendo como funciona y sus debilidades. Los movimientos están diseñados para ejercitar en su máxima extensión cada músculo y se basan en seis principios: concentración, control, centralización, fluidez, precisión y respiración.

Pilates mantenía que en diez sesiones se siente la diferencia, en veinte sesiones se ve la diferencia y en treinta sesiones habrá cambiado el cuerpo.

Antes de empezar a practicarlo, el monitor debe analizar la condición física de cada participante. La clave está en trabajar cada engranaje del cuerpo, siempre haciendo mucho hincapié en la respiración. Los movimientos son lentos y suaves; precisan una concentración similar a la del yoga, lo que sirve también para liberar tensiones y problemas.

¿Qué características definen el Pilates?

 Con el Pilates se deja atrás la clásica dicotomía entre ejercicios de fuerza o de resistencia. Se tratan de ejercicios de tensión y estiramiento de extremidades, en los que la fuerza parte del abdomen y el torso. Cada movimiento tiene una función específica y se ejercita siempre la flexibilidad, pero unida al control.

Las sesiones se realizan en posición inclinada, sentada, de rodillas o tumbado, para evitar lesiones o presiones sobre los músculos y las articulaciones Se tonifican los músculos, se alarga la espina dorsal, mejora la postura, la circulación y se crea una figura más compacta y estilizada.

Una de los aspectos positivos es que lo puede practicar todo el mundo, desde jóvenes hasta personas mayores que quieran combatir los achaque de la edad, dotándose de mayor flexibilidad.

Por una vez, médicos y fisioterapeutas están de acuerdo sobre los beneficios de este método, que no crea la polémica que acompañan a otras técnicas. Sin embargo, hay que conocer bien los resultados que se obtendrán con él. Esto es, no se trata de una liposucción ni una operación moldeadora (a menudo algunos gimnasios lo venden como la panacea para todos los males), sino un muy buena manera de oxigenar los músculos y lograr que la persona tome conciencia de sus articulaciones, de mejorar el estress y de tonificar los músculos.

ViviendoSanos.com

Newsletter