Escrito por Tendenzias

El origen del Yoga

El origen del yoga se remonta sin duda alguna a miles de años de experiencias únicas que, de por sí, han sido replicadas por muchos yoguis a lo largo de su historia.

Su origen lo encontramos en la India, y lo podríamos remontar a la civilización indo-europea. No en vano, existe una bella leyenda hindú que trataría de explicarnos su origen (mítico, por supuesto):

Ocurrió cuando el pez Mat-sya presenció como el dios Shiva enseñaba a su esposa Shakti Parvati los ejercicios de yoga. El pez imitó a Parvati y al practicar los ejercicios se transformó en hombre.

Uno de los tratados más antiguos sobre yoga (el yoga sutras de Patanjali) está fechado aproximadamente 500 años antes del nacimiento de Jesús.

Empero, si bien para los hindúes Patanjali fue el Sabio compilador y sistematizador, el origen del yoga es mucho mas antiguo que estos textos, tal y como se tiene constancia.

Según uno de sus aforismos, el yoga es la supresión de las modificaciones de la mente. Algo que vendría a significar que,  por medio de la paz mental, logramos imbuir el alma y eliminar las semillas del karma, la ley de causa y efecto por la cual cada acto deja como efecto, valga la redundancia, una semilla que puede dar fruto o no, de acuerdo con la combinación de otros factores.

Como iremos viendo a lo largo de las próximas semanas, el Yoga posee unos beneficios muy positivos para nuestra salud y nuestro cuerpo, los cuales nos reconfortan y nos ayudan a encontrar la estabilidad tanto mental como emocional que podamos estar buscando.

yoga.jpg

Más información | Centro Milarepa

ViviendoSanos.com

Newsletter