Escrito por Tendenzias

La mejor dieta para el yoga

Cada vez son más las personas aficionadas al yoga, una disciplina conocida por contribuir a un mayor bienestar personal, espiritual y físico, mejorar la respiración, aliviar el estrés, aumentar la paz interior y ganar mayor elasticidad en los músculos. Lo que muchos no tienen en cuenta es que esta disciplina, combinada con una dieta específica adecuada, puede resultar mucho más beneficiosa que si se consumen alimentos de cualquier tipo.

Para que puedas multiplicar los beneficios del yoga en tu cuerpo, a continuación te explicaremos cuál es la mejor dieta para el yoga.

La mejor dieta para el yoga

La práctica de estos ejercicios debe ser acompañada de una dieta adecuada. Esto es favorable tanto para el cuerpo como para esa sensación de paz y tranquilidad tan característica de esta disciplina. Los principios básicos de la mejor dieta para el yoga se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • En la variedad está el gusto: Comer sano no siempre significa comer solo verdura; en otras palabras, aunque suene a estereotipo, es importante llevar una dieta variada y equilibrada. Desde las verduras o las legumbres hasta los yogures o la miel de abeja, son muchos los productos provechosos para la salud, y la mejor dieta para el yoga incluye muchos de estos.
  • Siempre al natural: Es preferible decantarse por alimentos ecológicos u orgánicos, procedentes de la naturaleza, sin componentes químicos que puedan perjudicar la salud. Cada vez son más los que defienden que una dieta vegetariana es mucho más saludable. Esto, unido a la pureza y tranquilidad que transmite el yoga, contribuye a tener un día a día mucho menos estresante y mucho más sano.
  • Algo ligero para el estómago: Aunque no es necesario ser estrictamente escasos con las cantidades, sí es importante eliminar de la dieta todo tipo de alimento que sea demasiado fuerte para el estómago o que pueda ser malo para la digestión. Alimentos demasiado salados, amargos, picantes… Son productos que pueden resultar dañinos para la salud. Además, es importante no tomar nada demasiado caliente, pues puede ser perjudicial para el estómago.
  • Sin prisa y con alguna que otra pausa: cualquier persona que practique yoga sabe que sus principales beneficios son la sensación de calma, bienestar y equilibrio. Esta tranquilidad también es importante a la hora de masticar, pues es conveniente tomarse los almuerzos y las cenas con calma para evitar así una mala digestión. Debemos comer tranquilamente y disfrutar de cada bocado.
  • Yo hoy SÍ ceno: No se trata de reducir el número de comidas; se trata de eliminar todos esos alimentos nocivos que, aunque están buenísimos y “por un trocito no pasa nada”, no aportan nada a nuestro cuerpo, y hacen que el esfuerzo y dedicación dedicados a los ejercicios de yoga no den tan buenos resultados.

Entonces, ¿qué alimentos pueden ayudarnos a aumentar los efectos del yoga? A continuación, tenemos algunas sugerencias fáciles, rápidas y efectivas.

Batidos y zumos naturales

Batidos de frutas, verduras o lácteos. Son una buena opción para desayunar o merendar. La fruta es una fuente imprescindible de vitaminas y minerales y la mayoría de ellas contiene menos de un 0,5% de grasas. Además, tienen un alto contenido de agua. Las verduras nos aportan también una cantidad importante de potasio y sodio y los lácteos contienen calcio. Todos estos elementos combinados pueden dar como resultado un delicioso batido que, además de ser fácil de preparar, se puede preparar al gusto de cada persona.

Arroz integral

El arroz integral es un buen plato para la hora de comer. Se puede cocinar con verduras, cereales, legumbres, espinacas… El arroz integral es rico en fibra, vitaminas y minerales, y además ayuda a prevenir el colesterol. Es muy sabroso, y se puede usar en casi cualquier tipo platos, combinado con una gran variedad de alimentos.

Crema de verduras o verduras a la plancha

Crema de verduras o verduras a la plancha para cenar. La zanahoria relaja los nervios; la calabaza contiene potasio, calcio y magnesio, entre otros minerales; los pimientos nos aportan vitamina C y vitamina B6; los espárragos son muy bajos en calorías… Todas estas verduras se pueden comer de muchas maneras diferentes y acompañadas de una tostada integral y una pieza de fruta de postre, son la manera ideal de terminar el día.

Otras opciones (también deliciosas)

Otra posible opción es una ensalada de pasta, que se debe tomar fría, y se puede combinar también con todo tipo de verduras e incluso algunas frutas. De vez en cuando se pueden tomar algunos frutos secos, como las nueces, que nos aportan magnesio y son beneficiosas para la circulación de la sangre. Por último, también es saludable tomar una infusión relajante, como por ejemplo un té de valeriana o una tila, antes de irse a la cama.

Beneficios del yoga para la salud

Una buena dieta puede contribuir a aumentar los beneficios del yoga para la salud, pero ¿cuáles son estos efectos?

El yoga, una disciplina que se puede practicar durante todo el año, ayuda a aumentar la resistencia y a mantener una condición física saludable. El yoga nos da también fortaleza, pues nos ayuda a tonificar cada parte del cuerpo, y contribuye a una mejor circulación sanguínea. Además, nos ayuda a ganar flexibilidad y nos enseña a mantener una buena postura, lo cual puede ayudar a prevenir problemas de dolor de espalda. Desde un punto de vista más espiritual, el yoga es conocido por esa sensación de calma y paz interior que sentimos al practicarlo. Tan solo diez minutos de yoga al día pueden ayudarnos a desconectar, aliviar las tensiones y el estrés. Puesto que el yoga nos ayuda a sentirnos relajados, contribuye también a mejorar las relaciones con los que nos rodean, puesto que actuamos y reaccionamos de manera más sensible y sensata. Por último, hay algunas posturas de yoga, como la postura del Guerrero o la postura del Saludo al Sol, que pueden ayudarnos incluso a perder peso.

El yoga tiene muchos beneficios, tanto a nivel físico como a nivel personal y espiritual, pero lo más importante es saber sacarle partido a esta disciplina, y esto puede conseguirse combinando nuestros ejercicios diarios de yoga con una buena dieta, basada en productos naturales y orgánicos, que nos ayudarán a conseguir unos resultados más óptimos.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://www.cocinadaily.com/
  • https://i.ytimg.com/
  • http://masternutritionperu.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter