Escrito por Tendenzias

Elevar las defensas orgánicas, es la mejor opción ante los cambios climáticos (V).

Este articulo es continuación de: “Elevar las defensas orgánicas, es la mejor opción ante los cambios climáticos IV”.

cafe_thumb.jpg

Alimentos a evitar

Existen alimentos que por su alto contenido de estimulantes, así como de grasas saturadas deben evitarse por ser perjudiciales, ya que debilitan nuestro sistema defensivo, como por ejemplo, las bebidas alcohólicas, que actúan ejerciendo un papel depresor en el sistema defensivo.

El Café por sus alcaloides reduciría las respuestas inmunitarias, el azúcar refinado o azúcar blanco como hidrato de carbono simple o de acción rápida en el organismo, que al ser consumido en cantidad desequilibra el nivel de glucemia en el organismo, alterando los procesos metabólicos.

Los productos lácteos, que por su alto contenido proteico y grasas, forman una combinación muy fuerte para el organismo, llevándolo al desequilibrio cuando se consumen desmedidamente y siendo prohibidos en casos de enfermedades auto-inmunes como las alergias.

La carne en particular las rojas ya que son las que tienen más alto contenido de grasas saturadas y sustancias químicas toxicas, al organismo que alteran el sistema inmunitario directamente, y cuya nocividad radica en su capacidad para inhibir la formación de las células defensoras del organismo, los linfocitos.

Alimentos que favorecen las defensas

En contraposición a estos alimentos están los recomendados para su consumo, o que favorecen las defensas orgánicas naturalmente elevándolas, como las frutas y los vegetales orgánicos en estado crudo, por su riqueza natural en nutrientes vitaminas y minerales, además de representar los mejores antioxidantes naturales, que luchan contra la acción de los radicales libres, nocivos a la salud.

También ciertos hongos de origen oriental, los llamados hongos Shiitake, que poseen un acción netamente estimulante de las defensas, fortaleciendo la respuesta inmunitaria, a través del fortalecimiento especifico de las células “T” y los macrófagos. Continuará.

Image: flickr

ViviendoSanos.com

Newsletter