UP

-     Escrito por lbarrera

Fluconazol para la candidiasis y demás micosis

Se trata de un medicamento que se utiliza con bastante más frecuencia de lo que uno se puede imaginar. Es recomendado para personas que padecen determinadas infecciones, como es el caso de la candidiasis vaginal, y se toma en pastilla o bien en suspensión líquida, administrándose siempre de forma oral. Su principio activo se presenta como una de las mejores soluciones para aportar el equilibrio que la piel necesita y el organismo para recuperar la salud.

tratamiento-con-fluconazol

¿Qué es el Fluconazol?

Se trata de un medicamento antimicótico que se receta especialmente para tratar la candidiasis vaginal y para otras micosis que suelen producirse. Pertenece a la familia de los atriazoles, una clase de antimicótico que actúa ralentizando el crecimiento de los hongos que pueden estar causando la infección. Como reseñábamos anteriormente, se usa para restablecer el equilibrio bacteriano vaginal en pacientes que sufren de candidiasis. Las molestias asociadas a esta infección se tratan con fluconazol adaptando la posología y administración recomendable del medicamento al caso de cada paciente.

tomar-tratamiento-de-fluconazol

Principio activo del Fluconazol

Depende del concentrado que lleve el medicamento pero, grosso modo, podemos decir que para una cápsula de 100 mg el principio activo del fluconazol lleva lactosa, almidón, sílice, sulfato de sodio y magnesio, además de gelatina, dióxido de titanio y quinoleína. Antes de consumir es importante conocer si somos alérgicos a algún componente para evitar una ingesta que pueda provocar problemas más graves de salud. Desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios advierten de este último punto, por lo que antes de nada es mejor consultar con el doctor que nos haya prescribid su consumo para comprobar que no va a suponer riesgo alguno para nuestra salud.

recetas-medicos-fluconazol

Efectos secundarios del Fluconazol

Al igual que hay que conocer si sus componentes pueden suponer algún tipo de riesgo o alteración del equilibrio en nuestro organismo, también se deben tener muy en cuenta los posibles efectos secundarios. Por lo general, entre las manifestaciones más frecuentes y menos graves está el dolor de cabeza y de estómago, diarrea y acidez estomacal y mareos. Quienes estén tomando el producto pueden notar otros efectos secundarios del fluconazol, como los vómitos y náuseas, una sensación de cansancio sofocante, pérdida del apetito, cambios en la orina y en las heces, que se vuelven más blandas y de color pálido, sarpullidos, picores, inflamaciones e incluso dificultades al respirar o tragar.

principio-activo-tratamiento-con-fluconazol

No hay que alarmarse al conocer sobre las consecuencias que puede tener la ingesta de fluconazol pues todos los productos farmacéuticos tienen sus posibles efectos adversos. En la mayoría de los casos la persona no experimenta apenas nada, tal vez signos muy leves, pero hay que tenerlo en cuenta por si se manifestara alguno con especial virulencia acudir rápidamente a nuestro médico de cabecera para consultarle al respecto.

pastillas-tratamiento-de-fluconazol

Una vez se haya finalizado el tratamiento con fluconazol hay que saber cómo reservar el medicamento para futuras afecciones. Se deberían conservar en su envase cerrado y en lugar seco y cerrado, con una temperatura ambiente. Si se alcanza la fecha de caducidad es bueno consultar con el farmacéutico para desechar de manera adecuada esos antibióticos o medicinas que ya no utilizamos.

mejorar-la-salud-con-tratamiento-fluconazol

Tratamiento con fluconazol

Este químico se presenta en pastillas, a modo de tabletas, o en suspensión líquida. ¿Cómo hemos de ingerirlo? Lo recomendable es hacerlo combinando con algún alimento, al menos una vez al día. Es el doctor el que debe decir el tipo de posología para tratar nuestro caso. Lo que sí suele ser norma general es que se tome durante varias semanas y es importante que se lleve el tratamiento a rajatabla, hasta que finalmente estemos de nuevo saludables.

medicamentos-fluconazol

El fluconazol se utiliza para tratar los siguientes hongos: candida, cryptococcus neoformans, microsporum spp, blastomyces dermatitis e histoplasma capsulatum. Como hemos reseñado anteriormente, es muy recomendable para tratar la candidiasis vaginal, que se presentan como una inflamación en la zona de la vagina debido a ciertos desequilibrios en la flora vaginal. Para estos casos lo normal es que se receten dosis de 150 mg en una única toma, un solo día. Si persistiera puede aumentarse a 150 mg durante tres jornadas, no más.

hongos-candidiasis-vaginal

Alternativas al fluconazol: Remedios caseros para la candidiasis

Existen otras maneras de tratar la candidiasis, remedios caseros, por así decirlo, que pueden ayudar a mejorar la situación y aliviar el picazón y las molestias que se producen en la vagina cuando hay un desequilibrio bacteriano en los genitales femeninos.

cuidados-candidiasis-vaginal-con-fluconazol

Una de ellas es asearse solo con agua, evitando el jabón, y estando esta a una temperatura tibia, ni fría ni caliente. Apuntan que no son recomendables los baños vaginales, pues estos destruyen las bacterias y microorganismos protectores que se puedan estar regeneradora, por lo que será mejor una ducha rápida que lavados muy localizados.

Otra manera de evitar el fluconazol –o incluso de alternar este con otras formas de solucionar el malestar– es el evitar que los genitales estén con ropas húmedas, prendas mojadas como puede ser un bañador o el mismo sudor. Una sudoración excesiva es enemiga de la erradicación de la candidiasis vaginal, de ahí que suela aparece con frecuencia en época de verano. Otra recomendación relacionada con el textil que utilizamos versa sobre lo beneficioso que puede llegar a ser el utilizar prendas íntimas de algodón, pues estas son las que mantienen mejor la sequedad y además ofrecen una mayor transpiración.

consulta-diagnostico-fluconazol

Finalmente hay que hacer una indicación hacia la alimentación. El llevar una alimentación equilibrada y evitar azúcares y harinas refinadas –estas ‘alimentan’ al hongo candida albicans, responsable de estas molestias– también puede jugar a nuestro favor. Los profesionales hasta recomiendan productos y lácteos que se anuncian con lactobacilus entre sus componentes.

Todo esto debe tratarse siempre con un médico especialista en tratamiento de la candidiasis vaginal. Lo cierto es que el fluconazol se utiliza con mucho éxito en estos casos y se obtienen excelentes resultados. Su principio activo es muy efectivo para tratar inflamaciones en los genitales femeninos y además se aplica para otra serie de dolencias y desequilibrios muy relacionados con bacterias, microorganismos y hongos.

También te puede interesar:

ViviendoSanos.com

Newsletter