Escrito por Tendenzias

Grados de obesidad | Clasificación del sobrepeso

El sobrepeso siempre ha sido un problema para muchas personas en el mundo. Y con los tiempos que corren, se está acentuando aún más. Es cierto que podemos ver a mucha gente poniéndose en forma en los gimnasios y levantando pesas. Pero no es menos cierto que el número de personas con sobrepeso se multiplica en los países desarrollado.

Gran parte del origen del problema es el sedentarismo. Las “comodidades” que nos ofrece la sociedad actual y los avances tecnológicos, el estrés y los malos hábitos alimenticios hacen que los kilos se vayan acumulando. Es bueno tomar conciencia del problema y en Viviendo Sanos queremos mostraros los diferentes grados de obesidad: una clasificación del sobrepeso que te ayude a saber si tienes que cambiar tu estilo de vida.

grados-de-obesidad-clasificacion-del-sobrepeso-diferencias-de-peso

Si quieres descubrir en qué peso estás, te interesa leer este artículo. La clasificación del sobrepeso te ayudará a descubrir si estás dentro de un rango de peso saludable o no y, a partir de ahí, buscar la solución necesaria.

Grados de obesidad | Clasificación del sobrepeso

Estar gordo es un término demasiado amplio. Los expertos han desarrollado una clasificación extensa y detallada que sirve para determinar con precisión el tipo de sobrepeso y asociarlo a las diferentes enfermedades y riesgos para la salud a los que se enfrenta la persona que lo padece. Dependiendo del exceso de peso y del estilo de vida, el riesgo será mayor o menor y habrá diferentes formas de atajarlo.

Para determinar el peso y el rango de obesidad se suele aplicar una regla que determina el Índice de Masa Corporal (IMC). Para averiguar el IMC de una persona se aplica una sencilla fórmula matemática, que consiste en dividir el peso entre la talla al cuadrado:

kilos/metros 2

El resultado de esta operación es la cifra que nos dice si estamos dentro de un rango aceptable o no. Según las reglas básicas del IMC, si el resultado oscila entre 18.5 y 24.9 se considera que estamos dentro de un rango de peso saludable. Por supuesto, no es una regla sagrada, ya que existen otros muchos factores que influyen en la consideración del sobrepeso y del riesgo para la salud. Otros aspectos de la persona que hay que tener en cuenta para determinar si sufre sobrepeso son:

  • La musculatura. Un cuerpo con músculos muy desarrollados pesa mucho más que un cuerpo con poca masa muscular aunque su volumen sea menor que el de una persona con exceso de peso.
  • Estructura ósea. Es cierto lo que dicen sobre los huesos anchos. Unas personas tienen una estructura ósea más grande y gruesa que otras. Esto significa que, por mucho que adelgacen, la configuración del cuerpo no dejará de ser grande. Sin embargo, esto no implica que no puedan y deban eliminar el exceso de grasa.
  • Retención de líquidos. En ocasiones, se puede confundir el sobrepeso con un problema de circulación y de retención de líquidos.

Si nuestro físico no se corresponde con nuestro IMC se deben hacer diferentes pruebas para medir la densidad ósea y los niveles de grasa reales.

Grados de obesidad | Sobrepeso

Si nuestro IMC se encuentra entre 25 y 29.9 puntos, podemos tener un sobrepeso de hasta 35-40 kilos de más con respecto a nuestra talla. Se trata de un aumento considerable, pero es una situación que aún se puede controlar tomando ciertas medidas para eliminar esos kilos de más. Las personas con sobrepeso presentan una serie de características ligadas al exceso de peso:

  • Retención de líquidos.
  • Metabolismo lento.
  • Temperatura corporal baja.
  • Acidez.
  • Presión alta.
  • Gases.
  • Problemas en la piel, como la celulitis.
  • Acumulaciones de grasa en diferentes partes del cuerpo.
  • Rostro más hinchado.
  • Pulmones que no trabajan tan bien como antes; tareas que, de manera prolongada, agotan.
  • Aumento del perímetro abdominal.
grados-de-obesidad-clasificacion-del-sobrepeso-generaciones-enteras

Grados de obesidad | Sobrepeso grado I

Cuando el IMC se encuentra entre 25 y 26.9 no se considera un aumento muy significativo de peso. En esta situación hay que considerar otros factores que puedan influir en el aumento de peso, como las alteraciones hormonales o la retención de líquidos.

Grados de obesidad | Sobrepeso grado II

Cuando el IMC oscila entre 27 y 29.9 estamos hablando de un aumento de peso es mucho mayor, que puede ocasionas diferentes afecciones y problemas en en la salud de la persona. En esto casos hay que actuar con celeridad para poner remedio. Si se descontrola, puede acabar en obesidad.

Grados de obesidad | Obesidad

Hablamos de obesidad cuando la puntuación al aplicar la fórmula del IMC o el Índice de Masa Corporal es 30 o superior. Se considera obesidad mórbida si supera un IMC de 40 puntos. Y, por último, cuando supera los 50 puntos hablamos de obesidad extrema. Éste es el estado más grave de aumento de peso en una persona.

El porcentaje de grasa en una persona obesa puede ser superior al 60% del peso corporal total. Además del problema estético que pueda suponer para quien la padece, existe un riesgo importante de salud, sumado a las dificultades motoras.

  • Aumento de las acumulaciones de grasa en diferentes partes del cuerpo.
  • Perímetro abdominal muy grande. Esto implica una acumulación de grasa muy grande alrededor de los órganos. A su vez, determina su mal funcionamiento.
  • Posibilidad de glucosa en la sangre.
  • Posibilidad de desarrollar algún tipo de cáncer.
  • Osteoartritis o desgaste del sistema esquelético.
  • Atrofia de los músculos, puesto que la persona se deja de mover por el propio exceso de peso.
  • Predisposición a desarrollar enfermedades coronarias.
  • Apnea del sueño.
  • Problemas en la reproducción.
  • Cálculos biliares y otros trastornos hepáticos.
  • Dificultad en el movimiento, en el equilibrio y en la coordinación.
  • Órganos excesivamente comprimidos que no pueden funcionar adecuadamente, como ocurre con los pulmones.
  • Metabolismo muy lento.
  • Mala relación con la comida.
  • Baja temperatura corporal.

Grados de obesidad | Obesidad grado I o moderada

La obesidad moderara implica un IMC  entre 30 y 34.9. Los órganos comienzan a tener serios problemas y la alimentación está descontrolada, por lo que el metabolismo reduce su ritmo. La comida toma el control de la vida del obeso.

Grados de obesidad | Obesidad grado II o severa

Si el IMC oscila entre 35 y 39.9, la comida ha tomado el control de la vida. Los movimientos son mucho más limitados, a causa del exceso de peso. El cuerpo ya no puede quemar calorías de más por la falta de movimiento. Las enfermedades coronarias comienzan a aparecer.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Grados de obesidad | Obesidad grado III o mórbida

Cuando el IMC es de 40 puntos o más, se hacen más patentes los problemas en los órganos vitales, que están siendo maltratados. La movilidad es ya muy reducida porque el cuerpo no puede realizar ningún tipo de actividad física con tanto exceso de peso.

grados-de-obesidad-clasificacion-del-sobrepeso-hacer-ejercicio

Ahora que ya conoces las diferentes clasificaciones y grados de obesidad, podrás descubrir si estás dentro de uno de ellos. En el caso de que estés dentro de tu peso ideal, enhorabuena. Sigue así. Si no es tu caso, es hora de ponerse manos a la obra.

Acude a tu médico para que determine con exactitud tu grado de sobrepeso o tu grado de obesidad. Así podrá ayudarte a bajar peso con una alimentación sana y una tabla de actividad física adecuada. Con una dieta equilibrada y haciendo ejercicio eliminarás la grasa que te sobra. De esta manera, podrás alejarte de las enfermedades ocasionadas por el exceso de peso.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://livehealthprotocol.com/
  • http://parabuenosaires.com/
  • https://fondeadora.mx/

ViviendoSanos.com

Newsletter