Escrito por Tendenzias

Indice de Masa Corporal “IMC”, contradictorio (Part II).

La precisión del IMC se encuentra cuestionada en cuanto a su utilidad, así se lo determinó la renombrada Clínica Mayo de Rochester, por una revisión de 40 estudios practicados sobre 250.000 personas con problemas cardíacos.

A través de esta revisión descubrieron que los pacientes con obesidad severa presentaban un mayor riesgo de muerte y que las personas con sobre peso tenían menos problemas cardíacos que aquellas con un IMC normal.

Debido a que los músculos pesan más que la grasa, aquí se manifiesta la controversia de la exactitud del IMC, por que los atletas con importante masa muscular desarrollada, son considerados como excedidos en peso, por este sistema de medición, siendo este caso particular un error del sistema.

Comparándolo con una persona cuyo exceso de peso sea debido a la grasa, el atleta tiene menos posibilidades de morir joven por los factores que se determinan con el IMC.

Deduciendo entonces que el IMC, no toma en cuenta la masa muscular, y la grasa es el problema que afecta la salud.

Otros métodos considerados según Beckie Lang, vocera del Obesity Resource and Information Centre, dice que la medición del espesor del pliegue cutáneo con lipo-calibradores, como se hace en los gimnasios, puede dar una medida precisa de la grasa corporal.

Margaret Ashwell investigadora de la Universidad Oxford Brookes dice: «Lo importante que se debe tener en cuenta es cómo se distribuye la grasa corporal. Los problemas surgen cuando la grasa se acumula en el centro del abdomen».

Así como es interesante observar que en el calculo del número de personas que son obesas, con el perímetro de cintura o la proporción cintura/altura, hay más hombres que mujeres en situación de riesgo. Esto revela los problemas que presenta el IMC, que sugiere lo contrario”, según Ashwell.

Image: flickr

ViviendoSanos.com

Newsletter