Escrito por Tendenzias

La alimentación sana y equilibrada favorece el correcto aporte de vitaminas

Como sabemos, la presenta de vitaminas es prácticamente fundamental –y algo más que necesario- para que el organismo pueda aprovechar y asimilar toda la energía que necesita, puesto que, sin vitaminas, no se podrían asimilar los hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas.

VitaminsIntro

Ayudan a regular nuestro sistema nervioso, a la vez que intervienen en los procesos de la formación de proteínas, glóbulos rojos, material genético, y las hormonas.

Sin embargo, cuando existe una determinada carencia de algunas vitaminas, se producen afecciones y enfermedades tan diversas como complejas, que suelen tener corrección con el aporte –adecuado- de las mismas.

¿De qué forma podemos evitar la carencia de algunas vitaminas?

Si bien existen complejos vitamínicos que pueden tomarse durante algún tiempo, pero nunca alargarlo en el tiempo tomándolo como si fuera agua, hay algunas formas y trucos sencillos que nos ayudan a evitar que tengamos carencias de vitaminas,

La primera de ellas, y por tanto la fundamental, es una alimentación sana y saludable, a la vez que rica y variada, en donde no falten las frutas, las verduras, las legumbres y hortalizas, el pescado y la carne (a ser posible magro).

No en vano, las principales fuentes vitamínicas las encontramos en las frutas y las verduras, de ahí a que gran cantidad de expertos e instituciones tanto nutricionistas como médicas recomienden consumirlas de 4 a 5 raciones diarias.

Otra recomendación podría ser el consumo de alimentos frescos, evitando en la mayoría de las ocasiones el cocer en exceso las verduras, ya que elimina las vitaminas y las propiedades que en realidad poseen.

Imágen | OCU

ViviendoSanos.com

Newsletter