Escrito por Tendenzias

Zinc – Propiedades y beneficios en nuestra dieta

Ahora que se acerca la primavera, en la que dejamos atrás el frío y salimos a la calle envalentonados en busca del más mínimo rayo de sol, es cuando los suplementos vitamínicos empiezan a poblar los carteles publicitarios y las discusiones de sobremesa. ¿Son necesarios o no?

Del cóctel vitamínico que nos propone la industria farmacéutica destaca un elemento por encima del resto: si vamos desde la A hasta la Z, tendremos que esperar a llegar a la última letra para toparnos con el zinc, un oligoelemento muy importante para sentirnos bien a diario y para muchas otras funciones vitales para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Si todavía no conoces las propiedades y beneficios que puede aportarte el zinc en nuestra dieta, ya sea a través complejos vitamínicos o vía la ingestión de diversos alimentos que lo contienen, quédate con nosotros y sigue leyendo este post.

propiedades-y-beneficios-en-nuestra-dieta.zinc

Zinc

El zinc es un elemento químico que pertenece a la familia de los metales, dentro del grupo 12 de la tabla periódica de los elementos (símbolo Zn). La importancia de que esté presente en el cuerpo humano es extrema. Por ejemplo, es capaz de estimular las funciones de un centenar de enzimas muy importantes para nuestro organismo. Su ingesta se debe realizar en pequeñas cantidades debido a que entra dentro de la categoría de micronutrientes.

Se trata de uno de los oligoelementos más importantes para las personas, solo por detrás del hierro (Fe). El zinc está presente por las células de todo nuestro cuerpo y, por ejemplo, es uno de los garantes para que nuestro sistema inmunitario funcione como un reloj suizo. Sin el aporte de zinc a nuestro cuerpo, nuestras células no sé dividirían y crecerían de una manera adecuada.

Tener una deficiencia de zinc podría desembocar en la no correcta cicatrización de una hipotética herida en nuestra piel. O incluso afectarían a nuestro metabolismo, ya que el zinc también está relacionado con la síntesis de los carbohidratos que ingerimos. Incluso el zinc será vital para que sentidos como el gusto o el olfato funcionen a plena perfección, así como para mantener un estado de ánimo diario óptimo.

Propiedades del zinc

Tal y como apuntábamos, el zinc ejerce una serie de funciones clave para el correcto funcionamiento diario de nuestro cuerpo. A continuación vamos a analizarlas al detalle:

  • Ayuda a la sintetización de proteínas.
  • Fortalece el sistema inmune, tan importante para la prevención y lucha de virus y bacterias externas que puedan dañarnos.
  • Presente en la mayoría de procesos enzimaticos vitales.
  • Toma partido en la creación del ADN y ARN, interviniendo en su síntesis.
  • El zinc es muy necesario para que nuestro sistema nervioso funcione a la perfección.
  • Del mismo modo, también ejerce influencia en el buen estado de nuestro esqueleto.
  • El zinc tiene la función tan importante de ejecutar y ‘supervisar’ que las células se comuniquen como es debido.
  • Resultará fundamental para que el desarrollo de los órganos genitales (ovarios y testículos) del ser humano se desarrollen de forma óptima.
  • El olfato y el gusto dependen en gran medida de este micronutriente.
  • Sin el zinc, una simple herida como un rasguño, no podrían cicatrizarse las heridan como es debido.
  • Está demostrado también que el zinc es capaz de combatir el acné.
  • Asimismo, también se habla del zinc como un antioxidante natural muy eficaz.
zinc-beneficios-para-el-organismo

Cómo podemos observar, el zinc es muy importante para nuestra salud. De hecho, estudios científicos han demostrado que si ingerimos zinc de manera continuada durante el lapso de tiempo de 5 meses, el riesgo de contraer un catarro baja de manera considerable. Del mismo modo, sí ya hemos contraído el molesto resfriado, este estudio también ha demostrado que si incluimos zinc en nuestra dieta justo cuando hemos caído enfermos, ayudaría a paliar sus molestos síntomas y permitiría acortar los tiempos de infección.

De todos modos, no es recomendable excederse en la cantidad diaria recomendada de zinc, ya que podría aportarnos consecuencias desagradables y no deseadas. Las instituciones alimentarias apuntan a los siguientes niveles según la etapa de la vida:

  • Bebés: 2 miligramos al día hasta los 6 meses. A partir de ahí, se recomiendan  3 miligramos.
  • Niños: hasta 5 miligramos en cuanto llegan a los 8 años. A partir de esta edad, podemos subir la cantidad hasta los 8 miligramos.
  • Adolescentes y adultos: 11 miligramos diarios en hombres y 8/9 en mujeres. En estado de embarazo, se recomienda subir la dosis a 11 miligramos, llegando a los 12 en fase de lactancia.

Beneficios del zinc en nuestra dieta

Como siempre, la mejor manera para obtener el elemento del zinc será a través de una dieta variada y equilibrada en una gran tipología de alimentos. Pese a que los suplementos vitamínicos que contienen zinc son también una muy buena idea, los alimentos siempre están por encima de cualquier elemento sintetizado en un laboratorio.

Aquellos alimentos que provienen de animales serán los que contendrán una elevada dosis de zinc: carnes, huevos, lácteos y pescados. En caso de que seas vegetariano o vegano, no te preocupes porque también existe un amplio rango de vegetales que pueden aportarnos zinc, pese a que la cantidad será menor. Así pues, deberemos incluir vegetales como el tomillo, guisantes o la cúrcuma. Asimismo, las legumbres y los frutos secos también serán una gran fuente de zinc.

zinc-que-es-beneficios

Por tanto, en caso de que omitieramos el zinc de nuestra dieta, los efectos que podría provocar son los siguientes:

  • Estariamos más irritables y con un estado de ánimo más bajo. Es decir, con una notable apatía.
  • Podríamos llegar a sufrir diabetes a largo plazo o insuficiencias renales.
  • En mujeres, la menstruación podría tornarse irregular en sus ciclos.
  • En niños puede inducir a un retraso en el crecimiento.
  • No incluir zinc en nuestra dieta es un error fatal para nuestra piel, pudiendo provocar dermatitis o otras complicaciones relacionadas. Incluso estrías.
  • Nuestro cabello también podría verse afectado: podríamos perder pelo.
  • Anemia y trastornos relacionados con el cansancio diario.
  • Infertilidad.
  • Aparición de manchas blancas en las uñas.
  • Aparición y aumento de colesterol.

También te puede interesar:

Fuente de imágenes:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • vivi-sano-ya.com
  • biotrendies.com
  • hoysaludable.com

ViviendoSanos.com

Newsletter