Escrito por Tendenzias

La intolerancia a la lactosa: una afección muy común

Se estima que aproximadamente un 70% de la población mundial presenta algún tipo de problema con la lactosa (The Sensitive Gut), mientras que según los expertos del National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, entre de “30.000.000 a 50.000.000 de estadounidenses padecen intolerancia a la lactosa”.

intolerante-a-la-lactosa

Como observamos, la intolerancia a la lactosa en sí parece un problema casi habitual en la salud de millones de personas a lo largo y ancho de todo el mundo, pero, ¿qué es realmente? ¿podemos obtener el calcio de otros alimentos que nos ayuden a suplir la leche de la dieta y así evitar déficit?

Intolerancia a la lactosa, un problema muy común

La lactosa (concretamente, el azúcar de la leche) se descompone en otros azúcares más sencillos, la galactosa y la glucosa, gracias a la acción de la enzima lactasa. Se trata de un proceso que tiene lugar en el intestino delgado, lugar donde se hace posible que la glucosa sea absorbida por el torrente sanguíneo.

Sin embargo, cuando existe un déficit de lactasa, la lactosa pasa al intestino grueso sin descomponerse y empieza a fermentar, produciendo ácidos y gases. Esto provoca las inevitables molestias estomacales que sienten millones de personas cada vez que toman algo que contenga lactosa (leche, queso, helado, mantequilla, yogurt…).

En cierto sentido es sencillo saber si somos o no intolerantes a la lactosa, dado que, si bien en nuestros primeros años de vida el cuerpo segrega lactasa en grandes cantidades, la producción va disminuyendo con el tiempo, por lo que muchas personas llegan incluso a desconocer que sufren esta afección.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Respecto a los síntomas, los expertos indican que no son los mismos para todas las personas, dado que encontraremos sujetos que lo manifestarán con estreñimiento, diarrea, rinitis, empeoramiento del asma, hinchazón abdominal, sensación de pesadez digestiva o problemas de piel, por citar algunos ejemplos.

Se debe diferenciar en este caso la intolerancia a la leche y la alergia en sí a la leche, en la que el sistema inmunológico es el que responde de una manera inmediata a esta sustancia o alergeno liberando histamina y otras sustancias en un intento de combatirlo o eliminarlo de un modo inmediato y radical.

Algunos síntomas de la intolerancia a la lactosa, especialmente después de haber ingerido algún producto que lo contenga

  • Diarrea
  • Hinchazón abdominal
  • Pesadez digestiva
  • Estreñimiento
  • Problemas de piel
  • Empeoramiento del asma
  • Rinitis

Si te ha interesado este artículo, puedes obtener más información en la nota Cuando la leche no se digiere (Intolerancia a la lactosa).

Vía | MediciNet
Imágen | Univision

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos