Escrito por Tendenzias

Manzanilla | Propiedades y beneficios

La manzanilla, también conocida como Chamomile, muy parecida en sus características físicas a la margarita, con flores de pétalos blancos y centro amarillo. Es una planta herbácea y exhala un olor penetrante y agradable.

Los sacerdotes egipcios reconocieron sus efectos calmantes en las afecciones nerviosas. Llegó también a ser conocida como médico de las plantas porque cura a las que crecen en sus proximidades.
Quizá la manzanilla sea una de las plantas medicinales más popular. Y abunda, preferentemente, en los terrenos áridos.

 qtersfet.jpeg

En uso externo se suele emplear para tratar ojos irritados y cansados por el trabajo, el viento, las vigilias o el sol. Está perfectamente indicada en: gastritis, úlcera gastroduodenal, espasmos gastrointestinales, náuseas, vómitos, digestiones lentas, meteorismos, nerviosismo e insomnio de los niños.

Uno de los principios activos de la planta, el camazuleno, se utiliza hoy día en soluciones al 2% para combatir el asma bronquial de los niños, en inyección intramuscular.

También es usada para cólicos del estómago, del intestino, de la matriz. Menstruaciones difíciles y dolorosas; cólicos del uréter y de la vejiga. Enfermedades infecciosas, como gripe, catarros, resfriados, etc., debido a sus propiedades sudoríficas. Dolores nerviosos de cabeza. En lavativas calmantes, en compresas preparadas de infusión sobre forúnculos, almorranas, eczemas, fístulas, úlceras varicosas, etc., y en las inflamaciones de los ojos.

La forma más común de ser ingerida es en infusión y lo ideal es consumirla lo más caliente posible.

Imagen: bedri

ViviendoSanos.com

Newsletter