La Rúcula, según los romanos, afrodisíaca.
0 votos

La Rúcula, según los romanos, afrodisíaca.

La rúcula era prácticamente desconocida hace apenas algunos años en Latinoamérica. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha convertido en uno de los vegetales más consumidos. Es un tipo de hortaliza y científicamente, consta de tres especies: Eruca sativa, Diplotaxis tenuifolia y Diplotaxis muralis.

rucula002.jpg

La rúcula es originaria del sur de Europa y del oeste de Asia. Actualmente constituye un importante cultivo en la zona Mediterránea, Egipto y Sudán. Ya en la antigua Grecia era muy valorada y recomendada para las personas que tenían problemas digestivos. Y desde la época romana, considerada un afrodisíaco. Sin embargo, no ha sido sometida a investigación científica hasta los años 1990, siendo normalmente recolectada salvaje.

El nombre científico de esta hierba es “eruca sativa”, pero alrededor del mundo se la conoce con varios nombres distintos: rúcula, rúgula, roqueta o jazamango.

La rúcula tiene un sabor muy paticular, entre amargo y picante. Puede consumirse cocida (en pizzas, por ejemplo), aunque suele ser mayormente incluída en ensaladas, pero también cocinada como verdura, bocaditos fríos y de todo tipo.

Conviene comprar y consumir aquellas rúculas más jóvenes, ya que sus hojas son más tiernas y de sabor más suave. Las hojas más grandes suelen ser más duras y tienen un sabor amargo más acentuado.

La rúcula es una excelente opción para una dieta sana: como todo vegetal de hoja, es fuente de fibras y agua. Es baja en calorías, no tiene colesterol, ni ácido úrico, ni grasas y posee muy baja cantidad de sodio. Es rica en vitamina C y hierro.

Vía: Infovegetarianos

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>