Escrito por Tendenzias

10 principios del Feng Shui para la salud

El Feng Shui es un arte milenario con una antigüedad de más de mil años. Se creó, estudió y desarrolló en la cultura china. Su objetivo es equilibrar la energía dentro de nuestro hogar, ya que esta nos afecta en gran medida. En este artículo vamos a conocer 10 principios del Feng Shui para la salud. Con estos conocimientos podrás encontrar el equilibrio en tu hogar y beneficiarte de la energía positiva y allí crearás.

Diez principios del Feng Shui para la salud

La cultura oriental tiene una forma diferente de entender y analizar la realidad y aquello que nos rodea. Para la tradición china, el ser humano es una pequeña partícula dentro del cosmos. Por este motivo, las energías del universo nos afectan en nuestro día a día.

diez-principios-del-feng-shui-para-la-salud

Tanto en el campo de la salud, como en el de las emociones o los pensamientos, nos vemos condicionados por lo que sucede a nuestro alrededor. Esta es la base de la doctrina del Chi o energía vital. Gracias al Feng Shui, podemos concentrar esta energía primordial en nuestro hogar y así beneficiarnos de ella. A continuación, te explicamos 10 principios del Feng Shui para la salud muy sencillos para que los pongas en práctica en casa.

Aire fresco

Aunque a menudo ignoramos este aspecto, renovar el aire es algo fundamental. Este punto es uno de los pilares del Feng Shui. Las ventanas y las puertas deben abrirse con frecuencia para ventilar los espacios y que entre así aire natural. Podemos utilizar inciensos y aceites esenciales para limpiar. Para poder tener una buena salud y sentirnos bien con nosotros mismos, el aire debe estar limpio. Utilizar plantas verdes sanas aumenta el oxígeno en el ambiente y nos transmite fuerza vital.

Luz natural

Igual que debemos renovar el aire, también debemos recibir luz natural. La luz solar nos aporta distintos nutrientes y además elimina las bacterias u organismos que pueda haber. Cuando nos levantemos por la mañana, debemos ventilar la cama y dejarla sin hacer un rato mientras recibe luz solar. Durante la noche, la luz que utilicemos debe ser suave y tenue. Se recomienda utilizar lámparas son regulador para adaptarla. En particular, la luz es muy importante en los salones, ya que allí pasamos una gran cantidad de tiempo.

Ordena tu espacio

Aunque hay un orden en el caos, debemos tener un poco de sentido común. Entrar en una habitación en la que hay ropa repartida por todos los muebles o mesas llenas de objetos varios puede agotarnos. Si bien unas personas son mucho más sensibles que otras, la sensación de orden permite que la energía fluya. El desorden es capaz de bloquear nuestra energía y hacernos sentir peor.

Utiliza colores relajantes

Los colores en las habitaciones son muy importantes porque nos transmiten sensaciones. Las tonalidades suaves, los azules, lavanda, verdes o terrosos dan tranquilidad al ambiente. Nos aportan una sensación de paz.

diez-principios-del-feng-shui-para-la-salud-fuente-zen

Los colores pueden utilizarse en el decorado y no sólo en las pinturas de las paredes. Puedes dar un toque de color en la ropa de cama, las cortinas, las obras de arte o las velas. Con estas últimas podemos crear ambientes relajados, dejando que fluya la armonía.

Aléjate de los ruidos

El Feng Shui estudia la posición de las habitaciones dentro del hogar. Los dormitorios deben estar en la parte trasera, que es la llamada zona yin. De esta manera lograremos estar alejados de los ruidos para poder descansar.

Se recomienda también no ver la televisión o utilizar otros aparatos electrónicos antes de dormir. Estos tienen la capacidad de agotar nuestras energías. Además, las imágenes negativas y violentas pueden quedar en el subconsciente y generar mal chi. Esto deriva en pesadillas y en poco descanso.

Busca la tranquilidad

Los sonidos de la naturaleza son muy recomendables para crear ambientes tranquilos y relajados dentro de casa. El sonido de las olas del mar, ríos que descienden por las montañas, el canto de los pájaros… Cuando escuchamos estos sonidos se ralentiza nuestro ritmo cardíaco, la respiración se vuelve más suave y el sistema nervioso se relaja. Escuchar estos sonidos es una medicina para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Añade tierra y madera a tus baños

Los baños son habitaciones que contienen un exceso de agua. Tenemos las tuberías, la ducha, el inodoro… Según el Feng Shui, el exceso de agua debe compensarse con otro elemento: la tierra. Podemos utilizar objetos decorativos que contengan estas tonalidades, es decir, marrones, ocres, amarillos o naranjas.

diez-principios-del-feng-shui-para-la-salud-bonsai

Otro elemento que podemos añadir para compensar con el agua es la madera. La combinación perfecta podría ser una pequeña planta en algún recipiente decorativo con madera. También podemos utilizar este tipo de muebles o añadir toallas y alfombras con tonalidades verdes. Por último, podemos utilizar también luces, velas u objetos que emulen el fuego.

Busca una casa con buena orientación

Si estás buscando comprar o alquilar una casa, este apartado puede resultarte beneficioso. Para el Feng Shui, las casas deben estar en terrenos llanos y nivelados, con montañas en la parte trasera y montañas o bosques a los laterales.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Si este panorama te queda lejos, puedes buscar un hogar que esté orientado al sur. La parte trasera puede ser la que mira en esta dirección. Si fuera posible, deberíamos plantar árboles altos detrás de la casa y en los laterales. En la parte frontal, construiríamos un pequeño estanque.

Ubica el amor

De acuerdo con el mapa bagua del Feng Shui, el dormitorio o la zona de amor debe ubicarse en la esquina superior derecha. Esto lo veremos con claridad si observamos un plano de nuestra vivienda. Se recomienda colocar obras de arte románticas, objetos con tonalidades rosas, rojas y blancas y recuerdos sobre experiencias amorosas. También podemos añadir libros, figuras y candelabros.

Colocación de la cama

Por último, llegan las recomendaciones para nuestra cama, ya que ahí es donde descansaremos. Se recomienda que la cama tenga cabecero y acceso visual a la puerta de entrada. La cama no debe estar colocada debajo de una ventana ni tampoco nuestros pies deben mirar hacia la puerta. La pared sobre la que apoyemos la cama tampoco debe dar a un baño ni estar entre corrientes de aire. La habitación debe estar además alejada de la puerta de entrada del hogar.

Con estos consejos, esperamos que la energía vital y la armonía fluyan en tu hogar y puedas vivir en un ambiente tranquilo.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);
  • www.i-decoracion.com/
  • www.universidaddelcambio.com/
  • www.euroresidentes.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter