UP

-     Escrito por esther

Las hierbas sanadoras. Parte 1º

Muchas son las hierbas que ayudan a mantener un buen tono vital y a permanecer sanos y jóvenes. Pero también son una opción válida frente al uso de medicamentos que resultan contraproducentes.

dfdfdfd.jpg

¿Qué mejor que aprovechar todos los beneficios de estas hierbas y sentirse mejor que nunca?

  • Ambay. Es expectorante y se prescribe para resfríos, tos y catarros.
  • Ajenjo. Digestivo, antiácido, antiparasitario. Regulariza el atraso menstrual.
  • Brusca. Especialmente indicada para problemas de próstata. También actúa sobre la circulación venosa.
  • Carqueja. Hierba hepática por excelencia. Diurética. Ayuda en las afecciones de las vías urinarias.
  • Castaño de Indias. Mejora la circulación venosa y combate várices y hemorroides, ya que fortalece las paredes de las venas. Pero no se puede tomar en forma continuada.
  • Cola de caballo. Es diurética, limpia las vías urinarias, desintoxica y ayuda a mineralizar el sistema óseo.
  • Crataegus. Calma la ansiedad y la angustia. Normaliza la presión arterial. Contribuye a regular la arritmia cardiaca de origen nervioso.
  • Diente de león. Depura el organismo en general, especialmente el hígado y la sangre.
  • Echinacea. Aumenta las defensas del organismo.
  • Espina colorada. Depura el hígado. Ayuda a eliminar el ácido úrico. Es antirreumático.
  • Fucus. Es un alga que contiene mucho yodo. Ayuda a equilibrar las hormas que reducen las grasas y es un poderoso desintoxicante capaz de limpiar el organismo de elementos radiactivos y metales pesados.
  • Ginkgo biloba. Produce vasodilatación, activa la circulación arterial del organismo y depura la sangre. Así, mejora la irrigación del cerebro y la memoria; produce bienestar general, rejuvenece los tejidos y optimiza la potencia sexual. Mejora el asma.

Imagen: articulo
Este artículo continúa en: Las hierbas sanadoras. Parte 2º

ViviendoSanos.com

Newsletter