Escrito por Tendenzias

Frutos secos: fuente de energía | Propiedades y recetas

Los frutos secos son altamente reconocidos y recomendados gracias a su alto valor nutritivo. Además, su combinación entre ácidos grasos esenciales y proteínas proporcionan un efecto de saciedad y calman la ansiedad que se origina al comenzar una dieta.

Todo el que desee llevar una dieta equilibrada debe incluir los frutos secos en sus comidas, al menos una vez al día, para obtener los beneficios que aportan al cuerpo, especialmente la energía que proporcionan. Por tanto, en este post vamos a hablar de los frutos secos: fuente de energía, propiedades y recetas.

Los frutos secos como fuente de energía

frutos-secos-fuente-de-energia-propiedades-y-recetas-frutos-secos

Los frutos secos incluyen las almendras, los cacahuetes, las avellanas, los pistachos, las nueces, las semillas de girasol, de sésamo, de calabaza, los piñones, los anacardos, los higos secos, los dátiles, las castañas y los orejones, entre otros, que dependerán de la zona donde se produzcan.

Los frutos secos aportan una fuente de energía que constituye un valor 3 veces mayor que cualquier otro alimento. Por ello se deben consumir en porciones que se adecuen a los necesidades dietéticos diarios.

Asimismo, estos frutos contienen ácidos grasos esenciales como, por ejemplo, el oleico, el linoleico y el linolenico que el cuerpo humano no puede producir y tienen que ser suministrados en la dieta diaria. Su fuente de energía realmente es gracias a todos sus nutrientes que estimulan a los sistemas del cuerpo. El consumo diario de frutos secos ayuda a mejorar la respuesta inmunológica ante virus e infecciones comunes, así como también refuerza el sistema inmunológico para prevenir cualquier enfermedad, en especial las enfermedades de tipo estacional que se originan por los cambios bruscos de clima.

Para aquellos tienen problemas de colesterol alto, un puñado de frutos secos al día es la solución perfecta para reducir los niveles de LDL (colesterol malo) y, a su vez, aumenta los niveles de HDL (colesterol bueno), para conseguir un mayor bienestar. Asimismo, con la ingesta de frutos secos se pueden sustituir algunos grupos de alimentos, como el queso o los embutidos, que causan daños en el cuerpo al consumirlos habitualmente.

Propiedades de los frutos secos

frutos-secos-fuente-de-energia-propiedades-y-recetas-propiedades

Los frutos secos tienen una gama de propiedades que proporcionan numerosos beneficios para todo el cuerpo. Ellos contienen ácidos grasos esenciales como, por ejemplo, el ácido oleico, linoleico y linolénico. Los acidos grasos esenciales no pueden ser producios por el organismo, así que deben aportarse en la dieta diaria. Además, los frutos secos contienen calcio, fosforo, potasio, hierro, selenio, magnesio, zinc, folatos, vitamina E, vitamina B1 y B3 y un efecto altamente antioxidante.

Por su parte, las frutas desecadas son altamente nutritivas al contener calcio, potasio, hierro, y vitaminas B, B1 y B3. Por esto, consumir frutos secos aumenta los niveles de energía de la persona y la protege contra enfermedades comunes.

Entre sus beneficios podemos encontrar que:

  • Reduce notablemente los niveles de colesterol malo en la sangre (LDL)
  • Incrementan el colesterol bueno (HDL).
  • Proporciona beneficios anticancerígenos gracias a sus antioxidantes y al tocoferol, que ayudan a combatir y a proteger al organismo de los radicales libres.
  • Combaten el estreñimiento gracias a su alto contenido en fibra y, al mismo tiempo, controlan la ansiedad causada por dietas estrictas.
  • Protegen al organismo contra las enfermedades de origen cardiovascular, ya que previenen el endurecimiento de los vasos sanguíneos.
  • Actúan contra de la obesidad y reducen la talla de la cintura.
  • Protegen el sistema nervioso y el cerebro gracias a la presencia de selenio. Con el consumo de frutos secos se previene la aparición de enfermedades como el alzheimer.
  • Aportan alta cantidad de energía gracias a todos los nutrientes que contienen.
  • Disminuyen el riesgo de padecer diabetes.
  • Ayudan en la fertilidad del hombre gracias a la presencia de zinc.
  • Combaten la osteoporosis y la previenen debido a la alta presencia de calcio. También ayudan a disminuir los síntomas de enfermedades como la fibromialgia y la fatiga crónica.

Los frutos secos también son recomendados frecuentemente por especialistas en nutrición y otras ramas medicinales, por ejemplo, para prevenir problemas vasculares o el glaucoma. Añadirlos a la dieta diaria mejorará notablemente tu salud y tu bienestar.

Recetas con frutos secos

frutos-secos-fuente-de-energia-propiedades-y-recetas-recetas

Existen muchas recetas que contienen frutos secos como ingrediente principal. Aunque la mayoría de las veces pensemos que estos frutos solo puedan emplearse en postres te sorprenderá saber que es muy común añadirlos a los platos diarios y el sabor resulta bastante delicioso, además de nutritivo.

Entre las recetas con frutos secos que puedes incorporar a tu dieta están:

  • Ensalada de jamón de pato, nueces de california y naranjas. Las nueces le brindan la textura adecuada para enriquecerla. Esta ensalada es altamente nutritiva ya que, al contener vitamina E y grasas que son buenas para el organismo, se pueden absorber más fácilmente que las hojas verdes los carotenos.
  • Tarta de espinaca, piñones y queso de cabra. Los piñones proporcionan la fuente principal de energía y también ayudan en la absorción de los carotenos y del hierro que contiene la espinaca, sin dejar de lado la alta cantidad de antioxidantes y de fibra suministrada.
  • Cuscús falso de coliflor con pasas y almendras. El aporte de los frutos secos en este caso es el calcio, así como también las grasas buenas. El aporte de la textura y el sabor son especiales. Además, el proceso de tostado por el que pasan los frutos antes de la preparación convierten a este cuscús falso en todo un manjar saludable.
  • Merluza con salsa de avellanas. Las vitaminas y minerales de este plato lo hacen altamente saludable y enérgico. Es perfecto para una comida después de una mañana bastante ajetreada. Los frutos secos, en este caso, le dan más que sabor y textura, pues también ayudan a nivelar el colesterol y aportan grasas buenas al organismo.

Intenta cocinar alguna de estas recetas, la que más te guste, y notarás los cambios desde la primera semana que empieces a consumir frutos secos. Recuerda que algunas personas son alérgicas a estos frutos. Por eso, si nunca antes los has probado, es recomendable que realices una prueba de alergia antes de comenzar a añadirlos a tu dieta diaria.

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Fuentes de imágenes:

  • http://cdn.800noticias.com/
  • http://images.animanaturalis.org/
  • https://i.ytimg.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter