Escrito por Tendenzias

Patatas | Propiedades, precauciones y cómo cocinarlas

La papa o patata es una planta de la familia de las solanáceas, cultivada en casi todo el mundo por su tubérculo comestible. Es originaria del altiplano andino, donde ha sido cultivada y consumida al menos desde el VIII milenio adC.

papas.jpg

Introducida en Europa por los conquistadores españoles, tardó en incorporarse a la dieta por contener sustancias tóxicas en sus partes verdes pero se ha convertido en uno de los principales cultivos del planeta.

No mucha gente lo sabe, pero esas partes verdes tan comunes en la piel o cáscara de las patatas contienen solanina, un glucoalcaloide de sabor amargo y elevada toxicidad.

La solanina se encuentra en toda la planta de patata, incluso en los tubérculos normales (en estos en concentraciones muy bajas), y con concentraciones mayores en todas las partes verdes.

La solanina es una sustancia fungicida y pesticida que la patata utiliza como protector natural. Está demostrado clínicamente que la ingesta de altas concentraciones de solanina por parte de los humanos puede tener consecuencias letales.

Por supuesto, la mejor forma de deshacerse de esta sustancia nociva de la patata es pelándola antes de consumirla. La fritura también es un método efectivo para eliminar la toxina, pero ni el hervido ni la cocción en microondas son suficientes para que desaparezca totalmente si mantenemos el vegetal sin pelar.

Los síntomas propios de la intoxicación por solanina son:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Dolor de estómago
  • Mareos
  • Vértigo

Incluso puede provocar la muerte en concentraciones muy elevadas. Una intoxicación severa por solanina podría producirse al ingerir aproximadamente 2 kilogramos de patatas con concentraciones normales de esta sustancia.

Se desaconseja el consumo de papas atacadas por hongos así como de las papas que mantienen aún tonos verdes en la cáscara; por otra parte una de las partes más nutritivas de este tubérculo se encuentra en la “cutícula” o capa inmediatamente inferior a la cáscara, por este motivo se aconseja que si han de comerse hervidas, las papas sean hervidas con su cáscara (bien lavada) luego de así cocidas se las monda (pela) a mano.

Así que ya sabes: comprar papas que tengan muy pocas partes verdes (o ninguna) y prestar atención a la mejor forma de cocción para no perder sus propiedades.

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos