UP

-     Escrito por blanca

Leche de almendras: propiedades, beneficios y recetas

La leche de almendras es conocida por sus muchos beneficios y propiedades para la salud, en especial para la digestión o regular el colesterol. Por ello, os hablamos a continuación de todo con relación a la Leche de almendras: propiedades, beneficios y recetas.

leche-de-almendras-propiedades-beneficios-y-recetas

Propiedades de la leche de almendras

leche-de-almendras-propiedades

Una de las principales propiedades que encontramos en la leche de almendras, .al margen de su sabor será que es baja en grasa.

Qué contiene la leche de almendras

Por otro lado, podemos decir que tiene un elevado contenido en energía, proteínas , lípidos y fibra.

Además también entre sus propiedades está el que contiene minerales como el calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, y zinc.

Los otros nutrientes disponibles en esta leche incluyen vitaminas tales como la vitamina C, vitamina B6, tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico y vitamina E (que es un antioxidante natural que ayuda a retrasar el envejicimiento y a prevenir el cáncer). Todos estos nutrientes tienen diversos beneficios que son esenciales para tener un cuerpo sano.

Las calorías de la leche de almendras

Las calorías nos importan y mucho, así que al margen de la poca grasa que tiene esta leche, también destaca por sus pocas calorías. Muchas menos que las de la leche de vaca o de soja.

Para comparar un vaso de leche de almendras tiene tan solo 40 calorías, mientras que la leche de vaca tiene 140 calorías. La leche de soja tendrá 80 calorías y una más: la leche de arroz tiene 120 calorías.

Beneficios de la leche de almendras

leche-de-almendras-beneficios

En cuanto a los muchos beneficios que tiene la leche de almendra, estarán como no las dos esenciales: que será regular el colesterol, y ayudar a las digestiones pesadas pero además tiene otros muchos beneficios.

Para reducir colesterol y controlar el peso

Si tomas leche de almendras puedes mejorar los niveles del colesterol bueno (HDL), además de reducir los niveles de colesterol malo (LDL).

Pero además, podrás controlar mejor el peso, teniendo en cuenta esas pocas calorías que tiene cada vaso, de modo que es más recomendable tomarla en el caso de que estés haciendo dieta.

Mejora la salud tomando leche de almendras

De este modo, si tomas leche de almendras, podrás experimentar, una mejora de la visión, te ayudará en la pérdida de peso, y no solo eso sino que podrás tener huesos más fuertes y un corazón fuerte y sano.

Todos estos beneficios, ayuda en que desarrollemos de músculos fuertes, mantener la presión arterial ideal y el mantenimiento de un riñón que funcione correctamente.

leche-de-almendras-beneficios-madres-lactantes

Beneficios para el estómago

La leche de almendras permite además tratar diarreas y los vomitos, ya que cuando vomitamos reducimos nuestro nivel de potasio, pero al tomar un vaso de leche de almendras, aumentamos el valor de potasio y nos recuperamos más rápidamente.

Tomar esta leche permite además regular el estómago, de modo que también será beneficiosa para problemas como gastritis o o problemas gastrointestinales

También es una buena alternativa el que tomen leche de almendras las madres lactantes.

Leche de almendras para madres lactantes

Se dice que la madre lactante es mejor que tome leche de vaca para obtener de ella sus vitaminas y proteínas que luego transmite al bebé, pero además la leche de almendras puede ser también beneficiosa.

Gracias a la leche de almendras, la leche materna será más blanca y tendrá un sabor más suave, de modo que el bebé se podrá alimentar más a gusto.

Además as almendras contienen  nutrientes adicionales entre ellos, el calcio, de modo que será buena para aquellas madres que estén dando el pecho a sus hijos.

Recetas de la leche de almendras

leche-de-almendras-recetas

Como la leche de almendras tiene muchas propiedades y beneficios será bueno que veamos algunas recetas al margen de poder beber la que se vende embotellada.

Receta de leche de almendras casera

Una de las primeras recetas será como no, el hacer una leche de almendras casera. Para ello, debes hacerla así:

Ingredientes:

  • 1 taza de almendras (155 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • 1 ramita de canela (que es opcional).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (que es opcional) (5 g)

Preparación

Coloca la almendras en un recipiente que hemos de cubrir con agua. No te pases con el agua ya que puede que las almendras se hinchen.

Deja las almendras en remojo toda la noche. Pasadas 24 horas, se enjuagan y las pones en la batidora.

Se añaden las tres tazas de agua, y se bate todo hasta hacer polvo de las almendras. Colamos el líquido, y lo conservamos en un frasco de cristal.

Agrega una ramita de canela para que se conserve mejor, y un poco de vainilla para hacer más suave el sabor.

Receta de salsa de cebolla con leche de almendras

Por otro lado, la leche de almendras puede utilizarse como ingrediente de algunas salsas como esta que os explicamos

Ingredientes: 

  • 1 vaso de leche de almendras
  • 250 gramos de cebolla
  • 2 Cucharadas de nata
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Comenzamos cortando muy fino las cebollas, para luego cocerlas al vapor con unas gotas de aceite de oliva.

Una vez hayan transcurrido cinco minutos, se añade el vaso de leche de almendras. una pizca de sal y la nata.

Se mezclan bien todos los ingredientes, y el resultado es una salsa de sabor espectacular que podemos servir como acompañamiento de todo tipo de platos.

Receta de paté con leche de almendras

Lo cierto es que la leche de almendras da para hacer muchas recetas que en realidad son ideales para la cocina vegetariana y este paté, es una de ellas.

Ingredientes:

  • ¼ de litro de leche de almendras
  • 150 grms de pan duro
  • 30 grms de aceitunas negras sin hueso
  • cebollas grandes 2 (cortadas finas)
  • zanahorias ralladas 2
  • dientes de ajo 2
  • Distintos tipos de hierbas
  • Tomate en salsa
  • Aceite de girasol
  • Sal

Preparación:

Comenzamos echando el pan en la leche y lo dejamos en remojo durante varias horas. Cocinamos ahora la cebolla y los ajos al vapor.

Se bate todo con la batidora, y la mezcla obtenida se echa en un molde, y se hornea durante media hora.

Una vez esté frío ya lo podemos servir, añadiendo si queremos un poco de salsa de tomate.

Artículo de interés:

ALPISTE – PROPIEDADES Y BENEFICIOS

ViviendoSanos.com

Newsletter