Escrito por Tendenzias

Los beneficios de la soja para los problemas de próstata

Dentro de las enfermedades más comunes entre el sexo masculino se encuentran las enfermedades relacionadas con la próstata, sobre todo cuando se llega a una determinada edad. Quizás dentro de las enfermedades más temidas está el adenocarcinoma de próstata, pero como podemos imaginar no es el único, puede suceder que crezca de forma desmesurada, provocando una hiperplasia prostática, etc. Este artículo dedicado a Los beneficios de la soja para los problemas de próstata, ha nacido con el fin de dar a conocer las propiedades de la soja, qué beneficios se obtienen o cómo se debe consumir.

Los beneficios de la soja para los problemas de próstata | Qué es la Próstata

Se trata de una glándula perteneciente al aparato reproductor masculino, que se encuentra localizada justo debajo de la vejiga, justo antes del inicio del pene. La uretra es el canal que comunica la vejiga con la salida del pene, por lo tanto la uretra pasa a través de la próstata, como podemos apreciar en el siguiente dibujo.

Su tamaño es aproximadamente el de una nuez, de unos 34 cm de diámetro con un peso de unos 20 gramos. Es uno de los órganos pertenecientes como ya hemos comentado, al aparato reproductor masculino. Su función es la secreción de un fluido capaz de proteger y aislar a los espermatozoides de los ácidos de la vagina, les proporciona mayor movilidad para que lleguen con éxito al óvulo.

Dentro de los problemas que nos puede plantear la próstata, tres son los mas comunes. Cáncer de Próstata, Hiperplasia Benigna y Prostatitis. 

Cuando se tiene dificultad a la hora de miccionar o bien la cantidad de orín es poca o débil, puede deberse a un aumento de volumen de la próstata, esta si aumenta de volumen y como podemos ver en la imagen superior, comprimirá la uretra, provocando los síntomas descritos.

Otro de los síntomas más característicos de una inflamación de próstata y por tanto de la compresión de la uretra es la necesidad de miccionar varias veces a lo largo de la noche, a esta sintomatología se la llama nicturia. Cuando no se consigue vaciar la vejiga completamente durante el día, debido a la compresión de la uretra, ésta al no estar vacía se llenará mucho más rápido.

Cuando la vejiga se llena, es capaz de vencer la obstrucción provocada por la compresión y ese es el motivo por el que aparece unas ganas repentinas de orinar, cuando esa presión cesa también cesan las ganas de orinar, a pesar de no haber vaciado completamente la vejiga.

Otro síntoma es la necesidad súbita de orinar, pero no se consigue o si se consigue es con continuas interrupciones. Este es otro síntoma claro de compresión por prostatismo. El mayor problema viene derivado de un crecimiento exagerado que consiga obstruir totalmente los conductos o uretra.

Si la orina no consigue salir de la vejiga, ésta saldrá en dirección contraria, es decir hacia los riñones de nuevo, es lo que se conoce como hidronefrosis. Las consecuencias de ésto es la insuficiencia renal, pudiendo incluso dañar los propios riñones.

Los beneficios de la soja para los problemas de próstata | La Soja

Una vez que sabemos como funciona la próstata y los posibles problemas que pueden surgir de ella, vamos a conocer los beneficios que la soja puede aportar para paliar los efectos de los problemas derivados de la próstata.

La soja es un alimento rico en fitoestrógenos, que son sustancias como las isoflavonas, genisteínas, la daidzeína y los lignanos. Todas estas sustancias no se dan únicamente en la soja, también se dan en ciertas leguminosas, lo interesante reside en las cantidades que la soja posee de estas sustancias fitoestrógenos.

Estos tienen una estructura similar a las de las hormonas sexuales, por lo que pueden llegar a bloquear la función de los receptores celulares. Este es el motivo por lo que puede ejercer un efecto protector en las células frente a los cánceres que nacen de una fuerte dependencia de las hormonas, como puede ser los cánceres tanto de próstata como de mama.

Los estudios realizados en muestreos sobre población asiática han dado unos resultados que aunque no son concluyentes si son indicativos. La población asiática sufre menos casos de cáncer que la población occidental. Los estudios revelan que al ser la soja parte de la alimentación cultural de la población asiática, éstos han desarrollado un sistema de protección. 

Pero también hay que tener en cuenta que en la alimentación asiática, la soja se consume desde edades muy temprana, y quizás este sea el factor más importante de esa protección.

Los beneficios de la soja para los problemas de próstata | Beneficios de la Soja

Existen evidencias que vienen a aseverar que comer soja en cantidades pequeñas es decir, 1 ó 2 raciones al día de productos elaborados con soja, se puede conseguir bajar el nivel de colesterol de baja densidad, más conocido como colesterol malo o LDL, además de reducir el riesgo a sufrir cáncer de próstata.

En el caso de las mujeres tomar una o dos raciones al día de productos elaborados con soja, se reduce la intensidad y la frecuencia de los sofocos producto de la menopausia, llegando incluso a reducirse a la mitad. Sin embargo estos resultados no se dan por igual en todos las mujeres.

Los beneficios de la soja para los problemas de próstata | Puede se perjudicial

Es muy difícil asegurar un 100% el beneficio o el perjuicio que puede ocasionar un alimento. Pero si que es verdad que deberemos prestar mayor atención en los siguientes supuestos:

  • En caso de Hipotiroidismo subclínico, en estos casos el paciente deberá limitar la toma de productos elaborados o derivados de la soja, ya que el Hipotiroidismo podría agravarse hacia un hipotiroidismo clínico. Será recomendable pedir consejo a un facultativo para evitar que la soja interfiera con la medicación a base de hormona tiroidea sintética.
  • Para consumir soja de forma regular deberemos prestar especial atención a los niveles de yodo, siendo necesario asegurarse de obtenerlo a través de la alimentación. El motivo es que el consumo de soja, sin los niveles adecuados de yodo, podrá agectar a la glándula tiroide pudiendo llegar a causar hipotiroidismo o bocio. Por lo que se recomienda a las personas que tomen soja regularmente, complemente su dieta incluyendo algas o sal yodada en la comida. Debido a su alta actividad estrogénica, se necesitarían muchas raciones diarias para causar cualquier tipo de efecto en la personalidad del individuo, efecto de afeminamiento.
  • Uno de los componentes de la soja es el ácido fítico, éste ácido dificulta la absorción de ciertos minerales como pueden ser el zinc, magnesio, hierro o calcio, por lo que es recomendable un consumo moderado.

También te puede interesar:

Desde viviendosanos, esperamos que este artículo haya sido de vuestro interés, aún así hemos seleccionado unos enlaces de nuestra página de temas relacionados con el artículo que acabas de leer.

ViviendoSanos.com

Newsletter