Escrito por Tendenzias

Los genes de tu pareja podrían afectar a tu salud

La persona con la que vivas puede afectar directamente a tu salud. Seguramente habrás pensando que la convivencia hace que dos parejas comiencen a parecerse más de lo que se parecían antes y es cierto. Desde un ejemplo muy simple, podemos ver cómo una persona que siempre esté de mal humor nos transmitirá energías negativas y tendrá el control de hacer que nosotros también nos sintamos de mal humor.

El Instituto Europeo de Bioinformática (EMBL-EBI) ha publicado un estudio que demuestra que los genes de una persona, aquellos datos de información sobre nosotros, puede afectar a las personas que nos rodean y, sobre todo, a aquellas personas con las que convivimos.

De sobra es conocido que los hábitos de nuestros compañeros sociales pueden influir en nuestra salud de muchas maneras. Por ejemplo, cuando uno de nuestros amigos es fumador habitual o suele escucha música alta, nos afecta directamente a nosotros.

Pero este estudio ha ido mucho más allá. Según el EMBL, nuestro peso corporal, el tiempo de cicatrización de nuestras heridas, la ansiedad o estress e incluso el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, puede venir determinado por la información genética de las personas con las que convives.

Estos genes que pueden afectarnos se conocen como “efectos genéticos sociales” y explican la relación entre el estado de salud y los genes de las personas que nos rodean habitualmente.

Para realizar este estudio se utilizaron más de 2500 ratones y se establecieron 100 medidores de salud. Con esta medida trataban de estudiar cómo un porcentaje de enfermedad no viene determinada por los mismos genes o por genética, sino por genes o genética ajena.

Después de conocer los resultados del estudio, se puede determinar que, en cuanto a la ansiedad o el estress, puede estar causado por genes ajenos hasta un 12%. Pero los porcentajes siguen aumentando, por ejemplo, en cuanto a la cicatrización de las heridas, puesto que este tiempo de curación depende hasta un 18% de los genes de las personas con las que socializas habitualmente. Y si hablamos de cómo combatir a gripes, infecciones y todo lo que concierne al sistema inmunológico, depende hasta un 29% de los genes ajenos. Esto se explica porque, según afirman los expertos, dentro de una relación muy estrecha entre dos personas como puede ser una pareja, el sistema inmunológico de ambos puede mutar y convertirse en sistemas que funcionan exactamente igual.

Así que, a partir de ahora, tendremos que mirar con mil ojos de quién nos rodeamos y con quién nos vamos a vivir. Encontrar la pareja perfecta nunca fue sencillo.

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos