Los llamados germinados o “brotes”
0 votos

Los llamados germinados o “brotes”

Casi todos los granos, semillas y legumbres pueden conversirse en tiernos y nutrientes brotes a través de un proceso denominado germinación.

La germinación es un conjunto de mutaciones vitales que se producen en la semilla y que gracias a ciertas condiciones – humedad, aire, calor – dan lugar al nacimiento de la vida que habitaba en ella de manera potencial.

germinados.jpg

La botánica explica que el contenido nutricional de una semilla aumenta durante la germinación porque ésta absorbe agua y por consiguiente se duplica su volumen y se activan sus enzimas.

El uso de semillas germinadas o brotes en la alimentación y en medicina es mucho más antiguo que la Gran Muralla China. En la antigüedad estaban presentes en las comidas de diversas culturas. Hay datos históricos de su consumo por los sumerios cinco milenios antes de Cristo; un emperador de China (3000 a.C.) escribía sobre las hierbas medicinales y los frijoles germinados, y de su utilización para múltiples dolencias.

Las técnicas de germinación se describían en escritos de los esenios, contemporáneos de Cristo, en Israel y Egipto, que elaboraban pan con trigo germinado. Los ejércitos romanos consumían en campaña brotes de trigo por la facilidad de transportar y preparar las semillas.

Cada brote posee su sabor característico, dependiendo obviamente del grano o semilla del que provenga. Por ejemplo, los brotes de alfalfa tienen un sabor agradable y suave, mientras que los de rábano, en cambio, poseen un sabor más bien picante.

Desde el punto de vista nutricional, los germinados o brotes poseen numerosas virtudes: son muy fáciles de digerir, son ricos en proteínas, vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas e hidratos de carbono, y además son hipocalóricos. Por ejemplo, 100 gramos de brotes de soja contienen apenas 30 calorías. Y no es todo: los germinados ayudan a combatir la anemia y suponen ahorro energético ya que son alimentos “predigeridos”.

Las corrientes naturistas aseguran que ingerir brotes sanan nuestro cuerpo, tan expuesto a la contaminación, y lo fortalece.

A la vista está, que no es nada nuevo lo que se dice y que por algo los brotes han hecho historia a lo largo del tiempo.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sin Comentarios