Escrito por Tendenzias

Nueces | Propiedades, beneficios y cuándo tomarlas

“Este fruto seco es muy rico en antioxidantes”

La nueces contienen antioxidantes tales como; vitamina E, polifenoles y oligoelementos como cobre, zinc, selenio, magnesio, que actúan a nivel endotelial, favoreciendo los vasos sanguíneos, evitando la oxidación celular, responsable de envejecimiento general del organismo, y a su vez con consecuencias en el nivel circulatorio por ejemplo, así como distintos tipos de cáncer o diabetes.

Estudios europeos y norteamericanos definieron la capacidad antioxidantes de las nueces, como una de las fuentes naturales mas ricas y efectivas, a la hora de elegir dentro de los alimentos adecuados para la prevención de estas enfermedades tan graves.

El contenido de antioxidantes de las nueces (20,97 unidades x cien gramos), es superior al de las naranjas, zanahorias, espinacas, etc, habiendo sido considerados por mucho tiempo los más ricos, en esta sustancia regeneradora.

La cual representa el factor determinante a nivel celular para retrasar el reloj biológico interno, que nos conduce al deterioro orgánico natural, pero hoy uno de los problemas mas graves es el incremento de casos en cuanto a la vejez prematura, algo muy normal en esta época, debido a las sustancias contaminantes que pululan en el ambiente y nocivas a nuestra salud, que aceleran los procesos naturales por acción de los radicales libres, generadores del desequilibrio y deterioro celular.

Su riqueza en ácidos graso del tipo omega 3 (ácido linolénico) y omega 6 (ácido linoléico), que componen hasta un 40% del fruto, la hacen más que importante, en el equilibrio del colesterol, cuya alteración representa el estigma de las dolencias a nivel cardiaco.

En oriente se la relaciona con el cerebro, ya que el corazón tiene una estrecha comunicación con el, considerado así por la medicina china, por lo cual son mas que importantes para la nutrición del mismo, evitando las perdidas de memoria, características de la vejez, evaluando hace miles de años esta capacidad del fruto, por simple observación, ya que como habrán visto, el fruto de la nuez tiene la forma de un cerebro y llegando a la conclusión de sus efectos, hoy la ciencia confirma que su composición química actúa en este nivel.

Transformándolas en la elección más que acertada en la prevención de todas estas patologías, pero cuyo consumo debe ser adecuado a cada situación particular.

ViviendoSanos.com

Newsletter