Escrito por Tendenzias

Productos para adelgazar | Ventajas y desventajas

El actual ritmo de vida sedentario y estresante favorece que aumentemos peso. Además, la falta de tiempo para hacer ejercicio de forma regular y sostenida funciona como factor amplificador. Todo esto se convierte en un problema que parece no tener fin. Se va solventando como se puede, pero esos dos o tres quilitos que se cogen durante las fiestas navideñas o las vacaciones de verano son ya un clásico y vemos que nos acaban pesando, más desde un punto de vista psicológico que real porque no nos deshacemos de ellos.

Ante esta realidad, hicieron su aparición a partir de los años 90 varios productos “milagro” que prometían bajar varios quilos en muy pocas semanas o tallas de cintura, abdomen o muslo. Solían ser pasto de teletienda pero, años más tarde, también pasaron a engrosar la publicidad en el “prime time” tanto en televisión como radio. Ahora bien, ¿realmente conseguían los efectos que garantizaban? El debate está servido y polarizado entre los que dicen haber experimentado resultados espectaculares y entre aquellos que los consideran un simple engañabobos.

Evidentemente, todo proceso de pérdida de peso debe ser supervisado por un dietista y que estos complementos, de tomarlos, sean un apoyo en nuestro objetivo, nunca pensar que solo con eso ya va a ser suficiente como si se tratasen de bálsamos de Fierabrás. Ahora bien, aunque la composición de cada producto varía según el caso, sí podemos hacer unas observaciones genéricas de lo que aportan, tanto positivas como negativas. De ahí que vayamos a dedicar este post a hablar de productos para adelgazar: ventajas y desventajas.

productos-para-adelgazar-ventajas-desventajas

Ventajas de los productos para adelgazar

La principal ventaja que suelen vender los productos para adelgazar es que limitan la absorción de grasas del organismo cuando se ingieren alimentos, en especial durante las comidas principales (gracias al chitosán) y también por un efecto saciante que regula el apetito (por medio de los fructo-oligosacáridos). Cuando funcionan bien y se utilizan de forma correcta, lo normal es que ayuden a perder algún quilo más de los que se están reduciendo mediante una dieta hipocalórica.

Otras propiedades que suelen tener los productos para adelgazar:

  • Suelen actuar como laxante porque contienen productos con fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal y combate el estreñimiento. De hecho, en casos de marcas muy conocidas, se va al baño más a menudo.
  • Suelen tener una función diurética la gran mayoría de productos para adelgazar, puesto que contienen sustancias como el asparagus officinalis que hacen orinar más a menudo. Esto solventa uno de los problemas que sufren muchas personas con sobrepeso: la retención de líquidos.
  • Suelen ayudar a la absorción de determinadas vitaminas como la C, lo que está relacionado con el aumento de las defensas del organismo y con un mejor tono y salud de la piel.
  • Muchos productos para adelgazar contienen té y cafeína que sirven para mantener en niveles correctos la ingesta de calorías pero sin incorporar grasas; también ayudan a estar más activos y “despiertos” durante el día.
  • Hay productos que contienen bioflavonoides, indicados para favorecer y regular el sistema circulatorio. Pueden ser beneficiosos en casos de tensión baja, aunque no está demostrada su efectividad en este caso.
  • En algunos casos, estos productos pueden ayudar a reducir el nivel de colesterol y triglicéridos, bien de forma directa por los componentes que tienen o bien de forma indirecta gracias a la pérdida de peso y al ajuste que realizará nuestro organismo con esos quilos menos.
productos-para-adelgazar-ventajas-desventajas

Desventajas de los productos para adelgazar

En primer lugar, algo esencial es mantener el sentido común. Por muy beneficioso que pueda resultar un producto, difícilmente va a servir por sí solo para perder treinta quilos en dos o tres meses, puesto que el proceso de adelgazamiento tiende a ser gradual y sostenido. Además, las pérdidas muy repentinas acostumbran a venir acompañadas de un efecto rebote que, al final, nos deja con un peso algo superior al inicial.

Conviene tener presente también que estos tratamientos están concebidos para un periodo de tiempo determinado y no indefinido. Si lo prolongamos en el tiempo, estos tratamientos ya no tendrán la capacidad de hacer perder peso, puesto que el organismo ya se ha acostumbrado.

En segundo lugar, por muy natural que sea la composición de estos productos, esto no significa que carezcan de efectos secundarios. Dependerá de cada caso individual y el efecto será limitado porque algunos productos ya se venden de forma libre, pero es importante conocer la composición para ver si reaccionamos de forma negativa a alguno de sus componentes. Por ejemplo, si tiendes a padecer diarrea, quizás estos productos no sean indicados para ti por el efecto laxante que poseen la mayoría de estos productos. Puede que tus deposiciones sean líquidas y más grasosas que antes porque esa sustancia no es asimilada por el organismo.

Algunos productos para adelgazar bloquean la absorción de vitaminas solubles en grasa, como pueden ser la A, D y E. Por tanto, si estás en tu peso ideal o tienes alguna carencia de estos nutrientes, lo ideal es que te abstengas de tomarlos porque te estarán generando más perjuicio que otra cosa.

Si bien la cafeína y el té son positivos para determinadas dietas de adelgazamiento, quizás no te vaya bien tomarlo de noche si padeces insomnio porque tienden a excitar el organismo. Muchos de estos productos están indicados para tomar con las comidas principales, con lo que es posible este tipo de interferencia. Por otra parte, si padeces de hipertensión, quizás haya productos que no te convenga tomar porque agraven ese trastorno. Lo que en algunos casos da vitalidad, en otros puede resultar excesivo.

productos-para-adelgazar-ventajas-desventajas

En resumen, los productos para adelgazar pueden ser un aliado en nuestro proceso de pérdida de peso siempre que tengamos presente que por sí solos solo van a complementar el esfuerzo que estemos realizando (a través de dietas o de ejercicio físico) y que tenemos que conocer detenidamente la composición para ver si se ajustan o no a lo que nuestro cuerpo necesita.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • https://pixabay.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter