Escrito por Tendenzias

Peligroso cancerígeno hallado en Comidas rápidas contenido en el pollo asado

En ViviendoSanos queremos que estéis al tanto de las noticias que van surgiendo sobre la alimentación y una vida equilibrada, y uno de los principales miedos que corren por nuestras conversaciones hoy en día es el temor a que el pollo, producto esencial en nuestra dieta, pueda provocarnos cáncer en un futuro. Por eso, vamos a hablar de ello ahora en este artículo.

peligroso-cancerigeno-hallado-en-comidas-rapidas-contenido-en-el-pollo-asado-frito

El peligroso cancerígeno hallado en el pollo de la comida rápida

Como decía, algo que nos preocupa hoy en día sobre el pollo, el gran pilar de una buena dieta, en especial si queremos perder peso, ya que siempre ha sido el sustituto perfecto de la carne roja u otros alimentos cargados de sustancias que, en exceso, no favorecen a nuestro organismo.

Nuestra preocupación viene por un estudio realizado sobre el pollo ofrecido por diferentes restaurantes de comida rápida, del cual se ha concluído que, en grandes cantidades, podría ser peligroso para nuestro organismo. El peligro de ingerir este tipo de pollo viene dado por la frecuencia, sobre todo, ya que al parecer, la forma de cocinar este tipo de comidas no es la más adecuada para evitar este riesgo.

¿Comer el pollo en especial de estos restaurantes de comida rápida va a producirnos cáncer? No necesariamente. Como digo, el problema de estos alimentos viene por el modo de cocinar el pollo. Vamos a explicaros el porqué, pero primero os vamos a explicar qué sustancia es la causante del cáncer relacionado con el pollo y demás alimentos que forman parte de nuestra dieta básica de alimentación.

¿Qué es el HCA?

peligroso-cancerigeno-hallado-en-comidas-rapidas-contenido-en-el-pollo-asado-brasa

El HCA es una una sustancia que, al parecer, tiene la capacidad de mutar ciertas células y, por consiguiente, provocar las primeras fases del cáncer, que es de lo que estamos hablando en este artículo. El HCA se ha relacionado con diferentes tipos de cáncer, según estudios, de entre los que destacan el de colon, el cáncer de estómago, hepático y cáncer de próstata. Sin embargo, no hay que olvidar que esta relación viene dada por un estudio, aunque siempre en determinadas circunstancias.

El HCA se encuentra muy presente en alimentos tradicionalmente cocinados a altas temperaturas, como en barbacoas y sartenes. Generalmente, esta sustancia se suele encontrar en mayor cantidad en carnes rojas, bacon, salchichas, chorizos y demás productos muy propios de una barbacoa de fin de semana. En un principio, el pollo no corría peligro en este sentido, pero más adelante se encontró un tipo de HCA muy presente en el pollo, por lo que no queda más remedio que tenerlo en cuenta a la hora de ingerirlo, pero sobre todo, a la hora de cocinarlo.

Las altas temperaturas favorecen el factor cancerígeno hallado en el pollo y demás alimentos

peligroso-cancerigeno-hallado-en-comidas-rapidas-contenido-en-el-pollo-asado-barbacoa

Como digo, las altas temperaturas al final provocan que este HCA se active y pueda provocar la aparición o el desarrollo de un tumor maligno (cáncer), aunque esto que comentamos no viene de ahora. Hace ya bastantes años, se decía que comer comida quemada podía provocar cáncer, y en esto se respalda ahora esta teoría, en la activación de esta sustancia que, después de todo, no está preparada para quedarse en el organismo por mucho tiempo o para ser ingerida con frecuencia.

No obstante, aunque exista el riesgo de exponerse a un cáncer, algo que a todos hoy en día nos asusta, parece no ser motivo suficiente para dejar de lado el pollo en nuestra alimentación, básicamente porque no podemos prescindir de los nutrientes que nos aporta el pollo, no desde luego si no se ven compensados por otro lado.

La solución tampoco pasa por no cocinar el pollo para evitar la activación del HCA debido a las altas temperaturas a las que lo sometemos durante su preparación. Es decir, no se debe ingerir pollo sin cocinar o crudo por miedo a que éste nos provoque cáncer, sobre todo porque comer pollo crudo nos expone a una intoxicación por bacterias. Yo voy a daros la clave para evitar todo esto.

Cómo cocinar el pollo para evitar el riesgo cancerígeno

Si lo que buscas es poder comer pollo con tranquilidad y sin miedo a exponerse a sustancias cancerígenas o a una intoxicación bacteriana debido a la ingesta de pollo crudo, lo que puedes hacer es lo siguiente. Antes de cocinarlo, caliéntalo antes en el microondas durante dos minutos aproximadamente, después, cocínalo.

De esta forma, reducirás la exposición del pollo a las altas temperaturas durante mucho tiempo y así podrás comerlo con total normalidad. Ahora bien, existen otras formas que te ayudarán a reducir los efectos que el HCA tiene en tu cuerpo. Te los explico.

Añadir verduras para reducir los efectos cancerígenos del HCA del pollo

peligroso-cancerigeno-hallado-en-comidas-rapidas-contenido-en-el-pollo-asado-cocinado

Las verduras y las frutas pueden hacer que se reduzca la cantidad de HCA ingerida por medio del pollo y activada por las altas temperaturas en el preparado. Una de las verduras más sencillas de usar y que más beneficios te va a aportar por sus muchas propiedades es la cebolla. Esta no solo servirá al fin de reducir las posibilidades de desarrollar un cáncer, sino que además te ayudará a regular otros muchos valores de tu cuerpo.

El ajo, por ejemplo, es otra de las opciones a la hora de preparar el pollo. También puedes macerar el pollo antes de someterlo al fuego o al asado, esto no solo le aportará sabor, sino también reducirá los riesgos.

ViviendoSanos.com

Newsletter