UP

-     Escrito por ruben

Picaduras de abeja, remedios caseros y consejos

La muerte por picaduras de avispas o abejas es bastante habitual en España, aunque parezca curioso.

SONY DSC

El número de personas que fallecen al año, en nuestro país, por consecuencia de la picadura está entre treinta y cuarenta, todo ello por una reacción alérgica al veneno de estos molestos insectos. Esto produce en algunas personas una obstrucción bronquial, infarto de miocardio o fallo en el sistema nervioso central.

Alrededor de un 3% de la población es susceptible en desarrollar algún tipo de reacción alérgica ante la picadura de una abeja, aunque como ocurre con otras alergias, el porcentaje va aumentando. En caso de ser alérgico a los venenos de estos himenópteros, una persona puede fallecer en tan solo media hora, sino recibe el tratamiento necesario.

Reacción a la picadura de abeja

reacción-a-la-picadura-de-abeja

Estas picaduras son frecuentes en primavera y verano, porque es cuando más polen hay y por eso están más activas. Entre los más afectados se encuentran los niños.

La reacción común es un intenso dolor en la zona afectada y la formación de una “pápula”. Además se produce un levantamiento rojizo de la piel con un punto central donde actuó el tan molesto insecto.

Las abejas son atraídas por las fragancias de flores, colores brillantes y las superficies de agua tranquila. Si se produce una tercera inoculación de veneno o picadura se puede originar una reacción alérgica violenta.

Remedios Caseros para picadura de abeja

remedios-caseros-para-picadura-de-abeja

Hielo

Uno de los remedios más eficaces sobre estas picaduras, es la aplicación de frío en la zona afectada, aunque si es necesario, recurre a un antihistamínico. Intenta por todos los medios desprenderte del aguijón con una aguja o pinzas, evitando presionar para que no el veneno no se extienda demasiado.

Amoniaco

Otro remedio eficaz para la picadura de abeja es la utilización de amoniaco. El veneno de éstas es ácido, por lo tanto tienes que intentar neutralizarlo con sustancias alcalinas para lavar la picadura, siempre y cuando hayamos extraído el aguijón, evitando el rascado de la zona.

Miel

Todos sabemos que la miel es estupenda par múltiples cosas, que tiene unos beneficios extraordinarios, en los que se incluye calmar la picadura de las abejas. Para ello, lo único que tienes que hacer es aplicar un poco de miel sobre la picadura y dejar que actúe, cuando la miel se seque podrás quitarla.

Bicarbonato sódico

Es un remedio utilizado para tratar picaduras de abeja, una vez sacado el aguijón de la abeja, lava la zona afectada con una solución de bicarbonato en agua. Importante de mezclarse en agua, ya que el bicarbonato es muy alcalino, y te puedes dañar la piel si no lo haces.

picaduras-de-avispas-remedios-caseros-aloe-vera

Aloe vera

Dicen que el aloe vera es bueno para todo y muchos también lo utilizan para las picaduras de abeja pues dicen que calma la irritación que se produce en la piel. Si tienes una planta de aloe vera en casa (muy recomendable por todos sus beneficios y los pocos cuidados que necesita), corta una de las hojas más bajas que suelen ser las más gruesas, le quitas los picos y la abres a la mitad, aplica esa carne encima de la picadura y notarás el alivio instantáneo.

Recomendaciones para las picadura de abejas

Sin embargo, el mejor remedio que recomendamos, es ser lo más prudente que puedas, y si se conoce alguna alergia, evita las zonas donde suelen abundar estos insectos. Estos son cerca de las plantas y flores, y sobre todo las piscinas.

recomendaciones-para-la-picadura-de-una-abeja

Las abejas son atraídas por fragancias florales, colores brillantes y superficies de agua tranquila, por eso no uses ropa de colores fuertes o llamativos, ni perfumes con un olor muy destacado.

Por otro lado si ya te ha picado y aunque hayas puesto remedio, es seguro que te va a doler así que deberás tomar ibuprofeno para que no te duela tanto.

Vídeo cómo curar una picadura de abeja:

En el vídeo que os mostramos a continuación podréis ver cómo curar, de forma sencilla y natural, una picadura de abeja:

ViviendoSanos.com

Newsletter