Escrito por Tendenzias

Aceite de avellana – Beneficios y propiedades

El aceite de avellana es uno de los productos que se pueden utilizar tanto en cocina como producto medicinal para aliviar determinadas afecciones que veremos a lo largo del artículo, como todo lo relacionado con la piel.

Aceite de avellana en la cocina

El aceite de avellana era utilizado en la cocina como uno de los grandes aceites que servían para potenciar los sabores de las ensaladas o de los pescados, además de ser increíblemente aromático también tiene propiedades nutritivas perfectas para el organismo como son las vitaminas A y la vitamina E, calcio, magnesio y ácidos grasos que facilitan la regulación del colesterol.

Si estás pensando utilizarlo en la cocina, déjame decirte que es mucho mejor hacerlo en crudo que utilizarlo para freír. Por muy delicioso que pueda estar, no podemos olvidarnos del aspecto medicinal y las propiedades de este aceite para el cuerpo.

Propiedades aceite de avellana

Los nutrientes que hemos visto en el anterior apartado hacen que el consumo de este aceite sea ideal para la protección de la vista, la regeneración y el cuidado de la piel como la prevención de la osteoporosis. Además, el aceite de avellana tiene propiedades antioxidantes y es estupendo para combatir la fatiga.

La mayoría de las personas que consumen aceite de avellana lo hacen a través del uso tópico.

Uno de los usos principales es para el cuidado de la piel de los más pequeños, tanto los bebés como los niños, que junto con el aceite de caléndula son los dos más recomendados para este fin.

Si tienes la piel irritada con eccemas o dermatitis, el aceite de avellana puede calmarla, regula las glándulas sebáceas y le aporta flexibilidad a la piel. Además tiene una textura ligera y es de fácil absorción por lo que es más sencillo de utilizar que otro tipo de aceites.

A veces los cosméticos que utilizamos para hidratar la piel la dañan más que beneficiarla, por lo que te animaría a que utilices el aceite de avellana natural en lugar de otro tipo de productos, con una o dos aplicaciones diarias suele bastar y sabes que es natural, sin químicos.

ViviendoSanos.com

Newsletter