Escrito por Tendenzias

Própolis, para los catarros no sólo en invierno

El própolis, es una sustancia gomosa, que las abejas elaboran de una manera instintiva de las yemas de los árboles, empleándolo como medio de defensa natural frente al exterior, sellando con él las colmenas, y embalsamando los restos de animales que, por su tamaño, no pueden expulsar fuera de la colmena, cuestión que evita posibles contaminaciones producidas por su putrefacción.

propolis.GIF

En las personas, su beneficio se debe especialmente a su contenido en flavonoides, compuesto que, tal y como ya hemos visto en algunos momentos, favorecen las defensas del organismo contra múltiples agresiones. Además, es rico en resinas, sales minerales, ceras, aceite esencial y muchos otros que aún no han sido estudiados.

Precisamente por esta principal propiedad, ha sido empleado durante largo tiempo -y con éxito- en las afecciones respiratorias, como pueden ser, por ejemplo, los catarros.

Es muy útil en resfriados como complemento con otras terapias, y en casos de anginas, faringitis, o laringitis, pudiendo ser consumido en forma de extracto, aceites, comprimidos y cremas.

Más información | Propóleo

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos