Escrito por Tendenzias

Las recetas más sanas para el tupper del trabajo

En estos tiempos en los que estamos moviéndonos constantemente de un lado a otro, sin tiempo para parar y ocupados en todo tipo de actividades, muchas veces no nos queda tiempo para comer tranquilamente, o para por lo menos parar en casa un momento y comer algo. Es cierto que podemos recurrir a la comida rápida, a los bares y a los restaurantes, pero la verdad es que no existe nada como la comida preparada en casa. Siempre sabe mejor y nos hace sentir un poco más cerca del hogar y soportar con más facilidad las largas horas de trabajo.

A día de hoy es muy frecuente ver personas que llevan su comida preparada a su lugar de trabajo guardada en una fiabrera. Si lo que quieres es comer bien en el momento de tu jornada laboral que puedas o llevar comida preparada a donde sea, aquí te presentamos unas recetas más sanas para el tupper del trabajo (o “táper”, como se le conoce en castellano). Esta comida la preparamos en casa para poder disfrutarla en cualquier momento.

Lo ideal cuando se elige comer la comida que llevamos de casa preparada a nuestro gusto en lugar de comer en un restaurante, es pensar que la comida está pensada y preparada por nosotros mismos. Así, a la hora de prepararlo hay que tener en cuenta que no se trata únicamente de llenar el tupper con comida o con todo lo que tengamos en la nevera. Hay que elegir bien los ingredientes que metemos porque hay alimentos que se conservan y transportan bien en un tupper y otros que no. Además, si la comida ha de permanecer mucho tiempo envasada, lo más conveniente es que, en la oficina, hubiera una nevera para meter el tupper en el frigorífico hasta la hora de comer. Cuando elijamos verduras, lo mejor es no aliñarlas ni aplicarles condimentos en casa, sino hacerlo en el momento en el que se vayan a consumir. Así se mantendrán más frescas. Algunos alimentos que son perfectos para preparar y comer fuera, y puedes incluir siempre en el menú del tupper son: el arroz, la pasta, las legumbres y la mayoría de las tortillas.

las-recetas-mas-sanas-para-el-tupper-del-trabajo

Las recetas más sanas para el tupper del trabajo

A continuación, te presentamos un menú que puedes ir variando a lo largo de la semana y puedes llevar fácilmente a cualquier lugar para degustar en cualquier momento del día.

Lunes

Puedes comenzar la semana comiendo legumbres. Son muy fáciles de transportar y resultan menos engorrosas de preparar que otros alimentos. Por ejemplo, prueba con una ensalada de alubias, berros y tomates cherry. Como complemento proteinico, se puede incluir atún en la ensalada. Para prepararla necesitas:

  • 300 g de alubias.
  • 150 g de atún en aceite de oliva.
  • 75 g de tomates cherry.
  • 80 g de berros.
  • ½ lima.
  • Sal y aceite de oliva.

Se prepara de la siguiente manera: se ponen a remojo las alubias desde la noche anterior. Al día siguiente, se escurren, se enjuagan para después hervirlas durante 90 minutos. Luego se escurre el atún y se reserva el aceite en el que viene. Tras lavar y cortar los tomates cherry por la mitad, se agrega en un cuenco o bol las hojas de berro cortadas y se incorporan los tomates y el atún. Por último, agregamos las alubias a la mezcla. Y ya cuando estés a punto de comer la ensalada, sazonarla con sal y aliñar con un chorrito de aceite de oliva.

Martes

Es un buen día para comer algo de carne. Así que nada mejor que un delicioso pollo al curry. Parece una receta complicada, pero en realidad esta sabrosa receta tradicional de la cocina hindú la puedes preparar en un periquete y llevarlo en tu tupper. Para realizar esta receta necesitas:

  • 1 pechuga de pollo.
  • 1 cebolleta.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 trocito de jengibre fresco.
  • ½ guindilla.
  • 1 cucharadita de especia de curry.
  • ½ de cúrcuma molida.
  • ¼ de cucharadita de comino.
  • 3 cucharadas de tomate triturado.
  • ½ cucharadita de sal.
  • Sal y pimienta.
  • 200 ml de leche o nata para cocinar.
  • Aceite de oliva.
  • Perejil fresco.
las-recetas-mas-sanas-para-el-tupper-del-trabajo

Se prepara de la siguiente manera: lo primero es cortar la pechuga de pollo en trozos. Luego se pica la cebolleta, el ajo, el jengibre y la guindilla en trocitos muy finos. A continuación calienta aceite en una sartén y fríe la cebolleta durante dos minutos. Posteriormente, le incorporamos el ajo, el jengibre y la guindilla. Tras removerlo bien, agrega las especias y espera unos minutos. Después añades el pollo, salpimientas la mezcla y la dejas cocinarse a fuego fuerte hasta que dore por todas partes. Cuando alcance ese punto, se cubre el pollo con la leche o la nata y se deja reducir un poco. Cuando esté listo para servir, lo decoras con perejil y listo.

Miércoles

Para la mitad de la semana, nada viene mejor que una rica tortilla. Puedes elaborar y llevar a tu trabajo una tortilla de calabacín y queso brie.  Esta tortilla la puedes acompañar con una ensalada de brotes verdes. Para elaborar la tortilla necesitas:

  • 1 patata mediana.
  • 1 calabacín.
  • 3 huevos.
  • Sal.
  • 100 g de queso tipo brie.

Se prepara de la siguiente manera: pela la patata y córtala en rodajas finas, que meterás en un cuenco con agua. Con ayuda de un pelador, sacas láminas muy finas del calabacín. Luego se calienta aceite en una sartén y se fríen las patatas. Acto seguido añade el calabacín y deja freír todo durante unos tres minutos. Si usas otros ingredientes para la tortilla, como calabaza o zanahoria, verás que son más duros y requerirán un mayor tiempo de fritura, por lo que tendrás que agregarlos antes que las patatas. Después bate los huevos en un bol, escurre los calabacines y las patatas y añade la mezcla al bol con los huevos. Echa la mezcla de la tortilla en una sartén calentada a fuego medio para que quede dorada por fuera, pero jugosa en el interior. Una vez lista, la sacas. El toque final es añadir las tiras de queso brie sobre la tortilla. Esta receta es muy práctica y muy saludable y, al calentarla en el microondas, el queso se derretirá encima de toda la tortilla.

Jueves

Para este día puedes optar por preparar unos canelones de jamón y patata, que puedes acompañar con una ensalada verde. Para este menú necesitarás:

  • Un sobre de 125 g de copos de patata deshidratada.
  • 200 ml de leche.
  • 200 ml de agua.
  • 50 g de mantequilla.
  • 8 lonchas de jamón de tipo York.
  • 200 g de paté.
  • 350 g de salsa de tomate.
  • Queso rallado para gratinar.
  • Sal y pimienta.

Se prepara de la siguiente manera: para comenzar, tienes que preparar el puré de patatas. Calienta la leche y el agua en una cacerola. Agrega el contenido del sobre y, una vez comience a hervir, remueve la mezcla para espesarla. Cuando tenga el espesor deseado, retíralo del fuego e incorpora la mantequilla al puré. Mientras se enfría extiende las lonchas de jamón de York sobre una superficie plana. Distribuye el paté sobre ellas y luego agregas el puré. Hecho esto, dobla la loncha de jamón uniendo cada uno de sus extremos. Repite el proceso con todas las lonchas y, cuando termines, mételas en el horno. Cuando estén dentro cubre los rollos con salsa de tomate y espolvorea el queso rallado sobre ellas. Déjalas en el horno a 200°C hasta que el queso se funda y adquiera un color dorado. Por último, déjalas enfriar antes de guardarlas en el tupper. Cuando lo vayas a comer, puedes volver a calentarlos o comerlos fríos, como prefieras.

Viernes

Para el último día laborable de la semana de la mayoría de trabajadores, nada más rico que terminar la semana comiendo un rico plato con pescado. Por eso, para esta receta te sugerimos elaborar un rollo de bonito al estilo asturiano.

las-recetas-mas-sanas-para-el-tupper-del-trabajo

Es un pescado fácil de preparar y puedes hacerlo para varios días porque se congela con facilidad y pierde grasa durante el proceso. Para prepararlo necesitarás:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • 500 g de bonito fresco.
  • 50 g de jamón serrano.
  • 2 huevos.
  • 50 g de harina.
  • 2 cucharadas de pan rallado.
  • 2 cebollas.
  • 1 diente de ajo.
  • 4 tomates.
  • 2 pimientos de piquillo.
  • Media cebolleta.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y perejil.

Se puede preparar de la siguiente manera: en una cazuela ponemos a hervir agua para cocinar los dos huevos. Mientras, quita la piel del pescado y desmenúzalo sobre una tabla para ir sacando sus espinas. Luego añade el pescado en un bol y agrégale sal, ajo y perejil picados. Acto seguido incorpora a la mezcla el jamón picado en trocitos. Tras ello pica los dos huevos duros y añádelos también. Después picas los pimientos del piquillo y la cebolleta para echarlos a la mezcla. Después agrega el pan rallado a la mezcla y remueve hasta que la mezcla quede compacta. Tras rebozarlo en harina y huevos batidos, y freírlos en aceite bien caliente, déjalo enfriar en la nevera. Mientras tanto prepara la salsa, que se consigue picando finamente cebolla, ajo y los tomates. Puedes añadirle un chorrito de vino blanco y, cuando haya reducido un poco, meter el rollo de pescado entero o cortado en rodajas, de acuerdo al tamaño de tu tupper.

Como verás, comer fuera de casa llevando la comida en un tupper no tiene por qué ser la causa de una mala alimentación. Puedes preparar recetas muy sabrosas y completas de una manera sencilla para llevar a cualquier parte. El secreto es organizarse bien, animarse a entrar a la cocina y preparar raciones para congelar y tener listas cuando se necesiten. También dejar las comidas más elaboradas y complicadas para los fines de semana. Así podrás sentir tus comidas del trabajo más cercanas a casa, aprender un poco de cocina y convertirte experto en cocina para llevar.

También te puede interesar:

Fuente de imágenes:

  • http://sevilla.abc.es/
  • https://www.comedera.com/
  • http://www.gastronomiaenverso.es/

ViviendoSanos.com

Newsletter