Escrito por Tendenzias

Remedios caseros para talones agrietados

Los talones agrietados afectan a personas de todas las edades por igual y también de ambos sexos. Este problema es una señal de falta de cuidado de los pies y suele producirse por deshidratación o también por algún tipo de problema de salud.

Lo que sucede es que la capa externa de la piel se agrieta cuando se reseca mucho, llegando a causar mucho dolor si penetra en otras capas más profundas. Los talones soportan toda la carga del peso, por lo que es importante prestarles un poco de atención. Existen remedios caseros para los talones agrietados, así que no es necesario que acudamos al médico para tratárnoslos, y te los explicamos a continuación.

Remedios caseros para talones agrietados

Cuando la piel de los talones no se hidrata correctamente, esta comienza a deshidratarse, resecándose hasta el punto de agrietas la piel con severidad. En algunas ocasiones este problema puede deberse también a una deficiencia de ácidos grasos omega 3 y de zinc.

Remedios-caseros-para-talones-agrietados

En cualquier caso, los talones agrietados no deberían tratarse únicamente como un problema estético. Debemos tratarlos seriamente para mantener una buena salud general, tanto por dentro como por fuera de nuestro cuerpo. Resulta bastante desagradable y además puede causar dolor a la persona que lo padece. Por este motivo, para evitar que se convierta en algo más grave, te dejamos aquí unos remedios caseros muy fáciles de preparar que te permitirán tener unos talones sanos y bien hidratados.

Remedio casero a base de limón y glicerina

Con este tratamiento podemos conseguir reblandecer la piel de los talones de una manera muy sencilla y eficaz. Esta combinación reduce de un modo muy significativo la sequedad de esta parte del cuerpo tan importante. Para preparar nuestro remedio casero debemos utilizar algún tipo de recipiente grande que tengamos por la cocina de casa y verter en él abundante cantidad de agua. Añadiremos a esta sal gruesa, glicerina, el jugo de un limón y un poco de agua de rosas.

Una vez que hemos mezclado todo, podemos sumergir nuestros pies durante 20 minutos aproximadamente. A continuación secaremos los talones y utilizaremos una piedra pómez para ablandar y extraer la piel reseca de estos, lo que nos ayudará a ir eliminando las durezas progresivamente.

El siguiente paso consiste en preparar una pequeña mezcla de jugo de limón, agua de rosas y glicerina, que aplicaremos de forma directa sobre la piel de los talones. Nos pondremos encima unos calcetines y dejaremos que actúe durante toda la noche.

Es conveniente repetir este tratamiento durante varios días seguidos para que el resultado sea mejor. Es además una manera excelente de relajarnos en casa.

Remedio a base de aceites saludables

Cuando el motivo de este estado de sequedad en los talones es la falta de hidratación, otra solución tremendamente eficaz para ello es el uso de aceites vegetales esenciales que nutrirán nuestra piel dejándola tersa y firme.

Remedios-caseros-para-talones-agrietados

Para preparar este remedio casero utilizaremos una cantidad de aceite coco abundante, aunque también nos sirve el aceite de oliva, y con ella hidrataremos la piel reseca de los talones en profundidad.

Cuando lo hayamos aplicado, nos pondremos unos calcetines de algodón durante toda la noche para que el aceite pueda penetrar y actuar en la piel mientras dormimos. A la mañana siguiente nos lavaremos los pies y repetiremos la operación durante varios días seguidos.

Remedio a base de plátano y aguacate

En esta ocasión prepararemos una mascarilla de plátano y aguacate para la hidratación de los talones y mejorar así su apariencia y estado.

Este remedio es muy sencillo de preparar y bastará con que hagamos una mezcla de un plátano y un aguacate maduros. Una vez obtenida esta la aplicaremos sobre la piel de los talones, dejándola aplicar durante aproximadamente unos treinta minutos. Después enjuagaremos con abundante agua.

Remedio a base de vaselina y zumo de limón

Otro remedio fácil de preparar que te proponemos es la combinación de vaselina y zumo de limón. Estos dos productos actúan en gran profundidad sobre la piel de los talones, haciendo que se ablanden las durezas y reduciendo así este feo problema que afecta a tantas personas en la actualidad.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Para que este remedio tenga efecto, primero introduciremos los piel en agua caliente con sal durante uno 15 o 20 minutos, aproximadamente. Cuando haya transcurrido este tiempo secaremos bien los pies y luego nos untaremos los talones con una mezcla a base de vaselina y una cucharada de zumo de limón.

Nos colocaremos unos calcetines de algodón y como en los casos anteriores, dejaremos actuar toda la noche.

Remedio casero con parafina

Este tratamiento natural se utilizada cuando las grietas de los talones son más profundas llegando a ocasionar dolor y molestias.

Remedios-caseros-para-talones-agrietados

Para la mezcla utilizaremos una pequeña cantidad de cera de parafina con un poco de aceite de coco o de mostaza, y lo calentaremos al baño María. Cuando esté todo bien mezclado lo dejamos enfriar. Una vez que esté tibia, colocaremos la mezcla sobre los talones y nos pondremos unos calcetines para que actúa toda la noche.

Remedio casero con miel

La miel es un producto que tiene muchos beneficios para la piel, ya que permite hidratarla y suavizarla de manera eficaz. Para este remedio mezclaremos una taza de miel en un cubo con agua tibia. Sumergimos los pies durante unos 20 minutos y masajeamos.

Remedio casero con harina de arroz

Con la harina de arroz podemos preparar una estupenda mascarilla exfoliante, que ablandará la piel de los talones, reducirá las durezas y mejorará considerablemente el problema.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Prepararemos una mezcla utilizando un par de cucharadas de harina de arroz, vinagre de miel y sidra de manzana. Sumergimos los pies en agua tibia durante unos 20 minutos y después aplicamos la pasta exfoliante realizando masajes circulares para que penetre bien. Otra alternativa similar es utilizar avena en polvo mezclada con aceite de jojoba. Dejándola actuar durante 10 minutos y retirando con agua tibia.

Es importante recordar que no debemos esperar a tener los talones completamente agrietados. La hidratación de esta parte del cuerpo es algo que debemos realizar de manera regular.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • medicinanatural.com/
  • www.bezzia.com/
  • www.lavidalucida.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter