Escrito por Tendenzias

Remedios Caseros para la alergia

En una entrada anterior os he hablado de las que son pruebas de la alergia de la primavera, pero al margen de someternos a una serie de pruebas para averiguar de donde proviene nuestra alergia cuando llega el buen tiempo, podemos enumerar una serie de remedios caseros que nos ayuden a tratarla, y en parte a evitarla en cuanto aparecen los primeros síntomas. En Viviendo Sanos os damos ahora los mejores  Remedios Caseros para la alergia de primavera.

remedios-caseros-para-la-alergia-de-primavera

Enfrentarse a las alergias en primavera

remedios-caseros-para-la-alergia-de-primavera-infusion

La llegada de la primavera supone para muchas personas el poder disfrutar del buen tiempo aunque para otras el hecho de los árboles y flores liberen polen es realmente una molestia traducida en una alergia sólo soportable gracias a medicamentos como los antihistamínicos.

De todos modos podemos encontrar al margen de los medicamentos para las alergias que tomamos con prescripción médicos, otros que nos permitan poder aliviar los síntomas e incluso evitarla.

Por ejemplo tomar infusión de laurel o de ortiga puede ayudarnos a reducir la inflamación que suele aparecer con las alergias de primavera. Lo mejor es tomar un par o tres de tazas al día.

Si te preparas una infusión con hojas de manzanilla y respiras su vapor durante cinco minutos podrás alivar la congestión nasal provocada por el polen, algo que también puede ser aliviado aspirando el olor de una cebolla.

También debes estar “cargado de defensas” por lo que cuando llegue la primavera aumenta la ingesta de vitamina C tomando zumos, frutas cítricas, té verde o blanco o infusiones de eucalipto.

 Remedios Caseros para la alergia de primavera

remedios-caseros-para-la-alergia-de-primavera-casa

Al margen de los remedios naturales que acabo de daros de modo que puedas aliviar los síntomas de la alergia no olvides que existen otros remedios caseros y eficaces para evitar que nuestras molestias aumenten y que son:

  • Durante el día evita tener las ventanas de casa abiertas y de este modo el polen no entrará de modo que no puedas respirarlo.
  • Cuando salgas a la calle procura tapar las vias nasales (con un pañuelo o mascarilla), y colocate unas gafas de sol para proteger los ojos.
  • Utiliza un aire acondicionado que tenga un filtro anti polen y procura que la casa esté siempre limpia y libre de cualquier tipo de acumulación de polvo.

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos