Escrito por Tendenzias

Aceite de semillas de Uva: Las semillas de uva contra el cáncer

Se dice que algunos alimentos, son capaces de actuar o reducir el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer, y uno de los que más se habla actualmente es el de las semillas de las uvas, de las que varios estudios aseguran que serviría para la prevención de cáncer, en concreto, el de color. A continuación os hablamos, del Aceite de semillas de Uva: Las semillas de uva contra el cáncer.

Aceite de semillas de Uva: Las semillas de uva contra el cáncer

Para los pacientes que se enfrentan a un diagnóstico de cáncer que amenaza su vida, el tratamiento recomendado puede ser a menudo potencialmente perjudiciales para la salud de igual modo a la enfermedad misma.

Por ello para muchos de estos pacientes, la investigación científica muestra que algunos tratamientos naturales pueden ser eficaces o recomendables.

Las semillas de uva contra el cáncer

Es el caso del extracto de semilla de uva del que se dice que podría ser la clave para frenar el crecimiento de las células cancerosas.

Con ello no decimos que sean un sustitutivo de tratamientos médicos como la radioterapia o la quimioterapia, pero sí que pueden ser probados, sin riesgo a que se empeore en la enfermedad.

De este modo, en los últimos años, varios estudios han investigado la relación entre el extracto de semilla de uva (GSE) y el cáncer, y los resultados son emocionantes.

Las uvas contienen componentes que hacen que sean aptas para prevenir el cáncer (no curarlo), de modo que se recomienda no solo en forma de vino, sino también como aceite.

Los beneficios de las semillas de uva

Pero ¿porqué las semillas de uva, en extracto de aceite o de manera directa, son capaces de actuar frente al cáncer?.

No se trata de algo milagroso, sino que en realidad, como otras muchas frutas y verduras, las plantas de uva cuentan con fitoquímicos que son los compuestos que combaten los cambios cancerosos en las células humanas.

Los fitoquímicos serán los compuestos que se encuentran en las plantas que ofrecen muchos beneficios para la salud de las personas no solo para prevenir el cáncer.

De este modo, si aumentamos la ingesta de frutas y verduras en nuestra dieta, junto a legumbres y frutos secos (que también cuentan con otras propiedades químicas), podemos evitar determinadas enfermedades, incluyendo algunos tipos de cáncer.

¿Porqué las semillas de uva actúan contra el cáncer?

Ya hemos dicho como las semillas de uva cuentan con esos fitoquímicos que evitan cambios cancerosos a lo largo de todas las etapas de crecimiento del tumor.

De modo que actúan desde su inicio hasta el crecimiento de la metástasis. Por ello, los fitoquímicos son más eficaces en la prevención de los cambios cancerosos cuando se consume en cantidades saludables durante largos períodos de tiempo.

Así, de repente el aumento del consumo de uvas después de un diagnóstico de cáncer es poco probable que cure el tumor, pero puede aumentar la inmunidad de una persona para combatir el cáncer de forma natural.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Componentes de las semillas de uva

Las semillas de uva contienen además un grupo de antioxidantes fitoquímicos conocidos como proantocianidinas.

Los investigadores creen que los beneficios contra el cáncer (en concreto el de colon), provienen de estas proantocianidinas, que contienen más poder antioxidante que las vitaminas C y E.

Además, otros estudios realizados sobre el cáncer han investigado que los cánceres que afectan a las células epiteliales, como el de colon, el de próstata, piel, mama y pulmón, pueden prevenirse si se consumen estas semillas.

Además, otro de los fitoquímicos que se encuentran en las uvas es el resveratrol, que aparece con más concentración en la piel de la uva de color oscuro.

Miles de estudios han demostrado los efectos anticancerígenos de resveratrol, que incluyen la reducción de la incidencia de tumores, lesiones precancerosas reducidos, y el bloqueo de varios compuestos biológicos que promueven el cáncer (como el COX-2).

Los efectos del aceite de semilla uva frente al cáncer

Junto a las semillas de uva y sus efectos contra el cáncer, tenemos además la opción de tomar (o incluso aplicar) el aceite de esas semillas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

De este modo, podremos decir que el aceite de semilla de uva ofrece beneficios para la salud, aunque no solo para prevenir el cáncer.

Diversos estudios aseguran además que el aceite de uva podría afectar a la inflamación y la resistencia a la insulina en mujeres con sobrepeso u obesidad. En el grupo de mujeres que consumieron aceite de semilla de uva, se redujo la resistencia mejorada a la insulina y la inflamación.

Los componentes del aceite de semilla de uva

Los beneficios del aceite de semilla de uva se deben principalmente a sus componentes, y aunque cuenta con lo antes señalado sobre las semillas de uva, tiene otros que son realmente variados en cuanto a los efectos que tienen sobre algunas enfermedades.

De este modo, podemos señalar que el aceite de semilla de uva se compone principalmente del ácido graso omega-6, el ácido linoleico (aproximadamente 70%, dependiendo de la variedad de uva), seguido del ácido oleico (17%) y el ácido palmítico (8%).

El aceite de semilla de uva contiene además altos niveles de taninos en comparación con otros aceites de semillas.

El aceite de semilla de uva también contiene gamma-tocotrienol, una forma de vitamina E con propiedades quimiopreventivas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

A todo esto cabe añadir que los residuos de la prensa en la producción del aceite de semilla de uva son entonces una fuente mucho más rica de polifenoles con una fuerte actividad antioxidante. Estos también son abundantes en las uvas rojas, jugo de uva negra, y el vino tinto.

Efectos relacionados con el cáncer de consumir aceite de semilla de uva

Además, el aceite de semilla de uva es una buena fuente de la forma gamma-tocotrienol de la vitamina E , que se ha demostrado que inhibe los pasos importantes en la metástasis en los dos receptores hormonales positivos ( ER + / PR + ) y el triple negativo ( ER- / PR- / HER2 ) en las células del cáncer de mama.

Además, la Gamma-tocotrienol también se ha encontrado para mejorar los efectos tóxicos de la Adriamicina en las células de cáncer de mama ER + / PR +.

A pesar de lo mencionado, no se recomienda tomar extracto de semilla de uva con fines de prevención o del tratamiento de cáncer de mama, sobre todo porque no se han establecido esos niveles seguros y eficaces de suplementación.

Además cuenta con antioxidantes tales como el beta-caroteno y vitamina C , que se asocian con un menor riesgo de cáncer cuando se consume como parte de los alimentos, aunque también se ha encontrado que pueden promover el crecimiento del cáncer cuando se toma en forma concentrada.

Por ello es recomendable el consumo equilibrado, y NUNCA creer que a pesar de sus beneficios, el aceite de semillas de uva va a evitar o curar un cáncer.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Cómo tomar el aceite de semillas de uva

Uno de los modos para tomar el aceite de uva será tomar una o dos cucharadas (de café), al día, mientras que otras personas lo aplican como aliño en las ensaladas o mezclado con la comida.

Artículo de interés:

PARA PROBLEMAS CARDÍACOS, LO MEJOR ES PREVENIR | SEMILLAS DE UVA

ViviendoSanos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos