UP

-     Escrito por gon

Soluciones prácticas para la retención de líquidos

El padecer retención de líquidos es un problema que puede aparecer como síntoma de algún tipo de dolencia como alteraciones cardiovasculares o hipertensión, existiendo varias soluciones para acabar con este malestar.

retención de líquidos

La retención de líquidos, por lo general, suele tener un origen de tipo hormonal y son más propensas a padecerlo las mujeres. Muchas veces tiene como origen el realizar dietas que no son adecuadas, ocasionando molestias como hinchazón y calambres.

El problema de la retención de líquido ocurre cuando el organismo no puede eliminar por sí mismo líquidos a través del sudor o la orina. Estas sustancias generan depósitos y acumulan el líquido en el cuerpo.

Existen diversos factores que pueden contribuir a padecer este tipo de problema, como por ejemplo una alimentación deficiente, exceso en el consumo de sal en las comidas, abuso en la ingesta de alcohol y también una dieta con falta de vitaminas, nutrientes y proteínas.

Hacer una vida sedentaria genera muchas veces la acumulación de líquidos máxime cuando se realiza un trabajo donde se debe estar muchas horas sentada.

Puede también ser indicio de algún problema más grave como problemas hepáticos, renales o cardíacos ya que habiendo algún tipo de desorden en estos órganos se acumulan en el cuerpo algunos deshechos que causan que los tejidos se inflamen.

Cuando se ha logrado identificar la causa de la retención de líquidos y siempre descartando que se trate de algo grave, puede tratarse el problema con remedios que a pesar de ser sencillos son sumamente efectivos.

Hacer ejercicios como correr, caminar, andar en bicicleta son actividades cardiovasculares que mejoran el trabajo de los riñones.

Si la acumulación de líquidos se localiza en las piernas debe descansarse extendiendo y elevándolas, por lo menos una hora por día.

Es fundamental el beber agua durante el día porque es la mejor forma de eliminar líquidos y toxinas, también pueden beberse zumos de frutas e infusiones y comenzar el día bebiendo un gran vaso de agua en ayunas.

Las infusiones de hierbas como el perejil, cola de caballo y pepino son muy efectivas como diuréticos naturales.

ViviendoSanos.com

Newsletter