Escrito por Tendenzias

Técnicas de relajación: cómo hacer origami

El Origami es la técnica que consiste en realizar todo tipos de figuras y modelos a partir de papel. Muchos lo entienden como una simple técnica artística aunque también se puede entender como un modo o método de relajación tal y como señalan estudios recientes. A continuación, Técnicas de relajación: cómo hacer origami.

tecnicas-relajacion-hacer-origami

Técnicas de relajación | Origami

tecnicas-de-relajacion-el-hacer-origami

Entre las muchas técnicas de relajación que nos podemos encontrar, en los últimos tiempos parece que el Origami, también conocido como papiroflexia, destaca como disciplina. 

Esta practica consiste en realizar todo tipo de figuras a partir de trozos de papel. Por ello algunos estudios que se han realizado con personas mayores, aseguran su beneficio para mantener “joven” el cerebro.

¿Porqué el Origami se recomienda como técnica de relajación?

El Origami, igual que hacer Sudokus por ejemplo, supone un reto para nuestra mente y a través de su practica podemos ser capaces de fortalecer el cerebro.

El hecho de lograr hacer por ejemplo un ave de papel o una casa con su relieve y todos sus detalles, suponen un desafío, y con ello que podamos beneficiar nuestra salud mental además de relajarnos.

De este modo, el Origami está considerada una de las mejores tareas o técnicas de relajación. Ya que además de estimular el cerebro y ayudar a que nos relajemos, desarrolla la coordinación entre manos y ojos.

Origami como terapia de salud

Además, el Origamo es una técnica manual que nos permite estimular la concentración mental y mantener activas las destrezas motoras, algo realmente necesario para las personas ancianas.

De hecho no solo se recomienda como terapia a personas que acusan estrés o que no se concentran porque no se relajan sino que también se recomienda como recuperación de lesiones o como parte del tratamiento para recuperarse por ejemplo, de un derrame cerebral.

Aplicar el Origami para la relajación

El Origami requiere no solo cierta concentración, sino que además estemos atentos a todas las instrucciones y pasos de cómo hacerlo.

Por ello nuestra mente se concentra en la figura que se debe crear, dejando de lado cualquier otra preocupación o pensamiento y haciendo que nos centremos en algo que a la largo nos relaja.

Cuando hacemos Origami nuestras manos comienzan a activarse y nuestro cerebro recibe los impulsos nerviosos necesarios para la concentración.

Además se activan las áreas tactiles, motoras y visuales del cerebro y a la vez se utiilizan, estimulando además nuestra imaginación y la comprensión tridimensional.

Una vez comenzamos a practicar Origami, nos damos cuenta que acaba siendo una “excusa” para olvidarnos de todo y lograr otro objetivo que a la vez nos relaja.

Cuando acabamos podemos sentir una especie de “satisfacción emocional”, al haber sido capaces de desarrollar y de crear algo, estimulando a la vez, unas capacidades que en realidad, son innatas.

Se concluye así como el Origami es realmente beneficioso para nuestra salud y cómo podemos lograr mejorar nuestra calidad de vida sencillamente, plegando papeles.

El origami como técnica de relajación para niños

Por otro lado, y al margen de que el Origami sirva para activar nuestro cerebro y relajarnos, se ha llegado a la conclusión de que es también recomendable para los niños.

Como ya he mencionado, el Origami requiere concentración y que sigamos cada paso al detalle, de modo que si la practica niños, estimularán su cerebro para luego atender mejor a las tareas escolares.

Son varios los estudios que relacionan el buen rendimiento académico con los alumnos que están más relajados gracias a técnicas como esta,  ya que consiguen no solo poder concentrarse mejor para estudiar, sino que además logran mejores resultados cuando hacen un exámen.

Cómo hacer origami

Si te ves estresado o deseas poder encontrar un método de relajación que realmente sea efectivo quizás debas probar realmente el Origami o la papiroflexia.

Puede que pienses que es una práctica demasiado complicada, pero lo cierto es que tan solo requiere un poco de atención y como no, tiempo y concentración para lograr hacer una figura.

Si somos “principiantes”, podemos comenzar a hacer cosas sencillas, que no requieren un gran esfuerzo pero que relajan igual.

Sigue todos los pasos, haz correctamente cada doblez indicada y seguro que te sorprenderás haciendo las figuras que os sugerimos y todas aquellas que te propongas una vez domines la técnica.

Cómo hacer Origami | Una flor

como-hacer-origami-una-flor

Uno de los primeros modelos que podemos intentar a hacer es por ejemplo una flor. De este modo, tan solo necesitarás una hoja de papel.

Luego deberás seguir los pasos que se indican en la imagen de arriba, y conseguirás hacer una bonita flor que para comenzar es de lo más sencilla.

Piensa que si no te sale bien a la primera (algo habitual), es cuestión de practica y de que te concentres y sigas todos los pasos tal y como se indican.

Cómo hacer Origami  | Un perro

como-hacer-origami-un-perro

Otra idea de cómo hacer Origami para ir aprendiendo paso a paso , es la de hacer un perro y quizás este te resulte incluso más sencillo.

Seguro que alguna vez habrás intentado hacer un perro como el de la foto con tus hijos. Puedes de hecho, hacer varios animales siguiendo pasos muy parecidos a estos.

A veces se necesitan varias hojas, como el modelo que os hemos mostrado. Tan solo debes doblar cada hoja como se indica en la imagen y verás como logras acabar un bonito perro con su cabeza y todo su cuerpo.

Cómo hacer Origami | Una casa

como-hacer-origami-una-casa

Para hacer una casa, quizás puedes practicar distintos modelos aunque nosotros os sugerimos el de la imagen que es bastante sencillo de conseguir.

El Origami es una tecnica que relaja, pero que a la vez requiere de toda nuestra atención. Incluso cuando se trata de hacer una casa como esta.

El modelo que hemos elegido es realmente sencillo y se puede elaborar con una sola hoja, otras en cambio necesita de dos hojas, una para la parte del techo y otra para el resto de la casa. Pero eso ya requiere mucha más practica.

Artículo de interés:

RELAJACION GUIADA

ViviendoSanos.com

Newsletter