Escrito por Tendenzias

El aceite de chía | Beneficios, propiedades y recetas

Mantener el cuerpo sano requiere de un equilibrio adecuado entre el estilo de vida y la relación con la naturaleza. Solo así nuestro cuerpo puede resistir el estrés, la mala alimentación, enfermedades y demás factores que lo deterioran. Por ello, vamos a descubrir el aceite de chía: beneficios, propiedades y recetas y vamos a enseñarte a preparar dichas recetas para mantenerte en forma.

El aceite de chía

El-aceite-de-chía-Beneficios-propiedades-recetas

El aceite de chía proviene de las semillas de la planta que tiene el mismo nombre o también conocida como Salvia Hispana. Es un aceite de origen vegetal que protege el corazón y la salud cardiovascular gracias a su contenido de Omega 3. De igual manera, ayuda a reducir y controlar el colesterol y aporta un buen efecto antioxidante al cuerpo.

Las semillas de chía con las que se produce el aceite tienen una historia interesante. Provienen de América Central y los mayas fueron quienes supieron usarlas por primera vez, ya que estas semillas formaban parte de los componentes con que elaboraban sus comidas los mayas. También pasaban a ser la ofrenda a los dioses para dar gracias por las cosechas.

El descubrimiento medicinal en gran medida fue por los aztecas, quienes empleaban las semillas de chía para preparar diversas medicinas naturales, especialmente para los guerreros. Posteriormente, la planta de chía desapareció durante un tiempo debido a la conquista de América: los campos fueron quemados por diversos motivos, entre ellos el sacrilegio.

Posteriormente, la chía fue apareciendo poco a poco en diversas partes de América, entre ellas Bolivia, Argentina, México y Guatemala. A partir de ese momento, el aceite de chía volvió a emplearse con varios propósitos, además de los medicinales.

Beneficios del aceite de chía

El-aceite-de-chía-Beneficios-propiedades-recetas

Consumir el aceite de Chía brinda numerosos beneficios para la salud, entre ellos:

  • Ofrece efectos antioxidantes al cuerpo: ante las inflamaciones, virus, tumores y demás, estamos mucho más protegidos al consumir este aceite.
  • Fortalece el sistema inmunológico y lo ayuda a reponerse.
  • Cuida el sistema cardiovascular de apoplejías y diversos problemas arteriales.
  • No contiene gluten, por lo que es apto para el consumo para personas celíacas.
  • Especialmente recomendado para prevenir la osteoporosis y recomendable durante el embarazo, gracias a su alto contenido en calcio, potasio, magnesio, hierro, zinc y fósforo.
  • Ayuda en el proceso de absorción de las vitaminas A-D-E-K.
  • Regula los niveles de glucosa y colesterol y, al mismo tiempo, aporta fibra soluble.

Propiedades del aceite de chía

El aceite de Chía aporta vitamina B al cuerpo. Esto ayuda a mantener la salud cardiovascular al contrarrestar los efectos de la homocisteina, que provoca placas en las paredes de los vasos sanguíneos.

  • Es rico en calcio, hierro, fibra dietética soluble y antioxidantes. Una sola semilla de Chía dispone de 714 mg de calcio y en la leche solo podemos encontrar 125 mg.
  • Contiene magnesio, hierro, zinc y fósforo.
  • Es rico en Omega 3 y, por lo tanto, ayuda a prevenir y controlar enfermedades como la hipertensión, diabetes, enfermedades cardíacas, cardiovasculares. También ayuda a reducir notablemente los niveles de colesterol en sangre.

Recetas con aceite de chía

Intenta probar alguna de estas recetas con aceite de chía para que planifiques un menú totalmente saludable en pro de tu bienestar.

Pudin de Chía

Esta receta incluye tanto el aceite como las semillas de chía. Al poner en remojo durante toda la noche las semillas con un poco de aceite de chía se va formando una textura similar a la que tiene la tapioca. La mezcla que resulta es muy parecida al pudín. Puedes añadirle también canela y frutos secos como las almendras, nueces o avellanas en la superficie. Para que comiences a preparar un pudín de chía solo necesitarás:

  • 1/3 taza de semillas mezclado con 2 cucharadas de aceite de cchía
  • 2 cucharadas de miel (puedes emplear más si lo deseas)
  • 1 taza de leche de coco
  • ¼ de cucharada de sal de mar o del Himalaya
  • ½ cucharada de vainilla a tu gusto

Preparación:

Primero, mide la cantidad de semillas, el aceite, la miel, la leche de coco y la vainilla para poder proceder a preparar la mezcla. Luego, deja que la mezcla se enfríe alrededor de 30 minutos o, si lo prefieres, durante toda la noche para que las semillas de chía ganen consistencia, gracias a la humedad, y dicha mezcla se torne similar al pudín.

Puedes servirlo en una taza o vaso, a tu gusto, e incluso puedes añadir en la parte superior los frutos secos que más te gusten.

Snacks o bocados para llevar

Las famosas barras de frutos secos con aceite y semilla de chía pueden ser una opción ideal para llevar en tu bolso de camino al trabajo o a donde quiera que vayas. Puedes comprarlas en tiendas veganas o de productos naturales.

Su preparación es muy sencilla: solo debes mezclar los frutos secos que quieras en un bol junto a un poco de aceite de chía y de miel. Luego debes colocar la mezcla en una bandeja y meterla en el horno de 15 a 30 minutos. Al retirar del horno espera que se enfríe y corta los trozos en forma de barras, empaqueta en bolsas o papel film y llévalas contigo.

Batidos

El aceite de chía es conocido por dar energía y vigor. Pon de 2 a 3 cucharadas de aceite de chía en tus batidos energéticos verdes después del entrenamiento y los beneficios que obtendrás serán sorprendentes. De hecho, puedes mezclar el aceite de chía para preparar zumos con pepino, hojas verdes como el perejil y la espinaca, junto al sésamo e, incluso, junto a tu bebida proteínica diaria y en zumos de piña, melón, kiwi, fresa y más.

Mermelada de chía

El-aceite-de-chía-Beneficios-propiedades-recetas

Una mermelada casera a base de aceite y semillas de chía será el complemento perfecto para una merienda. Puedes mezclar 2 cucharadas de aceite de chía más una taza de semillas de chía junto a moras, fresas, melocotones o la fruta que prefieras para hacer una mezcla para untar. Puedes servirla fría o a temperatura ambiente y untar un poco sobre tostadas o comerla sola.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

  • http://www.ibelgrano.com.ar/
  • http://dmtienda.com/
  • https://static.betazeta.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter