Escrito por Tendenzias

Feng Shui positivo vs Feng Shui negativo

“La energía que altera la salud, según el Feng Shui”

El Chi, o la energía vital que todo lo inunda y compone, según las culturas orientales, que nos enseñan su importancia para nuestra salud, ya que representa nuestra esencia vital o la chispa de nuestra vida.

Existen diversos tipos de chi, y por supuestos como todo en la vida tiene su lado bueno y malo, para los orientales “Yin-Yang” (los opuestos complementarios), así en lo que respecta a esta energía, su contraparte recibe el nombre de “Sha Chi” o energía perversa para los chinos.

Desde el Feng Shui, se buscan las curas o formas para manejar o evitar que esta energía negativa ala salud, nos afecte desde el concepto del estancamiento de la misma en las distintas áreas que componen nuestro hábitat.

Así como un ejemplo se manifiesta en las aguas estancadas, donde anida el sha y perjudica la evolución del hogar, también las corrientes de aire forman parte del Sha Chi, algo que explica la medicina china en cuanto a la manifestación de las enfermedades, considerando a esta como energía perversa o patógena, que provoca los desequilibrios energéticos en los meridianos, llevándonos a la enfermedad.

Uno de los consejos mas característicos de este arte es evitar el enfrentamiento de las puertas y las ventanas, ya que representa corredores de circulación de esta energía incrementándola, transformando así al Chi en Sha, que a su paso afecta nuestro campo energético y con ello nuestra salud.

Los remedios se basan en plantas, biombos, campanillas o carillones, para detener o disminuir su circulación para evitar sus efectos nocivos.

Continuará.

Image: Flickr

ViviendoSanos.com

Newsletter