Escrito por Tendenzias

Rutina para una vida saludable

Las actividades del día a día pueden producir bastante desgaste físico y mental si no tomas las medidas necesarias para proteger tu organismo y garantizar su bienestar. Quizás hayas escuchado en varias ocasiones que una buena alimentación, sumada a la realización de ejercicio físico moderado es lo ideal para tener una vida completamente sana y activa. Eso sí, iniciar el proceso es un poco complicado para quienes trabajan muchas horas o tienen problemas de salud.

Por eso es importante seguir unas pautas que lleven a una rutina para conseguir una vida saludable y ser constante. Son pequeños gestos en muchos casos, que no suponen prácticamente ningún esfuerzo y desembocarán en mayor bienestar y mejor salud.

Rutina para una vida saludable

rutina-para-una-vida-saludable

Para comenzar a construir tu rutina para una vida saludable tienes que tener en cuenta que el equilibrio es muy importante. Se basa en tres aspectos fundamentales: la alimentación equilibrada, el entrenamiento físico y el descanso. Si detectas que a alguno de ellos no le estás prestando la atención debida, debes hacer hincapié en su mejora para optimizar tu estilo de vida. Aquí tienes algunos consejos y trucos para que mejores estos tres aspectos, que te resultarán muy útiles si no sabes por dónde empezar.

Haz de nuevo la lista de la compra

Ir al supermercado puede ser una gran tentación. Incluso aunque lleves hecha la lista de la compra, ya que puedes pensar que te puedes dar dos o tres caprichos y meter en ella productos poco saludables y chucherías. Lo primero que tienes que hacer es modificar esta lista y procurar que en ella abunden sobre todo los alimentos frescos: verduras, frutas, legumbres… No te olvides de las carnes blancas, como el pollo, ni del pescado. Procura evitar cualquier alimento procesado, como platos precocinados, embutidos o fritos.

Mejora tus habilidades culinarias

Para equilibrar tu alimentación es básico aprender a cocinar. No es complicado, y además de poder comer más sano podrás varias tu alimentación, lo que rebajará el grado de aburrimiento a la hora de comer.  Aprende a cocinar al vapor, al horno, a la plancha… De esta forma conseguirás dejar de lado los productos procesados, los congelados y la comida rápida.

Bebe mucha agua

rutina-para-una-vida-saludable

Beber agua con frecuencia cada día te ayudará a mejorar tu salud. Se recomienda ingerir unos ocho vasos de agua al día. Esto no quiere decir que tengas que renunciar por completo a las bebidas azucaradas o gaseosas, a no ser que las tengas prohibidas por un problema de salud. Pero es recomendable que su consumo sea muy esporádico.

Aprende a amar las verduras

El consumo de verduras y también de frutas es la base de una alimentación y una vida saludable. En muchos casos se consumen menos de las que se consideras necesarias, bien porque no se saben cocinar o porque no nos gustan, pero es recomendable consumir varias piezas a diario. Son una importante fuente, en función de la variedad que se trate, de vitaminas, minerales y fibra.

Haz ejercicio

rutina-para-una-vida-saludable

Si tienes mucho trabajo por hacer a diario, tienes hijos pequeños o estudias muchas horas, procura dejar un rato libre para hacer ejercicio cada día. No es necesario invertir mucho tiempo en ello, para empezar bastará con un cuarto de hora, que puedes ir aumentando si te apetece y tienes más tiempo. Puedes hacer ejercicios para mejorar la función cardiovascular, carrera suave, baile, etc.

Di adiós al sedentarismo

Busca nuevas rutinas para estar más activo cada día. Si tu trabajo no queda lejos, prueba a ir caminando o en bicicleta. Te sentirás mejor y, sólo con este gesto, reducirás de manera importante tu grado de sedentarismo.

Pon a dormir el estrés

Para conseguir una vida sana, reducir el estrés diario es un requisito indispensable. Muchos no saben cómo conseguirlo, pues el trabajo, los estudios o las tareas cotidianas pueden llegar a desequilibrar la paz mental de cualquiera. El estrés ocasiona cansancio extremo y crónico, así como diversas enfermedades y achaques. Tampoco te permite ser feliz ni disfrutar de la vida. Intenta relajarte con técnicas como la aromaterapia o la meditación.

Duerme como un bebé

Si te cuesta dormir, o no consigues alcanzar un sueño de calidad, es hora de que empieces a trabajar para conseguirlo. El descanso es necesario para que tu organismo pueda funcionar adecuadamente. Para ello puedes seguir unas sencillas pautas que faciliten el descanso y la relajación, y conduzcan a un sueño de calidad y tranquilo de entre 7 y 8 horas. Para empezar cuida la temperatura de tu habitación. Es recomendable que esté entre los 19 y los 25 grados, y evita utilizar dispositivos electrónicos antes de dormir, además de ver la televisión. De otra forma, no sólo puede costarte conciliar el sueño, sino que puede que se interrumpa varias veces durante la noche y no sea muy profundo.

Evita los azúcares y la sal

El exceso de azúcar y de sal contribuye a la obesidad y a la hipertensión arterial, por lo que has de tener cuidado con ambos ingredientes en la alimentación para mejorar tu salud. En muchos casos, el abuso del azúcar también puede desembocar en un nivel elevado de azúcar en sangre o en diabetes. Es conveniente eliminarlos o sustituirlos. En el caso del azúcar, puedes utilizar para endulzar en su lugar miel o stevia. Además, puedes utilizar hierbas y especias para dar más sabor a los platos en lugar de grandes cantidades de sal. Sí se puede utilizar una pequeña cantidad de sal para condimentarlos, pero sin pasarse. Además, es conveniente fijarse en las etiquetas de los alimentos que compres, no sólo para conocer sus ingredientes, sino también para ver qué cantidades de azúcar y sal contienen.

También te puede interesar:

Fuentes de imágenes:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • http://statics.elsol.com.ar/
  • http://sumedico.com/
  • http://cdn.cutypaste.com/

ViviendoSanos.com

Newsletter