BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas
Escrito por

Remedios para el Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa que, a día de hoy, no tiene cura. Se caracteriza por la pérdida de funciones cognitivas, como la memoria o la atención, y por trastornos conductuales. Afecta sobre todo a personas mayores de 65 años. Existen, no obstante, formas de prevenir esta enfermedad, basadas principalmente en mantener el cerebro activo. En este artículo te explicamos algunos remedios para el Alzheimer como medida preventiva.

Cómo prevenir naturalmente el Alzheimer

Con bastante frecuencia, aquellas personas que padecen Alzheimer han tenido familiares que también lo sufrieron. Por tanto, parece ser que el factor genético es muy importante a la hora de desarrollarse esta enfermedad. Existen una serie de medidas preventivas que podemos llevar a cabo para posponer el desarrollo de la enfermedad. Hacen referencia al estilo de vida que llevamos, lo que incluye la dieta, el ejercicio físico y las actividades cognitivas que permiten la estimulación del cerebro.

remedios-para-el-alzheimer-arboles

El primer factor es la alimentación. Aunque no hay estudios que hagan una relación directa entre la alimentación y el Alzheimer, sí sabemos que llevar una dieta saludable beneficia a todo el organismo y, por tanto, beneficia también al cerebro. Somos lo que comemos, por ello, el tipo de nutrientes que ingerimos son el alimento del que dispone el cerebro para desarrollar sus funciones. A continuación, citamos algunos ejemplos:

  • Incluir grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas en nuestra dieta resulta muy beneficioso. Podemos encontrar las primeras en los frutos secos, en el aguacate o las aceitunas. Las segundas, como el omega 3, las encontramos en el atún, el salmón, las sardinas y los vegetales con hojas de color verde oscuro.
  • La vitamina E y la vitamina B12 son también muy importantes. Tanto si llevamos una alimentación carnívora como si no, se recomienda tomar esta última en forma de suplemento. Esto se debe a que los animales que comemos no viven pastando libremente, por lo que tampoco ingieren la vitamina B12, que se encuentra en la tierra de forma natural.
  • Se recomienda evitar las grasas saturadas presentes en las carnes rojas, los derivados lácteos y toda la bollería industrial, incluyendo los chocolates y las galletas y practicar ejercicio regularmente.

Otras medidas preventivas relativas a las funciones cognitivas son:

  • Hablar idiomas.
  • Leer y estudiar.
  • Tocar instrumentos.
  • Realizar juegos intelectuales.

Remedios para el Alzheimer

Puesto que no existe una forma de saber si alguien padecerá Alzheimer, lo mejor que podemos hacer para alargar la buena salud de nuestras funciones cognitivas es prevenir. Además de las medidas recomendadas anteriormente, hay una serie de remedios para el Alzheimer que podemos poner en práctica.

remedios-para-el-alzheimer-anciana

El diagnóstico precoz de la enfermedad puede permitirnos mejorar la calidad de vida del paciente, aunque no evita la evolución de esta. No obstante, los remedios que ayudan a ralentizar el proceso son los que detallamos a continuación.

Alimentos ricos en minerales y vitaminas

Como ya decíamos en el apartado anterior, la alimentación que llevamos es fundamental para mantener una buena salud. No se trata únicamente de no padecer sobrepeso u obesidad, puesto que los alimentos también degeneran nuestro interior. Tanto las arterias como los órganos vitales, incluyendo el cerebro, se nutren de los alimentos que ingerimos.

Los siguientes alimentos previenen la degeneración celular y mantienen altos niveles de vitalidad durante más tiempo:

  • Frutos secos.
  • Germinados: de lentejas, de alfalfa, de brócoli…
  • Semillas: sésamo, chía, calabaza…
  • Germen de trigo.
  • Aguacate.
  • Aceite de lino.

Ginseng hindú

El ginseng hindú, también llamado Whitana somnífera o ashwagandha, es una planta que posee una infinidad de propiedades. Ayuda a prevenir distintas enfermedades relaciones con la degeneración neuronal y las funciones cognitivas, como la demencia y el Alzheimer. Puede consumirse en polvo, utilizando la raíz para infusiones o como extracto seco.

Ginkbo Biloba

El Ginkbo Biloba es un remedio natural que permite la oxigenación del cerebro y de las extremidades. Es una planta que favorece la circulación del cerebro, mejorando las capacidades mentales, como la memoria o la concentración. Podemos consumirlo en forma de extracto, pero no se recomienda tomarlo de manera regular. Lo ideal es hacerlo cuando notemos que tenemos problemas de concentración o nos cuesta retener información. Así evitaremos que el cerebro se acostumbre.

Coenzima Q10

Esta coenzima permite la transformación de la energía que llega a las células vivas, además de aportarles energía. Aumenta también la longevidad de estas ya que retrasa el envejecimiento. Tiene un alto poder antioxidante capaz de neutralizar los radicales libres. Esta coenzima podemos encontrarla en la col, las espinacas y los frutos secos. También es posible consumirla como suplemento durante al menos tres meses.

Romero

Aunque en nuestra cultura el romero únicamente se utiliza para aromatizar y dar sabor a los alimentos, esta planta tiene otras propiedades beneficiosas. El romero o Rosmarinus officinalis es también un excelente antioxidante. Evita que los radicales libres dañen los neurotransmisores del cerebro. En la antigua Grecia se utilizaba para mejorar la memoria, aunque ya se utilizaba mucho antes de esta época. Si sufrimos de hipertensión arterial debemos consultar antes con un médico.

remedios-para-el-alzheimer-romero

Evitar los metales pesados

La acumulación de metales pesados en el cerebro es una de las causas por las que se desarrolla el Alzheimer. Así lo han demostrado diversos estudios, por tanto, debemos adoptar las siguientes medidas preventivas para evitar esta acumulación:

  • Busca alimentos orgánicos o ecológicos, libres de pesticidas.
  • Limita el uso de pescados como el salmón o el atún, ya que contienen mucho mercurio.
  • Evita el contacto con las bombillas de bajo consumo cuando se rompan o con los termómetros antiguos de mercurio.
  • No usar papel de aluminio para tapar alimentos.
  • No cocinar empleando utensilios de aluminio, es mejor usar cerámica, hierro fundido, acero inoxidable o cristal.

También te puede interesar:

Fuente de imágenes:

  • www.los-nogales.es/
  • saludable.guru/
  • tlvz.com/
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos